TEMPORADA OUT
20/10/2020
En la costa, hacen fila para pegarle a Provincia
Teatros, campings y boliches, son los principales sectores perjudicados tras no ser incluidos entre las actividades permitidas por Provincia para el verano. Reclaman cambios y advierten sobre el impacto económico.

El desencanto y desesperanza se apoderó ayer de cientos de comerciantes y emprendedores que apostaban a una temporada en la cual comenzar a recuperar parte de lo perdido por las restricciones que se implementan desde marzo con la llegada del coronavirus al país. Es que, según consignó La Tecla Mar del Plata (www.lateclamardelplata.com.ar), sus rubros no fueron incorporados dentro de las actividades que se permitirán en el verano en la Costa Atlántica y mientras esperan un cambio en las disposiciones, comienzan a advertir sobre el fuerte impacto económico y social que generará la medida.

El sector de los campings fue uno de los primeros en salir al cruce, el que menos sonaba en la previa del anuncio que ayer encabezó el gobernador Axel Kicillof desde el Museo MAR. Argumentan que la realización de actividades al aire libre se contradice con la recomendación sanitaria que precisamente propicia esa perspectiva, algo que, desde su óptica, no llega a ser contrarrestado por la utilización de baños compartidos, como planteó la Provincia. De hecho, remarcan que gran cantidad de hoteles convencionales ofrecen habitaciones con baño compartido.

“Es muy triste pensar qué pasará con nuestras salas”; sostuvo por su parte el dueño y productor del Teatro Rivadavia, Carlos Petón Vinciguerra. “Comprendemos el riesgo sanitario, obviamente defendemos la salud, pero junto con la economía hacen a la vida en la actualidad. Es una situación que sabíamos que podría pasar, pero estábamos trabajando para que los protocolos nos dieran una oportunidad”, se lamentó.

En cuanto a la oportunidad de avanzar con emisiones vía streaming, planteó reparos: “es una posibilidad pero no todos los productores, salas o artistas, cuentan con la tecnología o el dinero para adquirir o alquilar la tecnología necesaria para brindar sus espectáculos en este formato. Sin dejar de pensar en que muchas obras no pueden ser tampoco brindadas en ese formato, porque el teatro es un hecho vivencial, sensorial”.

“Estoy en shock” reconoció por su lado el reconocido productor teatral Carlos Rottemberg. “Es la noticia que no queríamos escuchar. Sería la primera vez que no se podrían subir las marquesinas, es un hecho inédito”, agregó uno de los principales referentes del sector.

Finalmente, los empresarios de la nocturnidad son otros de los ámbitos desde el cual se aguardan modificaciones, mientras apuntan a avanzar al menos en la habilitación para funcionar en espacios abiertos. Por la bajo, algunos también empiezan a apuntar al problema que se generará en el corto plazo con la proliferación de un circuito clandestino, con menores herramientas de parte del Estado para poder asegurar el cumplimiento de los protocolo sanitarios