HACIA LAS URNAS
07/10/2020
Con la mira en 2023, intendentes PRO formaron el "Grupo Dorrego"
Los jefes comunales amarillos del Conurbano conformaron una mesa de trabajo para pelear la Gobernación en los próximos comicios. Sumaron a quienes perdieron las elecciones del año pasado para rearmar el espacio y pelear la interna de Juntos por el Cambio. 
A menos de un año de las elecciones de medio término, la oposición comienza a dar las primeras señales de rearmado con la intención de vencer al oficialismo en las urnas como paso previo al retorno al poder en 2023.

Y en este proceso de reorganización, los intendentes PRO del Conurbano quieren ser protagonistas. Se trata de Diego Valenzuela (Tres de Febrero); Néstor Grindetti (Lanús), Julio Garro (La Plata) y Jorge Macri (Vicente López), quienes se posicionan como los principales interlocutores de la oposición y suman a los jefes comunales derrotados en 2019 para dar batalla.

Este miércoles, por caso, decidieron conformar de manera oficial una mesa de trabajo, de la que también participarán los ex intendentes Martiniano Molina (Quilmes), Nicolás Ducoté (Pilar) y Ramiro Tagliaferro (Morón), a la que denominaron “Grupo Dorrego”.
 

Según pudo saber LaTecla.Info, el nombre fue sugerido por Diego Valenzuela, el historiador del grupo, ya que aseguran que el ex gobernador bonaerense los caracteriza e identifica. En efecto, Dorrego participó en la guerra de independencia y en las guerras civiles argentinas. Se destacó como uno de los principales referentes del federalismo rioplatense y fue gobernador de la Provincia de Buenos Aires en dos oportunidades. 

El objetivo del "Grupo Dorrego" es, básicamente, llevar un intendente a la Gobernación en 2023 y pelear la interna de Juntos por el Cambio. 

“La elección de un hombre que los caracterice e identifique a todos por igual no fue fácil, un abanico de posibilidades iban y venían pero no dejaban conformes ni satisfechos a los jefes comunales del PRO que han decidido conformar una mesa política en la provincia de Buenos Aires para liderar a la oposición del gobierno de Axel Kicillof, así como también discutir internamente los destinos de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires”, señalaron desde el entorno de Jorge Macri, quien en reiteradas ocasiones manifestó su intención de ocupar el principal sillón del Ejecutivo.

No será tarea sencilla. Desde el radicalismo ya manifestaron sus intenciones de competir por la Gobernación en 2023 y, de seguro, llevarán su propio candidato. Sin embargo, primero hay un obstáculo que sortear: las elecciones intermedias.

Para eso, desde el ala amarilla apelan a las figuras de los ex intendentes con un doble sentido: sumar representación en la Legislatura con nombres y caras conocidas, y a la vez asegurarle a los derrotados un espacio de toma de decisiones en caso de querer buscar la revancha y regresar al territorio.