AGUSTíN SIMONE
26/08/2020
“La necesidad de fondos para los próximos cuatro años es de $800.000 millones”
Mano a mano con La Tecla, el ministro de Infraestructura bonaerense, Agustín Simone cuenta que "la Provincia tiene una necesidad de infraestructura de unos 2.000 millones de dólares por año, más o menos. Es un número interesante, que si se pudiera mantener por unos 20 años, la Provincia podría estar en un mediano plazo en una situación mucho más competitiva y con otro nivel de servicios
-¿Cuáles son los desafíos para la pospandemia? 
-Estamos trabajando en un plan quinquenal, que es algo que teníamos previsto desde el inicio de la gestión. Nos parece que si no tenés una planificación estratégica y un esquema de trabajo no sólo de lo urgente y del corto plazo sino con una perspectiva para los próximos 20 años, terminás siempre trabajando a reacción. Eso nos lo propusimos desde el primer día. Después vino la pandemia, y eso nos obligó a enfocarnos mucho en lo que se hizo en salud. Ahora, sin dejar de mirar las necesidades inmediatas, que siguen estando, tratamos de tener un esquema de mediano plazo. Es un trabajo que venimos haciendo en conjunto, sobre todo con el Ministerio de Obras Públicas de Nación, y también con Transporte, con Vivienda. 

-¿Y qué es lo que se proyecta? 
-Trabajamos en todas las áreas que tienen que ver con nuestro ministerio. En vialidad, hidráulica, agua y cloacas, viviendas y obras de arquitectura en general, venimos identificando lo que la Provincia necesita para los próximos cuatro años, y le sumamos el trabajo que hace Educación con las necesidades de infaestructura para escuelas, y Justicia, para las cárceles. 

-¿De cuánto dinero estamos hablando? 
-Eso nos da una necesidad de fondos para los próximos cuatro años de 800.000 millones de pesos (a valores de hoy), que son 650.000 de este ministerio y 150.000 para las necesidades de Educación y de Justicia. Mi estimación es que la Provincia tiene una necesidad de infraestructura de unos 2.000 millones de dólares por año, más o menos. Es un número interesante, que si se pudiera mantener por unos 20 años, la Provincia podría estar en un mediano plazo en una situación mucho más competitiva y con otro nivel de servicios. Después hay que ir a buscar el financiamiento. 



-¿Entonces está el dinero? 
-Nosotros tenemos una parte ya financiada, porque fuimos calzando proyectos que había con préstamos que estaban sin usar, y hay una parte más chica que se va a hacer con presupuesto de la Provincia y los proyectos que tenemos con la Nación, como el que ya anunciamos de las rutas 11 y 56 y el del Enohsa (Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento).

-¿Cuál es el proyecto de viviendas que tienen? 
-Claramente hay una necesidad de viviendas muy grande en la Provincia, que llegaría a un millón de viviendas que necesitan construcción o intervención. Se venía a un nivel muy pobre, porque en los últimos cuatro años no se llegó a las 4.000 viviendas por año, que es un número muy bajo. Nosotros indentificamos 5.000 viviendas paralizadas, que la mitad son con fondos de Nación y la otra mitad, con fondos de Provincia, que están en situaciones muy diversas. No es sólo una cuestión de fondos; hay algunas que están paradas hace cuatro años y han sido vandalizadas, que es un gran problema. 

-¿Y además de esas 5.000? 
-Tenemos presentado en el Banco Mundial un proyecto para hacer otras 2.500 viviendas con su correspondiente infraestructura (que demanda un 30% del monto de la obra). Además tenemos identificadas 7.000 en condiciones de hacer los proyectos con la Nación; y yo espero que ese número crezca. Básicamente depende de la disponibilidad de terrenos.