NEGOCIACIONES
13/10
Impasse en la conflictiva municipalización de la recolección de residuos en Avellaneda
La ordenanza debería haber sido tratada la semana pasada por el Concejo Deliberante, pero hay inconvenientes para que los trabajadores de la cooperativa Gestionar, que tiene el servicio, mantengan el convenio colectivo de trabajo de Camioneros. En el medio, se vislumbran las disputas entre el intendente Jorge Ferraresi y el gremio de municipales.
La municipalización del servicio de limpieza y recolección de residuos por parte de la gestión del intendente Jorge Ferraresi entró en un stand by. El tratamiento de la ordenanza para el traspaso de la cooperativa Gestionar a la órbita comunal en el Concejo Deliberante estaba prevista para la semana pasada.

Tal como había señalado este medio hace dos semanas, el gremio de Camioneros, que nuclea a los trabajadores de la recolección de residuos en Avellaneda, pretendía como única condición del traspaso que se respete el Convenio Colectivo de Trabajo del sindicato referenciado en Hugo Moyano, y que es conducido por su hijo Pablo.

Según pudo averiguar La Tecla, este habría sido el motivo por el cual se frenó el traspaso. “Por especificidad, serían empleados municipales” indicó en off the record una voz de la oposición local, en referencia a una eventual judicialización del conflicto.

Fuentes de la gestión comunal minimizaron la situación, explicando que el hecho de que la limpieza y recolección de residuos esté en manos de una cooperativa ligada a la gestión local y no de una empresa privada. “Para nosotros siempre estuvo municipalizado”, indicaron.
Sin embargo, reconocieron que la comuna tuvo funcionarios trabajando en la solución de la incorporación “para conciliar el nuevo sistema” en el que el municipio absorbería a los empleados de Gestionar.

El convenio que une a la cooperativa con la municipalidad termina en enero. Según indicaron desde el oficialismo, el mismo tendría una renovación automática, pero la gestión Ferraresi quiere municipalizar el servicio. Desde la oposición, por el contrario, hicieron especulaciones menos optimistas. “En este caso, hubo un intento de no renovar. El miedo es que pase lo de Quilmes, que pasaron tres gobiernos y el servicio es deficiente”, indicaron.

La referencia al municipio vecino alude al enfrentamiento del entonces intendente de Quilmes, Francisco “Barba” Gutiérrez (gobernó hasta 2015), que municipalizó el servicio de limpieza y recolección de residuos, enfrentándose a Hugo Moyano. La propuesta de Avellaneda del pase a la órbita local deja lugar a un posible enfrentamiento con el camionero.

Por otro lado, la tercera parte en esta cuestión son los gremios municipales, donde aseguran desconocer la situación del eventual traspaso. “No tengo idea de lo que iban a hacer. No sé por qué venía el asunto ni por qué se trabó”, explicó el secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA), Hernán Doval, en diálogo con La Tecla.

Según sostuvo, los trabajadores de Gestionar, que provenían de la empresa anterior, “siempre estuvieron dentro de la esfera de la contratación privada de la empresa”; agregando que “legalmente no podíamos afiliarlos, porque ellos firmaban parte de un emprendimiento privado”.

También en esto juegan las especulaciones políticas: Ferraresi históricamente mantiene un conflicto con el gremio de municipales, hoy conducido por Doval, pero referenciado en Rubén “Cholo” García, titular de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales Bonaerenses (FESIMUBO).

“Ferraresi tiene un histórico destrato con los municipales. Cuando se pelea con alguien, crea un sindicato que lo aplaude”, concluyó una voz de la oposición.