INFORME ESPECIAL
24/08
Justicia bonaerense: la reforma que viene
El proyecto de reforma judicial nacional que impulsó el gobierno de Alberto Fernández puso sobre la lupa la necesidad de avanzar en una modificación de las vetustas normativas bonaerenses. En tal sentido, legisladores y especialistas dieron su opinión sobre la necesidad de avanzar un cambio y sobre qué aspectos hacer hincapié
El proyecto de reforma judicial nacional que impulsó el gobierno de Alberto Fernández puso sobre la lupa la necesidad de avanzar en una modificación de las vetustas normativas bonaerenses. En tal sentido, legisladores y especialistas dieron su opinión sobre la necesidad de avanzar un cambio y sobre qué aspectos hacer hincapié.

Hace menos de 30 años, la provincia tuvo su reforma judicial en consonancia con la actualización de las Constituciones nacional y bonaerense. En los últimos años fueron varias las iniciativas y propuestas que pusieron el acento en el cambio de las normativas judiciales bonaerenses, sin embargo, ninguna de ellas prosperó. 

En la actualidad solamente está sobre la mesa la reforma del Código Procesal Penal. Sin embargo desde los diferentes Poderes, son diferentes voces que piden por un cambio integral de las normas judiciales.

Con el impulso que dio el gobierno nacional a la modificación de la Ley Judicial, el tema comenzó a instalarse en el gobierno provincial, como así también en los principales ámbitos de discusión en su conjunto. No cabe duda de que el nuevo contexto, producto de la emergencia sanitaria por el coronavirus, agregó un plus sobre la incorporación de herramientas digitales a todos los procesos en cuestión que se circunscriben a la esfera bonaerense.



La reforma no es ajena, como tampoco los antecedentes. En 2018, la entonces gobernadora, María Eugenia Vidal (Cambiemos) envió a la Legislatura una propuesta referente al Código Procesal Penal orientado a la víctima y el restante sobre la reforma de selección de magistrados. Estas iniciativas se suman a otros dos ya presentados como la creación del mapa judicial y la modificación al procedimiento del Jury de enjuiciamiento de magistrados. La propuesta no prosperó y quedó empantanada tras el revés de las urnas en 2019.

Con el advenimiento de la nueva gestión, encabezada por Axel Kicillof, el tema fue abordado por los principales referentes políticos de la provincia. En su último diálogo con La Tecla, la vicegobernadora, Verónica Magario, respondió de manera afirmativa a la consulta respecto a la necesidad de realizar una reforma Judicial. En esta sintonía, agregó: “Hay que trabajar el tema de víctimas, un nuevo Código Procesal. Y no estoy hablando de agrandar o achicar la Corte, no entro en esa discusión. Me parece que hoy, la Procuración tiene las fiscalías y las defensorías, y yo iría a un modelo separado”. 


En respuesta a este pedido, el Procurador General, Julio Conte Grand, habló sobre la necesidad de una reforma y expresó: “Veremos, cuando haya un proyecto de reforma y si nos consultan. Muchas veces la Legislatura ha remitido proyectos de ley, sobre todo cuando están involucradas cuestiones propias del Ministerio Público y hemos emitido nuestra opinión”. Respecto a la necesidad que la Procuración tenga a su cargo los fiscales y los defensores oficiales, dijo: “Lo que seguramente lo que se plantea en el ámbito de la Provincia es si no corresponde ya analizar una autonomía plena de la defensa, que es un reclamo que se viene haciendo desde hace tiempo”.

Por su parte, el ministro de Justicia y derechos humanos Julio Alak, retomó el debate bajo la premisa de saldar una deuda pendiente de la democracia moderna. En una de sus últimas exposiciones legislativas, el funcionario señaló: “Todos estamos de acuerdo que tiene que haber una Ley de Víctimas en la provincia que vaya de la mano de esta modesta reforma del Código Procesal Penal para empezar a construir consensos”.

