PUJA POR LA JUSTICIA
26/02
Ramos Padilla juró como titular del Juzgado Federal 1 de La Plata
En los tribunales de la capital bonaerense, el magistrado tomó el cargo de una dependencia clave de la provincia de Buenos Aires. Su asunción contó con el acompañamiento del titular del Consejo de la Magistratura, Diego Molea; y el ministro de Justicia de la Provincia, Julio Alak, entre otros.
Alejo Ramos Padilla es el nuevo titular del Juzgado Federal 1 de La Plata. Este mediodía, el magistrado prestó juramento en la sede de los tribunales de la capital de la provincia de Buenos Aires. 

El presidente de la Cámara Federal de La Plata, Carlos Vallefín, le tomó juramento al juez federal de Dolores. 

Entre los presentes en la ceremonia, estuvieron el flamante titular del Consejo de la Magistratura, Diego Molea; el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, Julio Alak; el juez del Tribunal Oral N° 29 de la Ciudad de Buenos Aires y padre de Alejo, José Ramos Padilla; la referente de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, entre otros.

A Alejo Ramos Padilla se lo cuestionó datribuyendole una cercanía al kirchnerismo. Sobre esto, Alak afirmó que el flamante juez platense “es un indiscutido magistrado de la Nación” que “no tiene ninguna crítica por ningún tipo de compromiso político”. 

“Yo soy profesor de esta Facultad de Derecho y su designación ha sido bien recibida en los ámbitos académicos de esta universidad, que no tiene un perfil kirchnerista”, declaró ante los medios presentes en la ceremonia.

Por su parte, Molea señaló que en el Consejo de la Magistratura no ve “una cuestión de oficialismo y oposición”, sino que son cosas que “algunos intentan llevar a través de los medios”. 

“En el Consejo hay estamentos, diversos pensamientos, puntos de encuentros y debates maduros”



Sobre la designación, el rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora señaló que “es muy importante que se vayan cubriendo todas las vacantes en el Poder Judicial y esta era una que venía demorada hacia muchos años”. 

“Todo lo que sean avanzar en los nombramientos, darle celeridad y transparencia a los nuevos concursos y cubrir las vacantes en el poder judicial nacional nos van a ayudar a trabajar para mejorar el poder judicial”

Alak, por su parte, definió a Ramos Padilla como “un gran juez federal”, y comentó que le trasladó el saludo del gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

Ramos Padilla es el segundo juez electoral que prestará juramento desde 1984, cuando lo hizo el exmagistrado Manuel Humberto Blanco, quien ocupó ese cargo hasta el 2014 cuando falleció.

Desde entonces, la titularidad del juzgado federal con competencia electoral en la provincia de Buenos Aires estuvo ocupado por jueces subrogantes, ya que nunca se designó al reemplazante de Blanco.

Entre los subrogantes se encuentran la jueza María Servini de Cubría, el juez de La Plata Adolfo Ziulu y, durante las últimas elecciones, por el juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, hoy a cargo de la Comisión de Selección del Consejo de la Magistratura y quien llevó adelante el proceso electoral de 2017.

En estos momentos, dos magistrados se reparten las competencias subrogadas del anhelado juzgado: Ernesto Kreplak en cuanto a lo penal, y Ziulu en el aspecto electoral.

El pliego de designación de Alejo Ramos Padilla fue aprobado en la primera sesión del año que realizó el Senado de la Nación, el pasado 3 de este mes, y el 9 de febrero el Gobierno Nacional lo oficializó por decreto publicado en el Boletín Oficial. 

En 2019, la Comisión de Selección de Magistrados definió la terna propuesta para quedarse con el estratégico juzgado, según el orden de méritos.

La grilla estuvo encabezada por el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, seguido por Jorge Eduardo Di Lorenzo y Laureano Durán, en los puestos 2 y 3. Y aunque sea una práctica que el Ejecutivo elija el nombre del primero de los postulantes para remitirlo, no tiene obligación legal de hacerlo, tanto que Mauricio Macri pidió la designación del platense Durán.



Además de los tres integrantes de la terna, fueron entrevistados otros seis competidores por el cargo federal que está vacante desde 2014: Domingo Esteban Montanaro, Roberto José Boico, Diego Isasa, Andrés Salazar Lea Plaza, Matías Alejandro Latino y Juan Martín Nogueira.

Por orden de méritos, el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, encabezó las postulaciones, seguido por Jorge Eduardo Di Lorenzo y Laureano Durán, en los puestos 2 y 3.

La puja por quedarse con el juzgado clave en la Provincia dividió aguas en su momento, incluso dentro del propio espacio que conforma el Frente de Todos. 

Ramos Padilla contaba con el beneplácito de sectores kirchneristas, especialmente del grupo jurídico del Instituto Patria. Por su parte, el albertismo no veía con desagrado a Durán, quien contó luego con el visto bueno del macrismo, a pesar de que muchos lo vincularon a la órbita del peronismo por su pertenencia a la agrupación Justicia Legítima.