LA TECLA MAR DEL PLATA
20/10/2020
Pensar la producción para crecer
La recesión obliga al gobierno a diseñar alternativas para que despegue la economía. La apuesta por el sector TIC, el peso de la industria alimenticia y modernizar el puerto, las claves a futuro

General Pueyrredón atraviesa una crisis económica sin precedentes. El 26% de desocupación y el 38,9% de pobreza exponen la situación, a la que se suman los mínimos históricos en la tasa de  actividad (38,8%) y empleo (28,7%).

En este marco, aflora la pregunta sobre los modos de producción de la ciudad y qué cambiar pensando en la reactivación de cara al futuro. La radiografía actual indica que, según datos de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Mar del Plata, el sector terciario representa el 62% del producto bruto geográfico; el sector secundario el 29%; y el primario el 9%.

Y, justamente, desde la óptica del gobierno, el déficit en el sector terciario tuvo una consecuencia directa en los indicadores de la ciudad. “Todo lo que es servicios y comercio estuvo muy impactado por la cuarentena. Y ni hablar en lo que respecta al turismo, con las actividades que tiene asociadas y se benefician por el efecto derrame. Los que vienen los fines de semana, los no residentes; toda esa economía se perdió”, explica Fernando Muro, el secretario de Desarrollo Productivo del Municipio.

El cálculo en el Ejecutivo es que Mar del Plata perdió entre 40.000 y 50.000 visitantes cada fin de semana por las restricciones dispuestas por la pandemia.

Por otro lado, Muro entiende que el sector primario, con la pesca, el cordón frutihortícola y el sector agropecuario “han trabajado bien” durante el año. Mientras que la industria tuvo un cierto impacto al principio de la pandemia y luego se pudo “reactivar”, a excepción de algunas áreas vinculadas al turismo y la construcción, que aún se mantiene con restricciones en la comuna.

En contrapartida, desde la oposición salieron a plantear en las últimas semanas, a raíz de los indicadores socioeconómicos adversos, la necesidad de cambiar “la matriz productiva de la ciudad”, muy dependiente de la actividad turística a lo largo del año.

"Eso es una frase hecha. Mar del Plata tiene extendida su producción al ser el principal puerto pesquero del país. Tiene el cordón frutihortícola y un Parque Industrial focalizado en los alimentos, además de la industria turística y la construcción. Quizás se pueda incluir lo que es la industria offshore, los servicios portuarios, que hoy no están. Lo que hay que hacer es potenciar todos esos sectores, no cambiar la matriz. Hay que trabajar de base en todos ellos por fuera del turismo, para que éste sea ‘un premio’ y no una base de la economía”, plantea el secretario.

 

Mientras el Ejecutivo busca la forma de potenciar los sectores de la economía, de cara al futuro la industria alimenticia aparece como una de las puntas de lanza para ampliar la productividad en General Pueyrredón y generar empleo. Según un estudio sobre el mapa productivo en la ciudad, coordinado por Fernando Graña, y realizado por el Consejo Federal de Inversiones por solicitud de Provincia, para el cual también se contrató a la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP), hay 1350 empresas industriales y tecnológicas, de las cuales el 36% se dedica a la producción de alimentos y bebidas.

“Es lo que va a posicionar a la ciudad desde el punto de vista económico hacia el futuro. Tenemos todo para ser una industria alimenticia fuerte”, dice Muro.

El otro sector apuntado para dinamizar la economía es el TIC: uno de los pedidos que el intendente Guillermo Montenegro le realizó al Concejo durante la apertura de sesiones ordinarias. El gobierno apunta al desembarco de unas 80 firmas especializadas, a partir de la creación de un Parque Informático y un Distrito Tecnológico en la comuna. Hace semanas elevó un proyecto de ordenanza con los lineamientos de la propuesta.

Con una producción diversificada, pero poco asentada para revertir la recesión, el gobierno remarca la necesidad de que repunte la economía nacional para despegar. “Hay muchas reformas que deben hacerse que exceden al ámbito municipal. Y la macroeconomía está complicada: hace 10 años que no crecemos”, sentencia el titular de Desarrollo Productivo.

Las recomendaciones para potenciar la industria local

La Universidad Nacional de Mar del Plata propuso una serie de planteos a seguir para fortalecer la producción en la ciudad. Las claves son mejorar la formación laboral, planificación y financiamiento para Pymes.

La UNMdP planteó cinco recomendaciones de políticas públicas para desarrollar el sector industrial en la ciudad. La formación de la fuerza laboral, uno de los ejes centrales.

Aquí se destaca la necesidad de tener un sistema educativo orientado al sector productivo, y   avanzar en capacitación y formación para operarios calificados (desarrolladores, soldadores, torneros), y mandos medios y técnicos (programadores, técnicos electromecánicas y mecánicos, jefes de planta).

Dentro de la industria alimenticia, se observa un potencial en la diversificación productiva hacia la actividad química: allí podría crecer un mercado con mucho potencial, según lo expuesto por el estudio.

