INFORME ESPECIAL
30/11/2020
A paso lento: el Plan Maestro del Salado avanza a pesar de la pandemia
La obra más importante de la Provincia sigue su curso. El Subsecretario de Recursos Hídricos, muestra los números y porcentajes de ejecución de la etapa 4. Y critica a la gestión Vidal por los retrasos y el "relato". El ex ministro Leonardo Sarquis responde a las acusaciones. Desde el Consejo Asesor del Salado valoran tanto a unos como a otros y resaltan la trascendencia de la obra
“Con el bucólico marco del majestuoso casco de la estancia La Raquel (Castelli), a orillas del río Salado, el gobierno bonaerense firmó ayer el contrato para la realización de la primera obra estructural del plan maestro de la cuenca de ese río, el ensanche del puente La Postrera, un proyecto que demandará $ 6.289.759”. Diario La Nación. 31 de octubre del año 2003. Administración Solá (Felipe).

La majestuosa mega obra, la más grande de la Provincia, la que ya lleva más tierra movida que la obra del Canal de Panamá, había sido anunciada años antes, durante el gobierno de Eduardo Duhalde. Y en ese entonces, en 2003, se calculaba que iba a estar concluida en unos 8 años, 2011 aproximadamente. Pero como dijera el ex presidente Mauricio Macri, pasaron cosas. 

"Esta no es sólo una herramienta para prevenir inundaciones, sino también para trabajar frente a la sequía, como la del año pasado. Debió haber estado terminada en el 2011, y si hubiera estado terminada, la Provincia no habría atravesado tantas inundaciones, no habría perdido todo lo que perdió y habría tenido una herramienta contra la sequía", aseveraba en febrero de 2019, en el marco de una recorrida por el Salado, la ex gobernadora María Eugenia Vidal. 

El tiempo pasa y la obra se va poniendo vieja. No se terminó en 2011, ni en 2019 y tampoco se va a terminar en 2022, y quizá tampoco en 2023 o 2024. De todos modos, a pesar de la pandemia, las excavaciones nunca se frenaron. Avanzaron a paso más lento, sí; pero avanzaron. Incluso, según señalan desde la gestión Kicillof, desde marzo a esta parte se avanzó lo mismo que en los dos últimos años de la administración Pro. 

RIO SALADO
*Superficie de la Cuenca: 170.000 km2
*Longitud: 700 kilómetros
*Municipios que abarca: 59


*El Río Salado nace en la laguna El Chañar, de la localidad de Teodolina, provincia de SantaFe. Cubre más de la mitad de la provincia bonaerense y desemboca en la Bahía de Samborombón en el Río de La Plata.

“La obra del Salado no se paró nunca. Fue una de las obras a la que le dimos más impulso, ya que nos dimos que había un relato que no era cierto. Lo primero que hicimos fue hacer un análisis de la actualidad de la obra y ponerla en valor. Teníamos la idea de que se estaba haciendo mucho y nos parecía bien continuarlo, pero cuando la realidad indicaba que los porcentajes de avances eran bajos”, dice el Subsecretario de Recursos Hídricos de la Provincia, Guillermo Jelinski. 

Números. El Plan Maestro fue dividido en cinco etapas. Las primeras tres ya están terminadas (ver infografía). O casi terminadas, ya que a la tercera le faltan algunos detalles, como por ejemplo obras de arte (puentes, alcantarillas, etc.) y la situación de un frentista que no quiso ceder el permiso para que se trabaje en su campo, cuestión que deberá definir el gobierno provincial. Desde 2017 a esta parte el foco está puesto en la etapa 4, la más extensa e importante de la obra.

“La etapa 1 se empezó en 2004, la 2 en 2005, la etapa 3 se realizó entre 2011 y 2017 y la 4, de 212 kilómetros, arrancó en 2017-2018. Esta etapa 4 está dividida en cuatro tramos y uno de ellos, el 1, dividido en dos subtramos: 1 A de 26 kilómetros y 1 B de 35 kilómetros. El tramo 2 de 33 kilómetros, el 3 de 62 kilómetros y el 4 de 56 kilómetros. Todo esto es lo que estaba en ejecución cuando nosotros asumimos”, resume Jelinski, en cuanto a lo hecho y lo que se está haciendo.

