HISTÓRICO
11/01
El Papa Francisco autorizó a las mujeres a otorgar la comunión y ayudar en las misas
Hasta el momento las mujeres solo realizaban estas actividades cuando faltaban sacerdote pero la nueva ley las autoriza a leer en textos y ayudar en la liturgia, entre otras cosas, que sólo se restringía a los hombres. Leé más.
En las últimas horas, el Sumo Pontífice autorizó a las mujeres a realizar nuevas actividades que durante décadas sólo la realizaban los hombres. A partir del nuevo decreto, tanto mujeres como niñas podrán ayudar en el altar durante la celebración de las misas.

 Según lo informado, los nuevos cambios en los códigos de Derecho Canónicos habilitan a las mujeres a leer  la “palabra de Dios”, otorgar la comunión y ayudar durante la misa. En una carta al prefecto para la Congregación de la Fe, el Papa escribió: “Por estos motivos, me pareció oportuno establecer que pueden ser instituciones como Lectores o Acólitos no solo hombres sino también mujeres, en quienes, a través del discernimiento de los pastores y después de una adecuada preparación, la Iglesia reconoce la firme voluntad de servir fielmente a Dios y al pueblo cristiano”.

Cabe destacar, que Francisco revisó el documento promulgado por San Pablo VI en 1972, donde sólo permitía a los hombres realizar dichas actividades. Por eso, el Pontífice sostuvo: "Ofrecer a los laicos de ambos sexos la posibilidad de acceder a los ministerios de acolitado y lectorado, en virtud de su participación en el sacerdocio bautismal, aumentará el reconocimiento, también a través de un acto litúrgico, de la preciosa contribución que desde hace tiempo muchísimos laicos, incluidas las mujeres, ofrecen a la vida y a la misión de la Iglesia”.