Asimismo, se propone mejorar la planificación en la localización de establecimientos por parte del Estado Municipal y las propias empresas.

Por último, el estudio remarca la necesidad de impulsar un programa de financiamiento para  exportaciones,  como así también políticas de apoyo a la realización de misiones comerciales sectoriales. Ello deberá ir de la mano de un mayor financiamiento para las Pymes de General Pueyrredón.

La apuesta por el sector TIC

El intendente Guillermo Montenegro busca darle incentivo a la economía del conocimiento a partir del armado de un Distrito Tecnológico en la Estación Ferroautomotora. El Concejo Deliberante lo aprobaría antes de fin de año.

La semana pasada, el gobierno  presentó al Concejo Deliberante una ordenanza para la creación del Distrito de Tecnologías Creativas y del Conocimiento, en una zona de 60 manzanas con epicentro en la Estación Ferroautomotora, donde se implementarán beneficios e incentivos tributarios para aquellas empresas y pymes que se instalen.

En este marco, la reciente aprobación en el Congreso de la Ley de Economía del Conocimiento también significa un estímulo para que el sector pueda desembarcar en la comuna. La norma apunta a brindar beneficios impositivos e incentivos para la industria del software. Entre los puntos centrales de la ley, se destaca la posibilidad de que las firmas que inviertan en capacitar a desocupados menores de veinticinco y mayores de 45 años, o mujeres que accedan por primera vez a un empleo formal, podrán computar por el doble de su valor.

El combo genera expectativas en la ciudad, en un primer momento para evitar la salida de TICs locales a otros puntos del país donde también se incentiva su radicación, como CABA, Córdoba o Mendoza, y en segunda instancia, para atraer nuevos emprendimientos que acompañen la recuperación económica.

“Más de 80 empresas de software, junto a las universidades locales, quieren desarrollar esta iniciativa y nosotros vamos a estar a su lado para dar ese impulso. Todo esto porque es un sector que necesita ser explotado para generar empleo genuino y de calidad”, planteó Montenegro ante el Legislativo a inicios de marzo.

Actualmente, la economía creativa genera el 3% del PBI de Argentina e involucra empleo para casi medio millón de personas, ocupando un 2,5% del mercado laboral.


El rol de la pesca y la inversión

El puerto marplatense se ubica fuerte dentro del sector primario, pero padece fallas estructurales que resienten la comercialización y el trabajo en tierra. En este marco, urgen las obras para dar competitividad.

El puerto, desde hace tiempo, es un sector lleno de incertidumbres, porque no se aprovechan todas sus potencialidades. Actualmente, es la principal actividad dentro del sector primario: representa el 4,5% de la economía local, mientras que el 14% de las industrias pertenecen a la rama alimenticia-pesquera.

Sin embargo, la falta de inversión en cuestiones estructurales desnudan la fragilidad de una rama económica que podría ser más competitiva. Según el estudio del mapa productivo, hay una escasa gravitación del puerto en lo que respecta a la exportación. La mayoría de los productos salen por tierra y tienen destino final la Ciudad de Buenos Aires para comercializarse.

Una de las claves de esta situación apunta a la falta de capacidad logística y operativa, cuya causa se encuentra en la ausencia de inversión en infraestructura, como las obras en el espigón 3, una terminal de contenedores nueva, la creación del espigón 9 o la liberación de muelles, abarrotados con decenas de buques inactivos.

“Necesitamos una política industrial y productiva a nivel nacional que sea acorde a la generación de empleo, a ser competitivos; eliminar impuestos a la exportación y todo lo que grava a la producción para poder serlo”, señala Fernando Muro al respecto.

El último avance en este sentido es una inversión de $450 millones por parte del gobierno nacional para hacer el dragado, indispensable para mejorar la operatividad de los buques de gran porte. Sin embargo, eso es apenas una tarea de mantenimiento en este contexto. Otro eje que genera preocupación es la merma del trabajo en tierra, un problema que va en aumento ante la prioridad que se le da a los puertos del sur para cumplir dichas tareas. La buena época del calamar y el langostino han amortiguado este problema, pero no se ven soluciones en el mediano y largo plazo.

Mar del Plata, entre los destinos más buscados

El lanzamiento del “Plan Previaje”, la propuesta del Gobierno Nacional, que otorga un reintegro del 50% a utilizar en servicios turísticos durante todo el 2021, ubicó a Mar del Plata entre los destinos más buscados del país.

El relevamiento fue hecho por la plataforma Booking, en base a la búsqueda de usuarios argentinos. En concreto, la ciudad se ubica tercera en el escalafón de los lugares que más interés despertaron, detrás de San Carlos de Bariloche y Buenos Aires.

Acuerdo por el Parque Informático

En febrero, antes de la pandemia, Montenegro acordó con el rector de la UNMdP, Alfredo Lazzeretti, la creación de un Parque Informático en la ciudad para darle impulso al sector TIC. El mismo se montaría en un predio perteneciente a la casa de  altos estudios, el cual tiene una extensión total de 30 hectáreas.