Pero al resumen le faltan números. ¿Cómo está de avanzada la etapa 4 en este casi finalizado 2020? Responde Jelinski: 

*“El subtramo 1A (23 kilómetros) estaba a diciembre de 2019 en un 94 por ciento y en lo que va de este año llegamos al 99 por ciento. Faltaba muy poquito, sinceramente estaba muy bien; faltaban sólo algunas obras menores que se ejecutaron este año”
*“El subtramo 1B (37 kilómetros) estaba muy retrasado, sólo estaba ejecutado en un 9 por ciento. Muy poco para dos años de obra. En estos 10 meses, pandemia mediante, logramos avanzar hasta el 30 por ciento”.
*“El tramo 2 lamentablemente se cayó el financiamiento. Nos quedamos sin crédito. Estamos viendo financiación de Provincia o Nación. Lo pusimos en el presupuesto, pero hay que ver de dónde van a salir los fondos. Venimos trabajando el tema. Creo que estamos encaminados”.
*”El tramo 3 (62 kilómetros) es la parte más grande. Cuando nos hicimos cargo también estaba en un 9 por ciento de avance, y actualmente está en un 19,4. En menos de un año y con pandemia se avanzó muchísimo. Se hizo lo mismo que en los dos años anteriores".
*”El tramo 4 (56 kilómetros) estaba en enero en un 5 por ciento y ahora estamos en un 25,8 por ciento. También se trabajó muy bien. Tenemos la esperanza de avanzar fuerte el año que viene así empezamos a mirar también la etapa 5”.

Números más, números menos. Lo cierto es que pese a la pandemia, como se dijo, el Plan Maestro avanza y eso hace inflar el pecho a la gestión del ministerio de Infraestructura que lidera Agustín Simone. Eso sí, nadie se anima a hablar de plazos definitivos. Pues una vez terminada la etapa 4, será el turno de la 5 y de cientos de obras complementarias. 2023, 2024, 2025. Son fechas probables, pero nadie las va a mencionar. 

“Se podría haber avanzado más pero se trabajó con protocolos muy estrictos en las distintas localidades, sobre todo en lo que respecta al ingreso y egreso de la gente, que tenía que hacer cuarentena en el lugar. También hubo dificultades para conseguir ciertos insumos. Pero hay que decir que las empresas trabajaron muy bien; agregaron muchísimas dragas. El avance es muy grande”, insiste el Subsecretario.

Pero hay más por delante. Además de lo vinculado a la tierra también están a punto de iniciarse una serie de estudios blandos, uno de los cuáles va a determinar cada cuánto tiempo será necesario volver a dragar el río. “Como toda obra de ingeniería necesita no solo operación sino también mantenimiento. Estamos pensando un plan de mantenimiento para ver cada cuanto hay que dragar”, explicó Jelinski.

Y completó: “El Salado es un río con mucha carga de sedimento. Y como todo río de llanura, en la zona de meandros (curvas), se ralentiza la corriente y empieza la deposición del material. El Salado tiene una pendiente bajísima, baja un metro cada 10 kilómetros”, señala el ingeniero, ya pensando en lo que viene una vez terminada la gran obra de la Provincia, el Plan Maestro. Sobra optimismo. El mismo que le sobró a Solá, Scioli y Vidal. 


Plan Maestro


Leonardo Sarquis, ex ministro de Asuntos Agrarios
“El avance de la gestión Kicillof se da sobre obras avanzadas en la gestión Vidal”

No caen bien en Juntos por el Cambio las palabras del Subsecretario de Recursos Hídricos bonaerense, Guillermo Jelinski, vinculadas al “atraso” de la gestión Vidal con el Plan Maestro.  “No hay un atraso. Lo que no terminó pasando es la continuidad de las obras que venían con un curso regular, por lo menos las etapas que se habían empezado”, señala ante La Tecla el ex ministro de Asuntos Agrarios, Leonardo Sarquís, al ser consultado por los dichos del funcionario de Kicillof.
“El tramo 1A de la etapa 4, que es el de Roque Pérez y Arroyo Las Flores, etc, estaba casi terminado, una etapa de 22 kilómetros; luego la 1B de 37 kilómetros que se había empezado a hacer, y ese era un importante trabajo de Bragado, también iba bien. Hay plata destinada para las obras del Salado que no se están usando para eso”, completó el dirigente cambiemita. 
“Nosotros avanzamos muchísimo en la cuarta etapa, algo que no había pasado en los ochos anteriores del gobierno de Scioli. Por supuesto, siempre hay demoras por el financiamiento y otras cuestiones, como puede ser las inundaciones, pero no se puede decir que no se avanzó. La 1A se avanzó y estaba casi terminada”, insistió Sarquís y resaltó que “hay 22 kilómetros de dragado que no se van a inundar más”. 
Además, al hacer referencia al “avance de obra” durante la pandemia de la actual gestión de Gobierno, señaló que “no es que ellos hayan avanzado más ahora; en realidad avanzaron en obras que ya estaban avanzadas en nuestra gestión. No hay que comparar. Lo que hay que resaltar es que bajo el gobierno de Vidal se adelantó muchísimo en una cuarta etapa que no estaba ni siquiera hecha en ocho años anteriores. Y la cuarta es la etapa más importante”, aseveró el ex funcionario.
A manera de reflexión final, Sarquís indicó que será la gente la que el día de mañana realice el balance definitivo del trabajo en el Salado, aunque hoy por hoy él se muestra muy tranquilo, porque asegura que ese reconocimiento ya se ha dado y se da en la actualidad. “El gobierno actual tiene la obligación de seguir las obras. La gente está agradecida con la gestión Vidal por todo lo logrado. De hecho me lo decían y me lo dicen en las recorridas por la Provincia”, concluyó.

