EBULLICION GREMIAL
08/09
Tras el aumento a policías de la Bonaerense, hacen fila docentes, estatales y médicos
El incremento salarial prometido por el Gobierno provincial a los efectivos policiales desató una ola de reclamos de estatales, médicos y docentes. Piden paritarias y recuperación de haberes. CICOP convocó a una jornada de lucha nacional para este jueves.

El anuncio de recomposición salarial para el personal de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, anunciado por el Gobierno en medio de una protesta que se diseminó por todo el territorio bonaerense, abrió la caja de Pandora de los reclamos.

Luego del anuncio de aumento para la Bonaerense, el secretario General de Udocba, Miguel Díaz, reiteró su reclamo de convocatoria a paritarias docentes, con el objetivo de "recuperar salarios"·.

“Evidentemente hay recursos en la provincia, así que necesitamos que se atiendan las necesidades de los y las docentes también. No entendemos  por qué se dilata tanto la reapertura de nuestra  paritaria”, manifestó el sindicalista.

Díaz aseguró que aún está pendiente la actualización de la segunda mitad del año y, aunque consideró que "estamos en una situación especial", sostuvo que "tenemos que sentarnos a resolver esto porque no se puede seguir viviendo con estos ingresos tan bajos”.

Médicos y estatales

Por su parte, los médicos nucleados en CICOP realizarán este jueves 10 de septiembre de una Jornada Nacional de Luch, reclamando por paritarias, más personal y partidas de emergencia en medio de la pandemia.

"Con salarios deteriorados, sin convocatoria a paritarias y sin licencias para los grupos de riesgo, lxs trabajadorxs de la Salud enfrentamos la tarea diaria poniendo lo mejor que tenemos, pero transitando nuestra propia angustia, la de nuestrxs compañerxs y con la sobrecarga de no ser suficientes en número para abordar los desafíos que la situación presenta", señalaron desde la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires .

El secretario adjunto de CICOP, Fernando Corsiglia, aseguró a La Tecla.info que "es inadmisible que se le prometa un aumento a un sector, dejando de lado al resto de los estatales, en particular al sector Salud".

"Hay muchos sectores que somos esenciales, y de los más esenciales como es el de la Salud. No queremos ir en contra ni en desmedro de los planteos que hacen el resto de los sectores, pero no tenemos dudas de que si hay un sector que debió haber sido convocado y que requiere negociación salarial y aumento es el nuestro", sostuvo el dirigente de los galenos.
 

Del mismo modo, el titular de ATE-Provincia, Oscar de Isasi, reiteró su reclamo para que se le de continuidad inmediata a las discusiones paritarias para los estatales del territorio bonaerense, tras el aumento anunciado al personal policial.

“A diferencia de lo que se venía planteando desde el gobierno, parece ser que plata hay. Todos los estatales necesitan una recomposición de su salario”, expresó.

El gremialista añadió que "si el gobierno tiene dinero para invertir miles de millones de pesos en el área de Seguridad y otorgar un aumento salarial a la policía, debería reconsiderar y otorgar un aumento en las otras áreas del Estado que están sosteniendo con el cuerpo esta situación que estamos atravesando y que están mal remuneradas y al borde del colapso”.

Vapulean a Baradel

Un comunicado de la CTA-Buenos Aires, que lleva la firma de su secretario General y titular de Suteba, Roberto Baradel, despertó la indignación en las redes sociales.

En el texto, el dirigente gremial acusa a un sector de Juntos por el Cambio de instigar los reclamos policiales. "Este sector de la policía bonaerense es agitado por la derecha de Macri y Vidal, responsables del ajuste, los bajos salarios y las pésimas condiciones de trabajo en el Estado", señala la nota.

La misiva añade que "acciones de este tipo, como la marcha del 17 de agosto, la reclamada 'vuelta a la normalidad' en pleno pico de contagios, y el escándalo que Juntos por el Cambio protagonizó en la última sesión de Diputados, son un claro, sistemático y coordinado intento de desestabilización de los gobiernos de Alberto Fernández y Axel Kicillof".