HACIA 2021
18/09
Macri se prueba el traje de candidato y encabeza una recorrida política virtual 
Con miras a 2021, el ex presidente se mete de lleno en el escenario partidario. Organizó una serie de encuentros virtuales con dirigentes del PRO en distintas provincias del país para empezar a posicionar una posible candidatura. 
Tras regresar el país después de su estadía en Europa, el ex presidente Mauricio Macri tiene pensado regresar de lleno a la escena política. Según trascendió, encabezará una serie de encuentros virtuales con dirigentes del PRO en distintas provincias del país para empezar a posicionar una posible candidatura en las elecciones de 2021. 

Impulsado por sectores que le piden que levante su perfil, y cuestionado por otros que le sugieren su retiro, las actividades de Macri comenzaron esta semana con Mendoza -vía plataforma de Zoom- y seguirán en los próximos días con las autoridades partidarias y la dirigencia del PRO en Córdoba, Santa Fe y otros distritos.

A su creciente actividad en las redes sociales, se sumó también una intensa agenda en la quinta Los Abrojos, donde incluso recibió personalmente a tres intendentes de su espacio, lo que le valió un allanamiento a su domicilio, ordenado por el juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, por haber violado la cuarentena obligatoria tras su regreso al país.

De inmediato, diputados y senadores de Juntos por el Cambio expresaron su "solidaridad" con Macri y calificaron como un "ataque inaudito" a la medida judicial que ordenó el operativo.

Mientras Macri da señales de querer recuperar su liderazgo en el PRO -diluido mientras estuvo en Europa y eclipsado en las últimas semanas por el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta-, en Juntos por el Cambio avisaron que están a gusto con una conducción "colegiada" y compartida por las tres fuerzas, como ya lo expresaron públicamente desde la UCR y la Coalición Cívica, los socios del PRO en la coalición opositora.

Además, una de las patas peronistas surgidas de su propio sector y liderada por el ex titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, hizo público en los últimos días su pedido de un "recambio generacional".

"Cristina (Kirchner) y (Mauricio) Macri tienen que ser una etapa terminada", fue la frase de Monzó, que causó malestar en los sectores cercanos a Macri -lo acusaron de haber abandonado PRO y hablar desde afuera- y adhesión en otros, aunque nadie hubiera usado esas palabras.

Desde que dejó el Gobierno, el ex secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis, se volvió la mano derecha de Macri. También está en contacto permanente con el auditor Miguel Pichetto; y en los últimos días su asesor en materia económica es su exministro del área, Hernán Lacunza.

"Está muy activo, retomó su rol, está muy interesado en escuchar a todos y especialmente al sector que le pide a la oposición que tome más protagonismo ante el avance del Gobierno", dijo a Télam un dirigente del riñón macrista del PRO.

En su diálogo con la dirigencia mendocina, esta semana, el exmandatario insistió en advertir sobre la presencia de lo que define como una "debilidad institucional" del país y se mostró preocupado por la situación económica y el rumbo de la política exterior.

"El mundo nos muteó", fue su advertencia en ese encuentro, según relataron fuentes que escucharon su postura.

Lo llamativo fue, quizás, que tanto Larreta como María Eugenia Vidal no repudiaron el allanamiento a Macri. Si bien aseguran mantener una excelente relación personal, ambos prefieren mantenerse en el sector dialoguista de la oposición, a diferencia de quien es (o fue) su referente político.