ESCÁNDALO
03/03
El chofer de Lunghi y la esposa del Secretario de Salud: denuncian que Tandil tuvo su propio "Vacunatorio VIP"
El Frente de Todos de ese distrito sostuvo que estas dos personas no forman parte de los grupos de riesgos ni son personal esencial para ser priorizados en la campaña de vacunación. El titular de la cartera sanitaria local, Pablo Díaz Cisneros, rechazó las acusaciones y sostuvo que las dos personas señaladas se desempeñan en el área.
El escándalo del "Vacunatorio VIP" a nivel nacional, y su derivación provincial con las personas que reciben la vacuna sin ser personal de salud sigue dando coletazos. Esta vez, el tema retumbó en el municipio de Tandil.

El Frente de Todos local emitió un comunicado denunciando que hubo personas que integran la gestión del intendente Lunghi que fueron inoculados, pero que no formaban parte del personal escencial ni dentro de los grupos de riesgo.

La denuncia del peronismo apunta contra Patricia Rizzardi, coordinadora de la Casa de Abrigo Municipal Martha Pelloni y esposa del secretario de Salud municipal, Pablo Díaz Cisneros, y Roberto Pérez, al que señalaron como chofer de Lunghi. "No son personal de salud, ni docentes, ni policías, ni bomberos, ni mayores de 60, ni menores de 60 con comorbilidades preexistentes", sostuvieron.

Luego, afirmaron que Rizzardi y Pérez "se vacunaron sin turno" y que "en los registros de aplicación de las dosis" consta que fueron vacunados como "Personal Salud-UCI", es decir que fueron "registrados como personal de Terapia Intensiva". Según denunciaron "inventan una categoría que no existe en el sistema diciendo que ambos son "enlaces" con el sistema de salud." "Le robaron la vacuna a personas esenciales del sistema de salud", señalaron.
 


En ese sentido, consideraron que Lunghi debió haber seguido el ejemplo del presidente Alberto Fernández con el ex ministro Ginés González García, y "apartar de sus funciones a Roberto Perez, Patricia Rizzardi y al Dr. Pablo Díaz Cisneros"

"Acá no puede haber grieta posible, esto no es River/Boca ni radicales/peronistas; esto es la salud y la vida de nuestros vecinos y vecinas y el desafío inédito de llevar con éxito esta campaña histórica que es la única cura contra el coronavirus", cerró el comunicado divulgado por el concejal Rogelio Iparaguirre..

Díaz Cisneros por su parte emitió un comunicado defendiendose de las acusaciones, explicando que  "al 28 de febrero de este año, se aplicaron en el Vacunatorio un total de 2556 dosis de la Sputnik V. Este total incluye 971 personas con la primera y segunda dosis".

"Del total de personas vacunadas por el Sistema Integrado de Salud Pública de Tandil, se ha cuestionado públicamente a 3 personas", protestó.

Según señaló el Secretario de Salud, justificó la vacunación de Pérez, señalando que "es una persona que además de desempeñarse en la Secretaría Privada del Intendente, es un enlace entre esa dependencia y el Sistema Integrado sanitario". "Por consiguiente, se lo ha considerado personal de salud", sostuvo.

En el caso de su esposa, Díaz Cisneros señaló que se desempeña en la Casa de Abrigo y "sus funciones incluyen frecuentemente el acompañamiento presencial a víctimas de violencia de género y sus familiares" a las guardias de los Hospitales "Ramón Santamarina" y "Dr. Debilio Blanco Villegas". 

"El Sistema Integrado de Salud Pública ha vacunado a la totalidad de las personas en el Vacunatorio en un marco de absoluta transparencia. No hay ningún funcionario político de cualquier otra área municipal que no sea de Salud que haya sido vacunado, con la excepción de Pérez y Rizzardi, relacionados ambos como se menciona con el sistema público de salud. Es así que funcionarios políticos que integran grupos de riesgo continúan aguardando por su turno, del mismo modo que cualquier ciudadano", señaló.

Finalmente, afirmó que tienen los listados "de todas las personas vacunadas" y que los ponen "a disposición de la investigación que ha anunciado el gobierno provincial"