RECLAMO
28/10
La exclusividad para YPF enfureció a estacioneros, que se quejaron ante Kicillof
Representantes de la estaciones de servicio y de los trabajadores trasladaron su inquietud por un proyecto que impulsa que el Estado concentre las compras de combustible para uso oficial en la empresa nacional. Rechazo de la oposiciòn y compromiso de revisar la transparencia del mercado.

La pandemia, y la posterior declaración de la cuarentena y el aislamiento, impactaron fuertemente en la venta de combustibles, poniendo a muchas estaciones de servicio en una complicada situación.

De a poco, a medida que las actividades permitidas se van sumando, el sector lucha para recuperar algo de rentabilidad, aunque en las últimas horas el avispero se agitó, y el motivo provino de la Legislatura bonaerense.

Preocupados, los representantes de los expendedores –y de los empleados de las estaciones-  se reunieron hoy con el Gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el secretario de Energía, Gastón Ghioni, preocupados por un proyecto impulsado por el titular del bloque del Frente de Todos en la Cámara Baja, Facundo Tignanelli, que concentraría en YPF todas las compras de combustibles para uso oficial.

Al encuentro asistieron Juan Carlos Basílico, titular de Federaciones de Entidades de Combustibles (F.E.C.) y el secretario General de la Federación de Obreros de Estaciones de Servicio, GNC, Garages, Playas de Estacionamiento y Lavaderos de Autos (FOESGRA), además de secretario adjunto de la CGT, Carlos Acuña.

Los expendedores expusieron sus reparos a esa iniciativa, al considerar que perjudicaría a establecimientos que operan bajo otras banderas o sin ellas, siendo necesario asegurar la igualdad de trato a todos los operadores y la libre competencia. 

El Gobernador informó a los asistentes que la iniciativa no es impulsada por el Poder Ejecutivo, y que desde la Gobernación existe la preocupación en transparentar la compra de combustibles a través de mecanismos de control, sin que ello implique excluir a ningún proveedor, siendo que ello podría llevarse a cabo en tanto y en cuanto se instrumenten medios de control de la operatoria comercial en resguardo del interés fiscal de la Provincia. 

Las partes convinieron en la posibilidad de que todos los actores del sector, que conforman petroleras y sus redes de distribución, instrumenten sistemas de control de la operatoria de compra para vehículos oficiales para evitar desvíos. 

La iniciativa del diputado camporista ya recibió críticas por parte de la oposición, como la expresada a La Tecla.info por el titular de la bancada de Juntos por el Cambio en el Senador provincial, Roberto Costa.

El legislador cambiemita sostuvo que “lo estuvimos mirando (al proyecto) y marca una exacerbación en una pseudoposición ideológica que no soluciona ningún problema, porque no le sirve a la Provincia, no le sirve a YPF y no le sirve a la ciudadanía.

En ese sentido, detalló: “No le sirve a la Provincia porque estar obligada a comprarle a un solo proveedor es  quedar sujeta a la falta de competencia para con otras empresas; no nos olvidemos que YPF es una sociedad anónima y se rige por las sociedades. No le sirve a YPF porque en los momentos de inconveniente con el precio del commoditie muchas veces las empresas tienen que hacer un esfuerzo para que el aumento sea inminente y de esa manera estamos obligándola a que sostenga un precio. Y no nos sirve a los ciudadanos, que debemos estar seguros de que la Provincia va a poder contratar en el mejor lugar y al mejor precio y plazo. Creo que es una exageración de una posición pseudoideológica”.

Los concurrentes también trasladaron distintos problemas del sector, como los derivados de su actuación como agentes de percepción del impuesto sobre los ingresos brutos y la acumulación de saldos acreedores en el mencionado tributo provincial, y asimismo, la prohibición de venta de bebidas alcohólicas en las estaciones de servicios (sin incluirse su consumo dentro de los minimercados), que supone un trato desigual con otros establecimientos comerciales, de todo lo que las autoridades tomaron nota a afectos de estudiar posibles soluciones. 

Los estacioneros tomaron el compromiso de trasladar a los representantes de sus firmas proveedoras la posibilidad de establecer -conjuntamente con la Provincia de Buenos Aires- mecanismos de contralor comercial de la compra por Organismos públicos provinciales, para evitar desvíos y consecuentes perjuicios para el interés fiscal.