ELECCIONES Y ESCANDALO
07/11/2020
Biden vs. Trump: el "papelón" de Estados Unidos, "una para levantar nuestra autoestima"
"Sería muy difícil sostener situaciones como esa, diría en cualquier país que no fuera Estados Unidos", cuenta ante La Tecla el analista Gustavo Marangoni, luego del lento conteo y las denuncias de fraude por parte del derrotado presidente Donald Trump. En tanto, Julio Burdman considera que lo ocurrido en el país del norte "es un papelón" y añade: "esto recién empieza". Por su parte, Hugo Haime prefirió no darle demasiada importancia a lo ocurrido y resaltó que "como todas las democracias, la de Estados Unidos también tiene sus problemas". Y Gustavo Córdoba se refiere al desafío que tiene el país por delante, que indica es "muy similar al que tenemos acá"
Se acabó lo que se daba. Luego de tres días de lento conteo, palabras de un lado y del otro y presentaciones judiciales, se definió que el siempre excéntrico Donald Trump (Republicano) dejará de ser el presidente de Estados Unidos, el país más poderoso del mundo. Su reemplazante, el demócrata Joe Biden, asumirá el venidero 21 de enero, aunque seguramente no con la típica ceremonia frente al Capitolio.

Sin embargo, Estados Unidos tendrá que pasar un largo proceso hasta llegar a ese día; si es que llega. Es que Trump ya había advertido que impugnará estas elecciones. En síntesis, un escándalo, que seguramente ningún otro país sería capaz de soportar. Así lo analiza en diálogo con La Tecla, el politólogo Gustavo Marangoni.

"Sería muy difícil sostener situaciones como esa, diría en cualquier país que no fuera Estados Unidos; tenés que tener 250 años de mucha tradición democrática para que un escenario de tanto estrés pueda ser soportado de la manera que se soportó; y de alguna manera también tener la experiencia de que los comicios sean por estados y por delegados", reflexiona el titular de M&R Asociados.

"En países como el nuestro, en caso de haberse dado una situación similar, los cuestionamientos hubieran sido más severos", señala el ex número 1 del Banco Provincia, y pone como ejemplo lo que sucede en la siempre tan cuestionada democracia venezolana, donde manda el presidente Nicolás Maduro, para muchos un tirano dictador.

A manera de conclusión, Marangoni recuerda que "desde 1983 a esta parte, ningún candidato derrotado hizo jamás una acusación por fraude, ni siquiera en aquellas elecciones que fueron muy parejas", y remata: "una para nuestra lado, para ayudar a consolidar nuestra autoestima".



Por su parte, el también analista Julio Burdman aseguró que lo sucedido en el país de la bandera de las barras y las estrellas es "un papelón" y consideró que lo que demuestra Trump yéndose de la presidencia de esta forma es que en Estados Unidos "hay un problema con la sociedad y la política" y que "evidentemente él (Trump) es el emergente de algo mucho más complejo, no es solamente una excepción, justamente porque se trata de una excepción votada por la mitad del país".

"Trump no va a ser un expresidente como los otros, no va a ser un cooperador del sistema, sino que va a ser una figura corrosiva desde una especie de oposición social. Los Republicanos tendrán que decidir qué hacer con él, o reemplazarlo por alguien que sea representativo de esa base electoral; pero hace falta un tipo igual de loco para canalizar las demandas de los republicanos más extremos", añade el Profesor e Investigador.

De cara al futuro, y dando por sentado que la Justicia no modificará lo que aparentemente dictaminaron las urnas, Burdman comentó que "esto recién empieza y es impredecible, no me imagino una presidencia tranquila para Joe Biden".

"Evidentemente Estados Unidos está atravesando por un proceso de cambio muy profundo con radicalización, donde el partido Repúblicano está más a la derecha que nunca y el partido Demócrata más a la izquierda que nunca", concluyó.

En tanto, el Director de Hugo Haime & Asociados prefirió no darle tanta importancia a lo ocurrido, sobre todo porque considera que no hay que idealizar a Estados Unidos, aunque tampoco subestimarlo. "Finalmente contaron los votos, ganó Biden y fin de la historia. Estados Unidos es un país en el que existe el Ku Klux Klan, hay grieta y se han asesinado presidentes. No hay que idealizarlo ni pensar que es un paisucho", indicó.

Y resaltó que "como todas las democracias tiene sus problemas, lo que estamos viendo es simplemente que Donald Trump, desde el punto de vista de una personalidad narcisista, herido en su orgullo, patalea y dice 'yo de acá no me quiero ir', pero sabemos que eso no va a trascender y Biden va a ser el presidente", completó Hugo Haime. 

También se refirió al proceso electoral estadounidense el socio fundador de Zuban-Córdoba, Gustavo Córdoba. "Entre otras cosas hay que destacar el poder del voto, la legimitidad de origen de la democracia, que marca muchas cuestiones", dijo el consultor y puntualizó: "Con las irregularidades que pudimos ver a la distancia, en Bolivia la OEA hizo un escándalo de dimensiones internacionales y aquí no abrió la boca", afirmó.

Además, aseveró que "Estados Unidos hoy tiene ante sí un desfío enorme, que es muy parecido al desafío que enfrentamos los países latinos. Hay como si fuesen dos países en guerra dentro de uno. Una especie de guerra cultural que se va a tener resolver en algún momento; pero evidentemente viendo cómo han sido las últimas elecciones, estas no alcanzan para determinar, más allá de un triunfador puntual, cuál es el modelo de país que se va a terminar imponiendo".