NOTA DE TAPA
02/03
Kicillof sueña con el bronce a través del Proyecto Cannabis
Con la ley que busca regular la explotación de la planta de marihuana para fines medicinales, el Gobierno bonaerense pretende abrir una puerta a nuevas oportunidades para los distritos y aventura un fuerte impacto económico para la Provincia
“Será incentivo para la reactivación económica en todo el territorio de la Provincia”. Esta es una de las frases del extenso texto que acompaña al proyecto de ley que elaboró el Ejecutivo para reglar el cultivo de marihuana con fines medicinales en el territorio bonaerense. El propósito sanitario no es el único objetivo de avanzar hacia una industria que, si bien está en sus primeros pasos, promete un enorme potencial. 

En el Gobierno advierten que la producción de cannabis medicinal abre oportunidades para nuevas fuentes de trabajo, investigación y desarrollo agropecuario e industrial. En contraposición a los efectos nocivos que puede ocasionar la marihuana mal utilizada se descubren cada vez más cualidades benéficas, que van desde efectivos tratamientos médicos a la producción de cosméticos y otros derivados. Si hasta hay pruebas de vinos con componentes cannábicos. 

Varias provincias han avanzado en incentivar la siembra de la planta de las hojas imparipinnadas, y Buenos Aires no quiere quedarse atrás. Acelerar la producción de aceite de cannabis Sativa implicaría facilitar el mercado para aquellas personas que lo requieren para sus tratamientos, pero, a la vez, busca generar oportunidades económicas para los municipios. Algunos ven cada vez más similar el verde de la marihuana con el verde dólar. 

El proyecto les abre las puertas a todos los distritos de la Provincia para que puedan ingresar en la cadena. Muchos han avanzado en ordenanzas de regulación. Algunos, como General La Madrid, ya tienen hasta el invernadero preparado para iniciar la siembra ni bien se consigan todos los permisos pertinentes. El intendente de ese distrito, Martín Randazzo (Juntos por el Cambio), destacó que el proyecto bonaerense “es muy bueno, y lo apoyamos totalmente”. 

“Lo he hablado con representantes de diferentes ministerios y me parece muy bueno hacia dónde apunta. Es un proyecto para apoyar, aprobar, y para empezar a transitar un profundo cambio que podemos tener en esta temática. Es un gran avance”, remarcó Randazzo, para quien tener una plantación de cannabis en el parque industrial de La Madrid “es una oportunidad de desarrollo para nuestro pueblo”. 

Si bien en el Ejecutivo aseguran no haber mensurado el efecto económico de una producción en escala, los números a nivel mundial movilizan. Se calcula que el mercado de consumo de cannabis legal superó los 20 mil millones de dólares el año pasado. Al respecto, el ingeniero Ignacio Terrile anticipó que “cuando esté funcionando bien (todo el sistema) podría ser una cadena de valor para el país de mil millones de dólares, porque no es solamente la parte medicinal, sino también la parte cosmética. En otros países se utiliza mucho el cannabis medicinal y es un ámbito muy interesante para avanzar”. 



Terrile es el director de la estación INTA de Pergamino, que ya firmó un convenio público-privado para plantar marihuana en la estación experimental ubicada en ese distrito. Sostuvo que “este cultivo tiene expectativas a largo plazo de generar una cadena de valor bastante interesante”. No obstante subrayó que “hay que hacer cierta inversión en instalaciones y aprender mucho porque, a diferencia de otros países que están más avanzados, hay que conocer bastante si el cultivo se adapta o no a las condiciones, aunque creemos que sí. Pero es interesante como una salida económica y un producto de alto valor agregado”. 

“No hay otra actividad que genere la misma ganancia que el cannabis medicinal; ni la soja, ni la ganadería, ni nada, y las autoridades no son tontas en advertirlo. El proyecto de ley de la Provincia es muy completo, está muy bueno y apunta, justamente, a potenciar la producción de manera estatal, cosa que celebramos y acompañamos”, aseveró el presidente del Concejo Deliberante de Tornquist, Cristian Raising, quien, pese a ser de Juntos por el Cambio, destacó la iniciativa del Frente de Todos. 

