CORONAVIRUS
31/12/2020
"Toque sanitario": la posibilidad que evalúa Alberto Fernández para evitar una segunda ola
El Presidente señaló que esta medida funcionó en ciudades del interior y evalúa su implementación. De esta manera, descartó apelar a un toque de queda para combatir ell alza de casos de covid en el país.
El presidente de la Nación, Alberto Fernández, analizó el incremento de casos de coronavirus, aclarando que no implementará un toque de queda. Sin embargo, indicó que evalúa instruir a las fuerzas de seguridad para que se disipen las aglomeraciones de personas para evitar contagios.

“No vamos a implementar un toque de queda pero sí un toque sanitario que fue algo que funcionó en muchas ciudades del interior”, señaló el Jefe de Estado en declaraciones a Radio 10.

Y agregó: "La sensación es que diciembre fue un mes de relajamiento, hubieron marchas y situaciones que hicieron que el virus circule con mayor rapidez".

La suba de casos o la posibilidad del acercamiento de una segunda ola de coronavirus comenzó a disipar rumores de que el Gobierno nacional tome medidas tales como la vuelta a la cuarentena estricta o mismo un toque de queda.

La gravedad de la situación y las versiones de posibles medidas se acrecentaron con la reunión que mantuvieron Fernández con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quienes comandan las jurisdicciones mas pobladas del país.

"Yo quería escucharlos a ellos, todos tenemos la sensación que diciembre fue un mes de mucho relajamiento", explicó el Presidente.

Estos encuentros fueron habituales durante el inicio de la pandemia, pero se enfriaron cuando el Primer Mandatario le restituyó a la provincia de Buenos Aires un punto de coparticipación que le fue otorgado a la Ciudad de Buenos Aires durante la presidencia de Mauricio Macri.

Por otra parte,  Fernández agradeció el aporte de la Federación Rusa para proveer a la Argentina de la vacuna Sputnik V con “tanta celeridad”; aseguró que existe la posibilidad de que llegue un nuevo envío de ese medicamento en marzo, y que se trabaja con otras empresas y países para tener otras alternativas.

“Estamos trabajando para que después de marzo tengamos otras vacunas más. Trabajos con AstraZeneca y estanos analizando los protocolos con China. Con respecto a Pfizer, nos pusieron condiciones de logística y contratos que no podemos garantizar. Pero seguimos negociando”, cerró.