“Durante mi gestión trabajamos muy alineados con infraestructura, las obras habían empezado su curso y la producción lo veía a eso, las máquinas estaban en el lugar. Hoy las máquinas no están, porque no se está trabajando”


Leonardo Sarquis


Sin financiamiento
El tramo 2 de la etapa 4, en veremos

Mayo de 2019. Todo era felicidad. La obra avanzaba; como siempre a paso lento, pero avanzaba. Además, se realizaba la apertura de sobres de las ofertas para la realización del tramo 2 de la etapa 4. El presupuesto oficial, $ 4.779.975.246.00. Se presentaron 6 ofertas de 10 empresas para los trabajos que se realizarían en los municipios de Lobos, Roque Pérez y Veinticinco de Mayo. 
“Se trata de la segunda parte del Tramo 4 de la obra del Plan Maestro del Río Salado que se realiza con financiamiento del Banco Europeo de Inversiones (BEI)”, se señalaba en un comunicado del ministerio de Infraestructura que por entonces lideraba Roberto Gigante.
Sin embargo, nada de esto avanzó. El crédito del BEI se cayó y por estos días desde la cartera que ahora conduce Agustín Simone (especialmente desde la Subsecretaría de Recursos Hídricos) intentan buscar una nueva salida, una nueva fuente de dinero. Vale señalar que la etapa 2 se desarrolla entre el cruce del río con la Ruta Nacional Nº 205 y las cercanías con la localidad de Ernestina, ubicada en el Partido de Veinticinco de Mayo.
“El tramo 1A lo financió Nación, el 1 B a través de un crédito del Banco Mundial, el 2 se iba a financiar con un crédito del BEI y el 3 y el 4 por Nación. Lamentablemente, del tramo 2 finalmente no se hizo nada, se cayó el crédito”, sostuvo Jelinski ante este medio.
Y agregó: “Se habían presentado 10 empresas a la licitación pero no se llegó a nada porque se perdió el crédito. Nunca se pudo adjudicar la obra. Se licitó, se abrieron los sobres, se envió la nómina de empresas que habían quedado preseleccionadas al Banco; pero este, como no se cumplían ciertos requisitos, dio de baja el crédito. Ahora estamos buscando financiación para poder hacer esos 33 kilómetros”, cerró el funcionario.





1997 - Hoy
El Plan Maestro tendría que haberse terminado en 2011; al menos así estipuló el ministerio de Economía bonaerense, que en 1997 encargó a la consultora inglesa Sir William Halcrow & Partners la elaboración de un plan de recursos hídricos, un trabajo que tuvo un costo de 3,3 millones de dólares, financiados por el Banco Mundial.



LAS 5 ETAPAS, EN LONGITUD Y TIERRA




ETAPA 4 DEL PLAN MAESTRO DEL SALADO

-De la Laguna Las Flores Chica a la Laguna municipal de Bragado
-212 kilómetros de longitud


LA PLATA PARA LOS 4 TRAMOS

*Subtramo 1 A: financiado con fondos nacionales. $ 1.677.387.566,56: EJECUTADO AL  99%.
*Subtramo 1 B: financiado por el Banco Mundial $3.080284.378,97: EJECUTADO AL 29%.
-Se está trabajando en la ampliación de la capacidad del Río Salado en el tramo Lobos - Monte – Roque Pérez.
*Tramo 2: se cayó el financiamiento del Banco Europeo de Inversiones. Actualmente en búsqueda de financiamiento.
*Tramo 3: financiamiento del gobierno nacional por unos $ 3.493.444.650. Se encuentra al 19%
-Se trabaja en la ampliación de la capacidad del Rio Salado entre los distritos de Veinticinco de Mayo, Navarro y Lobos.
*Tramo 4: financiamiento de Nación por $ 2.668.000.000. Está ejecutado al 25%. 
-Se trabaja en la ampliación de la capacidad del Rio Salado entre los distritos de Alberti, Chivilco, 25 de Mayo y Bragado. 

Puentes en ejecución
*Construcción de los Puentes Romero y Beguerie - Etapa I Monte - Roque Pérez: ejecutado al 95,16%.
*Construcción de Puentes Romero y Beguerie - Etapa II Roque Pérez – Monte: ejecutado al 33,53%.