Tornquist es también uno de los distritos avanzados en la temática. A principios de febrero, el Municipio entregó los primeros certificados a cultivadores de cannabis medicinal. Es la segunda localidad del país que lo hace, luego de que el puntapié inicial lo diera San Antonio Oeste (Río Negro). Pero, por ahora, la Comuna no se ha pronunciado sobre la posibilidad de tener una plantación propia. 

La marihuana es muy resistente y adaptable a distintos suelos, y necesita bastante agua y buen sol, condiciones naturales en vastas regiones de la Argentina. Pero también crece en invernaderos, con lámparas que sustituyen a Febo, lo que la hace ideal para cualquier latitud. ¿Puede ser un sustituto de cultivos tradicionales en el rico suelo bonaerense? Por ahora parece algo lejano, aunque nada debe descartarse por completo. Por caso, en 2018, en medio de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, muchos productores norteamericanos que perdieron dinero con la soja intentaron mudarse al cannabis. Más ganancia con menos superficie sembrada. 

La ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, habló con La Tecla al respecto. Dijo: “No sé si alcanzará a reemplazar cultivos tradicionales, como maíz, trigo o soja, pero sí creo que es una enorme oportunidad para la producción de la Provincia. Hoy por hoy, la soja ha completado el mapa productivo en algunos distritos, pero a otros se les ha complicado por la caída del maíz o de otras cosechas alternativas. Es una excelente oportunidad para la Provincia que se amplíen las fronteras de este cultivo”. 

La funcionaria remarcó: “El cannabis tiene un potencial exportador y, además, esta agencia que se creará tiene la facultad de firmar convenios internacionales. Hubo una firma de la Cámara de Cannabis de Argentina con la Cámara de Cannabis de Brasil. Esto va a empezar a crecer. Por ejemplo, en su momento, el litio ni siquiera se tenía en cuenta como una explotación productiva, y hoy es una gran industria. En este caso en particular, además, es parte de las medicinas alternativas y tiene un comprobadísimo efecto”. 

Algunos intendentes de la oposición están entusiasmados con el proyecto de ley, pero en la Legislatura quedan aún debates por dar entre el oficialismo y la oposición. Al respecto, Teresa García expresó: “Hay cosas que naturalmente ocurren dentro del marco de la especulación política y del tira y afloja de las fuerzas partidarias en la Legislatura. No quisiera que con este tema pasara lo que viví en el Congreso, donde un proyecto mucho más simple estuvo parado por años producto de la tensión de las fuerzas políticas. Porque esto genera una oportunidad a todos los intendentes de todos los signos políticos”. 

“Espero que los legisladores de la oposición no tengan de rehén esta oportunidad producto de especulación partidaria”, reiteró la ministra de Gobierno, quien destacó que el “el Gobernador está muy entusiasmado con el proyecto, tuvo coraje para presentarlo y creo que la Legislatura debe acompañarlo. Tanto se habla en este tiempo de cosas que están mal o bien hechas, desde un oficialismo que defiende las acciones en el año más difícil que ha tenido en su historia hasta una oposición que cascotea las decisiones, que me parece que tiene mucha valentía y coraje animarse a tener este tipo de iniciativas a la salida de una pandemia”. 

Mientras en el Ejecutivo esperan ansiosos la sanción de la ley, y se ilusionan con colgarse el bronce de una futura recomposición económica a partir de una iniciativa de este estilo, varios intendentes se frotan las manos porque ven en el mercado del cannabis una probable salida financiera y laboral para sus distritos. Por otro lado, Axel Kicillof les pidió a algunos ministros que aceleren iniciativas relacionadas y que involucran a ministerios como Desarrollo Agrario y Producción.




