PARQUE SAAVEDRA
08/12/2020
El nene de cinco años que cayó al sótano de un bar se recupera en terapia intermedia
Máximo salía del baño junto a su padre cuando dio un paso y terminó cayendo en un pozo de más de dos metros. Se encuentra en el Hospital de Niños por fracturas de cráneo y su papá narró la situación: “Verlo caer a mi hijo es una imagen que no me lo puedo sacar de la cabeza”. Mirá.
Esta mañana, Mariano, el papá del niño contó como su hijo terminó adentro del sótano del bar de Parque Saavedra y explicó: “Lo vi caer, lo vi como se golpeaba la pera”. En medio de la conmoción, el hombre dijo que Máximo se encuentra bien pero no puede hablar producto de la caída que le ocasionó fractura de cráneo. Además, apuntó contra los dueños del lugar, ya que “el pozo no estaba señalizado”.

En Nosotros a la mañana entrevistaron a Mariano quién detalló el mal momento que vivió en el local de Whoopies: “Salíamos del baño,  él venía mirando solamente el mostrador, él puso un pié en falso y  estaba la tapa abierta, puso un piecito y se fue para adentro y la mandíbula le pega y se me va para adentro (..) Eso es algo que no voy a perdonarlo nunca, de milagro mi hijo está vivo.” Además, dijo “tuve que salir a buscarlo, yo lo vi caer, lo levanté del suelo y lo cargué en mis brazos y lo llevé al hospital Pirovano.”

Además, dijo que recién hoy pudo tener noticias de Máximo, quién se encuentra en recuperación y “lo pasaron en sala intermedia.” También, expresó que “quiere ver a su hijo bien, que le den el alta y no le queden secuelas”.

Cabe destacar, que el pozo se encuentra en medio del salón, entre las mesas y según afirmó el padre de Máximo, no está señalizado y al momento que el pequeño cayó, "estaba abierto." Por su parte, el dueño del lugar lo llamó y le dijo que "se ponía a su disponibilidad."