CORONAVIRUS
16/12/2020
Distrito peronista, en alerta rojo: "Estamos mal, en el peor momento"
Tras el retroceso a Fase 3, Colón tiene el 80% de las camas de terapia ocupadas. La situación epidemiológica preocupa, y el intendente Ricardo Casi dispuso restricciones a ciertas actividades.


Luego del aumento de casos de coronavirus, lo que produjo su retroceso a Fase 3, el municipio de Colón vive horas de preocupación y, para muchos, se encuentra al borde el colapso sanitario.

Funcionarios municipales aseguraron que "esto no terminó, queda claramente de manifiesto por la situación que estamos atravesando los y las colonenses. Más que nunca necesitamos de todos y todas"

Sobre las nuevas disposiciones dispuestas por el Ejecutivo que comanda Ricardo Cassi (Frente de Todos), pidieron "respeto por las disposiciones y sobre todo absoluta conciencia social para superar esta encrucijada que se nos ha presentado nuevamente a raíz de la pandemia".

"De acuerdo a las disposiciones emanadas desde el Gobierno Provincial (Resolución 3457/20), nuestra ciudad, por encontrarse desde hoy en Fase 3, abandona el DISPO (Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio) para regresar al ASPO (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio)", señalaron.

Casi, en tanto, aseguró a Radio Provincia que “estamos mal, en el peor momento", y añadió que “tenemos que tomar medidas para bajar los contagios", explicando que el 80% de las camas de terapia intensiva están ocupadas.

"En agosto comenzamos a tener los primeros casos, en noviembre parecía estabilizarse en 11 casos por día y en diciembre tenemos 24 casos por día", especificó el alcalde peronista.

Las disposiciones, que se mantendrán hasta el próximo 21 de octubre, implican la inhabilitación de talleres culturales en espacios cerrados; gimnasios en espacios cerrados; actividades grupales sociales, recreativas, religiosas y familiares; actividades deportivas colectivas en espacios cerrados y abiertos (con o sin contacto) y eventos culturales en espacios públicos o privados.

En tanto, seguirán permitidas salidas recreativas para niñas y niños (con el acompañamiento de una adulta o un adulto); comercios en general; actividades deportivas individuales; servicios profesionales y natatorios.

En el caso de los restaurantes y bares podrán abrir, aunque serán exhaustivamente supervisados por la autoridad municipal en cuanto al cumplimiento de protocolos de funcionamiento y horarios (hasta las 24 horas).