JUSTICIA
25/08
Críticas y exhorto: la mirada de CFK sobre la reforma judicial
Ante el inminente tratamiento parlamentario de la “Ley de Organización y Competencia de la Justicia Federal” la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, analizó los puntos de la iniciativa y cuestionó duramente al gobierno de Mauricio Macri
Ante el inminente tratamiento parlamentario de la “Ley de Organización y Competencia de la Justicia Federal” la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, analizó los puntos de la iniciativa y cuestionó duramente al gobierno de Mauricio Macri. En este sentido, la también exmandataria ponderó: "Se comienza a implementar el mandato de la reforma constitucional de 1994, que ordenaba la transferencia de la justicia ordinaria a la esfera de la Ciudad de Buenos Aires". 

En esta línea señaló: "A este proyecto que crea juzgados en la Ciudad de Buenos Aires y en todo el país, aborda cuestiones de competencia, que le da una mayor transparencia al ingreso y al sorteo de causas e introduce la perspectiva de género, se lo ha titulado erróneamente ´Reforma Judicial´"

De esta manera, la expresidenta recordó: "En nuestro país en los últimos 20 años solamente ha habido dos reformas judiciales" y puntualizó: "La primera, fue la que envié al Congreso siendo Presidenta de la Nación en el año 2013 y que, votada por el Parlamento, fue dejada sin efecto por el propio Poder Judicial al afectar sus privilegios". 

"La segunda, fue una reforma realizada de facto, sin ley y contra la Constitución. La realizó Mauricio Macri a partir del año 2015, cuando asumió la Presidencia de la Nación. Una reforma de facto operativizada únicamente sobre la justicia Federal Penal de la Capital Federal, más concretamente sobre los tribunales de Comodoro Py, y con el oscuro objetivo de perseguir y encarcelar opositores políticos y empresarios. A algunos de estos últimos para despojarlos de sus empresas y a otros para saldar cuestiones comerciales o hasta personales" criticó.

Respecto a la normativa a tratar exhortó: "Creo que el país todavía se debe una verdadera reforma judicial que no es la que vamos a debatir este jueves. Sin embargo, la primera actitud que debe tener la totalidad del sistema político argentino, cualquiera sea su postura ideológica y partidaria, es aceptar que cualquier diferencia, no sólo respecto de la organización del Poder Judicial o de la necesidad de su reforma, sino de cualquier otra cuestión sobre la que no haya acuerdo, tiene un solo lugar de discusión y resolución: el Congreso de la Nación".