Puente Beguerie


Alberto Larrañaga, presidente del Consejo Asesor del Salado
“Valoramos que haya una política que le dé continuidad a la obra”

“El Consejo viene reuniéndose de manera mensual. Nuestra mirada es de valoración de las obras, independientemente de la gestión que las ejecuta. Y las valoramos no sólo desde lo productivo, sino también por su favorable impacto económico y social sobre las comunidades linderas; el Consejo para la evacuación o planteo de dudas o interrogantes que, lógicamente, genera un obra de esta magnitud”, resume ante La Tecla el titular del Consejo Asesor del Salado y representante de Carbap, Alberto Laarrañaga. “Se plantean in quietudes, interrogantes. Y para eso está el diálogo que debemos mantener institucionalmente con los funcionarios”, agrega. 
-¿Desde cuándo funciona el Consejo?
-La entidad honorífica se creó allá por 2003, cuando arrancó la obra y funcionó hasta 2007, durante las etapas 1 y 2. Luego dejó de funcionar y fue recreado nuevamente en 2017. 
-¿Qué análisis hacen del trabajo que se lleva a cabo por estos días, en este 2020?
-Vemos con buenos ojos que se le ha dado continuidad a las obras que se habían empezado a ejecutar, unas con mayor avance que otras, pues hay que tener en cuenta que algunas comenzaron en 2018 y otras en 2019. Tenemos información de la voluntad política por parte del gobierno para poder avanzar con el tramo 2 de la etapa 4. Después llegará el tiempo de la etapa 5, que es el que va desde Bragado hasta la laguna El Carpincho, en Junín. Somos conscientes que la 4 es la etapa más extensa del todo el Plan Maestro.
-¿Las etapas 1, 2 y 3 ya están terminadas al 100 por ciento?
-Las etapas 1, 2 y 3 están listas, aunque en la etapa 3 quedan algunos detalles técnicos y no tanto, entre ellos un inconveniente con un frentista que se negó a que la obra pase por su campo, no hizo la sesión de paso. Es un tema que debe resolver la Provincia. Otro tema es un área donde pasa un gasoducto, que también faltaba resolver, ya que hay un estrechamiento del cauce del río. Además van quedando pendiente algunos puentes, las denominadas obras de arte, pero se van ejecutando, se avanza. 
-Según algunas estimaciones la obra tendría que haber estado terminada hace nueve años…
-A partir de 2007 hubo una interrupción de la obra. Hasta ese año había avanzado muy bien. Esa interrupción duró tres o cuatro años, que por supuesto impactó, se perdió continuidad. Luego hubo avances entre 2011 y 2014 y otra vez se frenó. Después los tiempos se van corriendo por muchos factores, por ejemplo cuando hay periodos de lluvias muy intensos y se producen graves inundaciones que obviamente conspiran con la ejecución de las obras. Por ejemplo, cuando en 2017 estaba todo dispuesto para arrancar con el tramo 1B de la etapa 4 no se pudo, y finalmente fue un año perdido. No se podía llevar las dragas hasta el lugar en cuestión.
-¿Lo hecho hasta ahora, ya genera beneficios en la cuenca del salado?
-Hay distintas miradas, cada gran crecida afecta de un modo diferente, uno no podría decir que la obra ya está impactando de manera positiva; quedan aún muchos cuellos de botellas (por ejemplo, puentes que no se han cambiado). A lo mejor sí, en alguna medida si se ven los frutos. Pero es una obra de gran complejidad. No impacta solo sobre los campos linderos, sino que modificará la situación de gran parte de la provincia de Buenos Aires. 
-¿Se puede hacer un balance medio general de lo que se ha hecho en estos casi 20 años, de los avances, los frenos y retrocesos?
-Los balances se harán una vez terminada la obra. Hoy lo importante es que se cumpla con los plazos licitatorios. Valoramos que haya una política que le dé continuidad a la obra, así como valoramos la voluntad de la gestión anterior que dio el paso para reiniciarla. 
-El anterior y el actual gobierno se tiran fuerte por los retrasos de unos y los retrasos de otros…
-No se puede politizar una obra pública proyectada hace 20 años, que atraviesa tantos municipios y que las comunidades linderas la están esperando. Además esta obra atravesó, atraviesa y atravesará a todos los partidos políticos. Nuestra visión es totalmente apolítica, representamos a entidades y a través de esas entidades representamos a las comunidades linderas. 

El Consejo está conformado por un representante de la Sociedad Rural, uno de Carbap, otro de Federación Agraria, otro de Coninagro y uno de la Unión Industrial Argentina. Actualmente el presidente es Alberto Larrañaga, el referente de Carbap.