Teresa García, ministro de Gobierno
“Es una buena apuesta productiva para los recursos provinciales”


-¿La apuesta a fomentar el cultivo de cannabis medicinal apunta a una salida económica importante? 
-Muy importante. Yo era la secretaria parlamentaria del bloque de diputados nacionales cuando se discutió la ley nacional de habilitación de producción de aceite para uso medicinal, y la verdad que hubiéramos querido avanzar mucho más, pero fue imposible producto de la postura de Cambiemos, sobre todo por la oposición de Patricia Bullrich. Alcanzamos a sancionar la ley 27.350, que está en vigencia, y a la que ahora la Provincia adhiere con la creación de la Agencia Provincial del Cannabis. En el mundo, estas medicinas alternativas, como el caso de la marihuana y su comercialización, son una importante fuente en la actividad productiva. Por eso es que el Gobernador decidió la creación de esta Agencia, para normar, regular y organizar una actividad que tiene un enorme potencial. 
-¿Van a fomentar que los municipios planten marihuana? 
-Los municipios van a adherir como con cualquier norma, y a partir de ahí van a ser parte de toda la organización provincial. Muchos han empezado a trabajar con universidades para esta producción. Tenemos 135 municipios, y si tuviéramos 135 voluntades institucionales de entrar en esta actividad, más las voluntades privadas, si no existiera una norma provincial, sería un desbande. Hay provincias que lo han normado en beneficio de los privados, como Jujuy, y la provincia se pierde un recurso fenomenal. 
-¿Cuáles son las expectativas económicas? 
-No se ha mensurado, todavía, porque hay que establecer toda la trazabilidad de los cultivos, y el proceso de producción es bastante complejo. No tenemos números reales, pero si ya, sin contar con una norma provincial, existen muchos municipios que están empezando esta actividad productiva es porque le ven potencial. Es una buena apuesta productiva para los recursos provinciales.


Agencia Provincial de Cannabis
El nuevo ente que regirá la actividad en el territorio bonaerense


El Ejecutivo está a la expectativa de que la Legislatura apruebe cuanto antes el proyecto por el cual la Provincia adhiere a la ley nacional 27.350 y, además, crea la Agencia Provincial del Cannabis (APC). Esta estará bajo la competencia del Ministerio de Gobierno, pero tendrá una autarquía similar a la que posee, por ejemplo, ARBA, que está bajo el ejido del Ministerio de Economía pero se maneja con independencia. La Agencia estará a cargo de un director ejecutivo, cuyos requisitos para el cargo no aparecen en el proyecto que se analiza en la Cámara de Diputados, sino que serán especificados en la posterior reglamentación de la norma. Además de la creación de la APC, la ministra de Gobierno destacó que “es importante la creación del Registro Provincial de Cannabis. Primero, porque todavía no está en funcionamiento el registro nacional, y segundo, porque es competencia de la jurisdicción que el Estado ordene y regule sobre la actividad en la Provincia. Hoy hay muchos municipios que tienen ordenanzas o ya están trabajando sobre ordenanzas de regulación de la actividad”. La ministra Teresa García remarcó también que “el Registro Provincial es de inscripción voluntaria para los usuarios y de inscripción obligatoria para aquellos que quieran cultivar para uso medicinal o participen en alguna etapa de la producción y/o comercialización”.
Consejo asesor
La Agencia tendrá también un Consejo Asesor, integrado por Salud, Seguridad, Justicia, Hacienda, Producción y Agrarios. “Porque todavía hay litigios en muchas provincias del país respecto si viola o no la Ley de Estupefacientes. Esto ya se discutió en Nación, y por eso, la participación del Ministerio de Justicia y el de Seguridad”, dijo Teresa García a este medio. Por otra parte, “que haya un Consejo Asesor permanente de integración de todos los ministerios que están en la trazabilidad de la producción es muy interesante. No es que un ministerio va a tomar una decisión sin que otro participe de la determinación”, resaltó la ministra.




