DOLOROSO
23/11/2020
Diego Ramos contó como vivió la pérdida de su papá por Covid
A fines de septiembre el actor perdió a su padre, a dos meses, habló con Juana Viale y narró cómo fue la dura batalla contra la enfermedad. "Esperaba el llamado todos los días a las doce del mediodía". Mirá.
El pasado 28 de septiembre el actor despedía a su padre, mientras su mamá también estaba internada. Ayer, Diego Ramos, participó del programa conducido por Juana Viale y narró: “Ella estaba arriba y mi papá se estaba muriendo dos pisos abajo”. 

El actor, además, contó como transitó él la enfermedad, ya que fue asintomático. Su mamá fue internada en los dos últimos días, mientras que su papá ya tenía antecedente y fue hospitalizado por un cuadro más grave. “Él ya había tenido dos internaciones previas en terapia intensiva durante pandemia”, afirmó Diego.

También, narró sus días: “Esperaba el llamado todos los días, a las doce del mediodía, con el parte médico, rogando que esté bien, que no le pase nada, que se sienta acompañado, decile que le mando un beso. Es muy solitario todo. Mi papá era una persona grande, vivió su vida, tuvo sus hijos, su familia. Me había hecho la idea de que podía suceder.”

Además, afirmó que ya se venía preparando para hablar con su mamá: “Yo me fui preparando para dar la noticia, porque fui yo quien lo acompañó a la internación y yo sabía que me iban a llamar a mí, todos los días recibía el parte médico.”

“Lo podés ver desde el lado hermoso o del lado tremendo. Lo tremendo es que a mi vieja la internan en el mismo lugar donde estaba mi padre, dos piso arriba. Ella estaba arriba y mi papá se estaba muriendo dos pisos abajo. Ella estaba aislada y yo tenía que darle la noticia y no podía”, expresó Ramos. Quien, además,  tuvo que ir vestido con los protocolos para poder ingresar a hablar con ella y no pudo abrazarla cuando le dio la noticia.

Si bien, se hizo la idea de que podía pasar explicó: “Es triste la situación, pero mi viejo tenía 87 años. Tuvo una vida hermosa, con hijos, nietos. Es la lógica de la vida. Por supuesto que lo quería tener mucho más y que ahora me tengo que acostumbrar a vivir sin mi papá, pero el contexto es feo”.