NEUQUEN
17/02
Alerta: intendente patagónico denunció que recibió una amenaza de muerte
Se trata del jefe comunal de Junín de Los Andes, Carlos Corazini, quien fue agredido verbalmente por una vecina de la localidad en el marco de las protestas que se realizaron en los últimos días en reclamo de viviendas. "Me amenazó de muerte, me dijo que cuando me encuentre en la calle me iba a cagar matando”, aseguró el alcalde.
Vía La Tecla Patagonia (www.lateclapatagonia.com.ar)

A pesar de que la coyuntura hace difícil poner el foco de atención en otra cosa que no sea el coronavirus, el país en general y las distintas provincias en particular arrastran diversos problemas desde hace años. Uno de los más importantes es el del acceso a la tierra, que por estas horas genera varias protestas en la provincia de Neuquén.

Si bien en las últimas hora se levantaron las manifestaciones ante la promesa de una reunión, durante largas horas estuvo cortado el tránsito en la Ruta 40, en Junín de Los Andes. Se trata de un grupo de familias de la toma "Diego Armando Maradona", en la que reclaman por acceso a la tierra.

Ahora, la tensión alcanzó su pico máximo, luego de que el intendente Carlos Corazini denunciara que fue amenazado de muerte. "Me amenazó de muerte, me dijo que cuando me encuentre en la calle me iba a cagar matando”, aseguró el alcalde a La Mañana de Neuquén.

El jefe comunal explicó que estaba dispuesto a dialogar. “Estuvimos en el Concejo Deliberante a las 9 con representantes de distintos organismos para intentar llegar a una solución con estas familias pero no se presentaron”, manifestó.

Según explicó Corazini, la agresión se produjo cuando él y sus funcionarios salieron del Concejo Deliberante cerca del mediodía. en la vereda fueron abordados por un grupo de mujeres que lo increparon.

"Cuando salimos de la reunión había ocho personas, entre ellas las dos mujeres que lideran este reclamo. Madre e hija, a quienes le expliqué que su pedido de tierra era imposible de resolver porque el Municipio no tiene tierras", expresó el mandatario.

Allí fue cuando se produjo la amenaza a Corazini, quien luego radicó la denuncia penal contra la agresora. El intendente agregó que las declaraciones de estas manifestantes “no tienen ni pie ni cabeza” y que está dispuesto a resolver las situaciones en un marco de respeto pero “no bajo amenazas de muerte”.