Cristian Raising, presidente HCD Tornquist
“El cannabis podría ser la solución económica de nuestro distrito”


“En 2018 empezamos a trabajar con el tema del cannabis y culminamos todo el trabajo con una ordenanza que creó todo el registro de usuarios y de cannabicultores del distrito, para darles un marco de protección y contención, porque la Ley de Estupefacientes sigue en vigencia”, indicó a La Tecla Cristian Raising, presidente del Concejo Deliberante de Tornquist, uno de los distritos más avanzados en el tema. Dijo que “la legislación del Concejo habilita al Municipio a poder tener sus propias plantaciones; después está la decisión y la voluntad política de llevarlo adelante. Pero están los pasos legales realizados para poder cultivar desde el propio Estado, como hizo La Madrid”. “Se necesitan dos cosas: el marco legal y la decisión política. El primero está, y esperemos que en poco tiempo contemos con la decisión política del intendente (Sergio Bordoni, quien se alejó de Juntos por el Cambio y está formando un partido vecinalista)”. En ese sentido Raising puntualizó: “Nuestra economía se basa mucho en el turismo, y en Torquist, como todo pueblo cabecera, depende mucho del Municipio. Después tenemos una papelera. Por eso considero que es hora de reconvertir la matriz productiva y generar fuentes de trabajo, porque tenemos el problema de que los pibes se nos van cuando llega la edad e estudiar, porque Tornquist no ofrece muchas oportunidades. El cannabis podría ser la solución económica de nuestro distrito”. De todos modos, el edil reconoció que comenzar con el cultivo no es fácil, por más que las expectativas económicas futuras se presenten prometedoras. “Los cultivos de cannabis son bastante caros, porque se piden muchas cuestiones de seguridad que los encarecen. Y para hacerlo, el Ejecutivo municipal debe avanzar las gestiones ante los ministerios de Salud y Seguridad”, concluyó Raising.


El proyecto de ley provincial

* Modifica la ley 14.924 y ratifica la adhesión a la ley nacional 27.350, creando el marco regulatorio para la investigación científica y el uso medicinal del cannabis Sativa y sus derivados. n Crea la Agencia Provincial del Cannabis (APC) como entidad autárquica que mantendrá sus relaciones con el Poder Ejecutivo provincial a través del Ministerio de Gobierno. 
* La APC será autoridad de aplicación y regulará, gestionará y controlará las autorizaciones, convenios y habilitaciones con entidades y organizaciones que estén interesadas en desarrollar, promocionar, cultiva, investigar, producir, comercializar, industrializar, importar y exportar la planta y derivados. 
* Crea un Registro Provincial de Cannabis para la inscripción voluntaria de las personas que requieran asistencia del Estado para la obtención de los productos indicados por prescripción médica. 
* Establece la obligatoriedad de la inscripción y posterior habilitación de personas humanas y jurídicas que pretendan producir, investigar, comercializar productos cannábicos medicinales en territorio bonaerense. 
* Podrán cultivar y producir particulares o municipios interesados. La producción y control de cannabis y sus derivados serán de laboratorios públicos y privados y universidades y/o establecimientos productivos e industriales inscriptos y autorizados por el Registro Provincial. 
* Autoriza la prescripción del aceite de cannabis o sus derivados para tratamiento médico en todo el sistema de salud provincial. Se podrá obtener exclusivamente a través de farmacias habilitadas, conforme a la ley 10.606.




Ignacio Terrile, INTA Pergamino
“En cuatro o cinco meses comenzaremos a sembrar”


