EN FLORENCIO VARELA
10-02-2021

Crítica y balance: qué pidió Kicillof a la Policía en medio de la tensión por nuevos reclamos

El anuncio de nuevas medidas de fuerza por parte de efectivos de la Policía, se coló en el acto de entrega de patrulleros en Florencio Varela. Luego de las duras críticas y diagnóstico del ministro Sergio Berni, el gobernador Kicillof volvió a cuestionar a sus antecesores e hizo un balance de las actuaciones y gestiones en materia de seguridad. Cuál fue el pedido que hizo a la fuerza

Crítica y balance: qué pidió Kicillof a la Policía en medio de la tensión por nuevos reclamos - La Tecla
Crítica y balance: qué pidió Kicillof a la Policía en medio de la tensión por nuevos reclamos - La Tecla
Crítica y balance: qué pidió Kicillof a la Policía en medio de la tensión por nuevos reclamos - La Tecla

El anuncio de nuevas medidas de fuerza por parte de efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires, se coló en el acto de entrega de patrulleros en Florencio Varela. Luego de las duras críticas y diagnóstico del ministro Sergio Berni, el gobernador Axel Kicillof volvió a cuestionar a sus antecesores e hizo un balance de las actuaciones y gestiones en materia de seguridad.

En su discurso, Berni destacó los avances y la inversión que la Provincia hizo en el área que conduce pero previamente se refirió a las protestas policiales previstas para hoy y que cobraron mayor relevancia luego del anuncio de ayer según el cual apartaron a 400 efectivos que participaron de las revueltas ocurridas en septiembre. 

“No me puedo hacer el distraído, sería un hipócrita si hablara sólo de los patrulleros que entregamos y no de todo lo que se viene gestando en este intento de, una vez más, desafiar nuestra Constitución, nuestras leyes y los reglamentos policiales. Me refiero a este grupo minúsculos de personas que, desde el anonimato y usando las redes sociales, empujan a aquellos incrédulos a violar nuestra Constitución y nuestras leyes”, manifestó

En esa línea, sostuvo que este grupo se excusa en la “preocupación por el trabajo de los hombres y mujeres de la fuerza” para tratar de hacerse  con “una enorme caja a través de un mecanismo que ya la Justicia lo ha dicho que no es viable, que es la sindicalización policial”.

“A esos policías que llaman a la rebelión no los escuché hace cuatro años. ¿O será que su silencio tenía precio?”, se preguntó en alusión a la gestión de Cambiemos, en la cual – aseguró- “el gobierno de la Provincia había prometido grandes aumentos y no los cumplió”.

En tanto, resaltó las políticas implementadas por la administración de Kicillof debido a que “entendió que el bienestar no es sólo tener buenos sueldos y que alguien que trabaja en seguridad no puede estar en las condiciones en las que están las comisarías de la Provincia”. 

“Hay que tener mucho estómago para estar cinco minutos en una comisaría bonaerense, que está abarrotada de presos. Estos hombres y mujeres no eligieron la fácil, asumieron la responsabilidad de cuidarlos en esas condiciones, que para muchos organismos son hasta infrahumanas, y comprendimos que bajo esas condiciones no se puede rehabilitar ningún detenido”, señaló y mencionó el proyecto para la construcción de alcaidías.


A su turno el gobernador Kicillof volvió a cuestionar la herencia recibida y recalcó "recibimos una provincia fundida", al tiempo que recalcó la votación legislativa de la emergencia en seguridad, social y en lo económico antes de la pandemia.

Sobre el estado de la Policía bonaerense, el mandatario recalcó: "Veníamos de 4 años de un gobierno que se llenó la boca con el discurso de la seguridad y prometió subirle los sueldos a nuestra fuerza, equiparla y ponerla tecnológicamente en un escalón superior", en esta línea sostuvo: "De lo que prometieron no hicieron nada".

A modo de balance Kicillof reconoció que "la policía tiene elementos antiguos y estructurales que mejorar, pero creo que no hay ninguna época en la historia de nuestra provincia a donde los trabajadores y trabajadoras de nuestra fuerza le hayan sacado del bolsillo el 30 por ciento de su poder adquisitivo con la promesa de qué le iban a subir su sueldo".

También recordó que "en condiciones complejísimas anunciamos la equiparación de nuestros salarios de la Policía con las fuerzas federales y dijimos 44 mil pesos en el bolsillo para el escalafón inicial. Para aquel que recién egresa, hace las horas extras y el uniforme, 60 mil pesos. Eso lo realizamos y nos propusimos un camino de recomposición salarial y ahí estuvo el presidente de la Nación reforzando los recursos".

Sobre los fondos destinados por Nación, el mandatario reconoció que "hoy necesitamos nosotros un refuerzo presupuestario para llevar adelante todas las transformaciones que hay que hacer".  

"Estamos transformando la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Estamos invirtiendo en patrulleros, comunicaciones, en tecnología y estamos reorganizando la Policía. Va a llevar tiempo pero vamos a hacerlo" prometió el gobernador, al tiempo que informó: "Estamos equiparando los salarios y comenzamos por el 50 por ciento de la fuerza, el que menos gana y nos comprometimos a hacerlo con todos los escalafones y lo estamos haciendo".

Sobre el pedido del gobierno expresó: "Le pedimos a nuestra fuerza, algo simple y sencillo, ´Dentro de la Ley todo, afuera de la Ley nada´, nosotros nos comprometimos y estamos cumpliendo. Esperamos la misma conducta de nuestra fuerza policial".

Por su parte, el diputado bonaerense Julio Pereyra destacó que Nación, Provincia y municipios trabajan “fuertemente” y que “no hay discriminación, como en lo que hay en los últimos cuatro años”, aludiendo a la gestión que lideró la ex gobernadora María Eugenia Vidal. Luego, destacó la acción del gobierno bonaerense y nacional en el medio de la crisis sanitaria del coronavirus.

“Este es un tiempo muy difícil, tanto desde lo económico, de la salud, la seguridad y lo productivo. Admiro lo que está haciendo Axel, porque es un trabajo macro que muchos no lo están notando. Porque en medio de una pandemia, que estemos hablando de producción, trabajo, ciencia y tecnología, puertos y rutas es fantástico”, afirmó el ex intendente de Varela.

Al inicio hizo uso de la palabra el intendente de Florencio Varela, Andrés Watson, que agradeció a las autoridades “por ocuparse” de la seguridad, ya que venía golpeada durante los cuatro años anteriores, por “una gestión que no estaba presente”.

“Hoy vemos que caminan por ahí diciendo que están preocupados por lo que está sucediendo. Cuando tuvieron la posibilidad de estar en el gobierno y de llevar soluciones para la gente, no lo hicieron. Actuaban como embajadores, sin tener contacto con la intendencia”, lamentó.

Las autoridades bonaerenses entregaron al municipio de Varela treinta patrulleros y diez motos para que la Policía utilice en el distrito.