POLEMICA
28/10
La adjudicación del cobro de tasas en Berisso quedó en manos de una empresa conocida
Tercerizacion Ingresos Publicos Sociedad Anónima (TIPSA) se hizo con el convenio para el "servicio de colaboración y asistencia técnica para el fortalecimiento del sistema tributario”. La compañía ya había tenido trabajo con los municipios de Azul, Almirante Brown, Quilmes, Escobar e Ituzaingó.
De acuerdo a la información recabada por este medios, la empresa Tercerizacion Ingresos Publicos Sociedad Anónima (TIPSA) se quedó con la licitación del “servicio de colaboración y asistencia técnica para el fortalecimiento del sistema tributario” en el municipio de Berisso. Esta iniciativa, impulsada por el intendente Fabián Cagliardi, fue calificada por la oposición local como una “privatización” del cobro de tasas municipales.

Fuentes de Juntos por el Cambio afirmaron que la ganadora de la licitación fue TIPSA, empresa radicada en la localidad de Bernal (Qulmes). La misma, trabajó en otros municipios como Azul, Almirante Brown, Quilmes, Escobar e Ituzaingó. Además, indicaron que la compañía se haría con un “22 por ciento” de la recaudación. Previamente, el intendente había mencionado que iba a romndar el 25 por ciento.

La aprobación del llamado a licitación se dio en la sesión del Concejo Deliberante del miércoles 23 de septiembre, en la que se impuso el voto de la mayoría del bloque del Frente de Todos. La bancada de Juntos por el Cambio, por su parte, decidió no participar de la sesión virtual, con el argumento de que la votación de un expediente tan trascendente debía hacerse de manera presencial.

En diálogo con La Tecla, el jefe comunal había justificado el impulso a esta iniciativa, señalando que la intención es capacitar al personal municipal para estos trabajos, e incrementar la cobrabilidad en el municipio. “Lo que queremos con esta iniciativa es que nos ayuden contable y jurídicamente a respaldarnos para las empresas que están prestando servicios y no nos están dando nada o de mala manera”, indicó Cagliardi.

Por su parte, el exintendente Jorge Nedela fue una de las voces opositoras que denunció que el convenio era una “privatización” que derivaría en “un negocio millonario que va a ser para los amigos del poder”, A su vez, el dirigente de la Unión Cívica Radical señaló que el trabajo con el cobro de las tasas lo podía hacer la propia planta municipal.

Finalmente, desde Juntos por el Cambio informaron que esperan a la publicación de la adjudicación de la licitación para realizar un pedido de informes.