La nueva reglamentación de la ley 27.350 de cannabis medicinal permitió que en diciembre se firmara el primer acuerdo público-privado para la producción de aceite, celebrado entre el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y Pampa Hemp, una de las empresas fundadoras de la Cámara Argentina de Cannabis. El ingeniero Ignacio Terrile, director de la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) Pergamino, donde se lleva adelante el proyecto, dialogó con La Tecla y remarcó que “la ley dice que en estas actividades, el INTA o el Conicet tienen que estar involucrados, sí o sí. Entonces, la empresa Pampa Hemp se acercó a la entidad, hace más de un año y medio, con la intención de avanzar en el desarrollo local de producción de aceite de cannabis”. “Trabajamos casi un año con el proyecto y, luego de juntarnos con un equipo técnico de la Experimental, a fin de año el INTA firmó el convenio. Ahora estamos preparando todo para la etapa de información técnica”, contó el ingeniero. Agregó que “la empresa va a aportar capital y equipamiento, y los trabajos se harán en la Estación Experimental de Pergamino. Va a ser todo en recinto cerrado, porque la reglamentación es muy estricta respecto a la seguridad”. El INTA aprobó el proyecto y ahora faltan los vistos de los ministerios de Salud y de Seguridad de la Nación. “Luego vamos a traer las semillas para empezar la plantación. Creemos que en unos cuatro o cinco meses estaríamos empezando a sembrar. Mientras tanto se llevan adelante las adecuaciones de las instalaciones y estamos aprendiendo sobre el cultivo, porque es algo novedoso para nosotros”, aseveró Terrile. La genética será provista por la empresa privada. “En la primera etapa, el INTA Pergamino va a estudiar qué factores influyen en la cantidad y calidad del aceite; después, las flores femeninas de la planta, donde se acumula el aceite, irán a la Universidad de Rosario o a la de La Plata, para hacer la extracción y cuantificar la calidad. Nosotros, por ahora nos vamos a centrar en la producción del material vegetal”, concluyó.




Martín Randazzo, intendente de General La Madrid
“Es un sueño que puede transformar la vida de nuestros pueblos”


General La Madrid es el distrito que hizo punta en la provincia de Buenos Aires para poder cultivar cannabis desde el propio Municipio. El intendente, Martín Randazzo (Juntos por el Cambio), habló con La Tecla de cómo se encuentra el proyecto y elogió la ley provincial que espera su aprobación en la Legislatura. 
-¿Cómo avanza el proyecto cannabis en el distrito? 
-Después de la nueva reglamentación de la ley por parte de Nación estamos muy contentos. El Estado ha empezado a transitar un camino para resolver problemáticas de salud y de otras oportunidades que se pueden dar, protegiendo a los cultivadores y a los pacientes y familiares, y dando pie a la participación de las universidades y de los científicos. Nosotros tenemos presentado un proyecto en el Ministerio de Salud de la Nación desde 2019, que ya tiene aprobación pero faltan algunos pasos para cumplir el sueño de plantar legalmente cannabis en La Madrid. Además tenemos convenios con el INTA, la Universidad de La Plata y el Conicet, y ya contamos con el espacio físico generado. 
-¿Ya tienen plantaciones? 
-No. Todavía no tenemos la habilitación para hacerlo legalmente. Estamos esperando eso y tenemos el espacio con las condiciones que planteaba la vieja reglamentación, que pedía seguridad con doble alambrado eléctrico. Tenemos un terreno de 80 por 45 metros en el Parque Industrial, con un invernáculo de primera línea, de 10 por 30, con iluminación, con cámaras, con una cabina de control para hacer la evaluación. 
-¿Lo ve como una salida económica para el distrito? 
-Desde el primer día vemos que esto es una causa noble, que viene a resolver un problema de salud pública, y que, aparte, es una oportunidad para la Argentina, para la Provincia y para los distritos. Porque no solamente está la producción de aceite y las cosas que se pueden producir para el tratamiento del dolor y de la epilepsia, sino que hay un abanico de posibilidades de producción, desde el cáñamo hasta cuestiones cosméticas. Es una oportunidad de desarrollo para nuestro pueblo. La potencialidad desde el punto de vista biológico es muchísima, y la potencialidad de lo que se puede hacer, también. Después hay un marco legal, que era un corset pero, poco a poco, se va liberando. Eso permite que uno vaya en busca de un sueño que puede transformar la vida de nuestros pueblos.