Sobre este punto, La Tecla  pudo conocer que la reforma del Código Procesal Penal es uno de los puntos en carpeta de la actual administración. A pesar del hermetismo del Ministerio, fuentes de ese organismo, consultadas por este medio subrayaron el trabajo en colaboración del Ejecutivo con la Justicia. 

Asimismo, el planteo de diversos organismos y funcionarios judiciales, respecto al funcionamiento en medio del aislamiento obligatorio no está ajeno a los próximos desafíos que deberá asumir la Justicia. En consecuencia, el ministro Alak reseño: "La emergencia sanitaria planteó desafíos inmediatos que fueron resueltos con esfuerzos, innovación y dedicación por parte de todo el sistema judicial de la Provincia" y añadió que "esto permitió la no interrupción del servicio en materia Penal y de Familia, el ingreso de causas de manera íntegramente digital, audiencias remotas y seguras, aprobación de protocolos para el trabajo presencial".



En el ámbito legislativo el consenso es mayor. Sin distinción de banderas políticas, legisladores de ambas Cámaras dialogaron con La Tecla y pusieron de manifiesto la necesidad de avanzar en consensos para llevar adelante dicha reforma. 

Con la mirada en el funcionamiento del Ministerio Público, el Consejo de la Magistratura, como así también los procedimientos enmarcados en el Código Procesal Penal, las voces legislativas explicaron sus diferentes puntos de vistas sobre la necesidad de reformar la Justicia en la provincia. 

Si bien no hay tiempos ni definiciones concretas, el consenso es generalizado sobre la necesidad de avanzar en una reforma en tierras bonaerenses. Qué dicen los principales protagonistas.

Jorge D'onofrio  (Integrante de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Justicia)
"Es necesario hacer una revisión y tener en cuenta los procedimientos"


El diputado provincial, dialogó con La Tecla acerca de la necesidad de reformar la Justicia en la provincia y dijo: “Siempre es necesario hacer una revisión y tener en cuenta los procedimientos, con esto me refiero al Código Procesal que hoy permite que casi el sesenta por ciento de los internos del Servicio Penitenciario bonaerense esté en situación de procesados y no de condenados. Fundamentalmente, desde la reforma del '94 para acá le dimos toda la responsabilidad al fiscal para que investigue, pero no le dimos las herramientas y hoy el fiscal es un tramitador de acusaciones, de cuestiones que investiga la policía”. 

En esta línea el diputado provincial agregó: “Necesitamos urgentemente dentro de esta reforma poner en marcha una Policía Judicial que sea moderna, que tenga un componente tecnológico importante y con esto me refiero, no sólo a lo pericial, sino también a lo investigativo e incorporar actores que hoy no existen en la investigación como analistas, perfilistas o lo que tiene que ver con el combate del ciberdelito”.

Al analizar el funcionamiento de la Justicia en la Provincia, el legislador recalcó: "Estas limitaciones definen un poco el accionar de la Justicia y además con una conducta endogámica y mirándose el ombligo continuamente. Parecen que no son parte del Estado o que el Estado lo conforman únicamente el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo y esto no es así. Es importante en estas modificaciones, no sólo comprometerlos y presenté un proyecto en este sentido, que es integrar al Procurador y a un representante de la Suprema Corte al Consejo de Seguridad Provincial, porque hasta ahora no hay presencia del Poder Judicial, y con ello terminar con esta historia de no compromiso, además creo que una futura modificación debe tender a dejar las cosas mucho más claras. Con esto me refiero a que no haya un poder de discrecionalidad tan grande que un delito en un departamento judicial requiere la detención y en otro se va a la casa, por eso hay que tener en claro cuáles son los parámetros". 

Sobre el proyecto anterior, D'onofrio respondió: "El debate tiene que ser amplio y ser escuchadas todas las voces. Si pretendemos que sea la modificación de un sector de la política se va a quedar en el camino y hay que escuchar a todos", en esta línea cuestionó: "Algunos quisieron pasar a la historia como los nuevos Vélez Sarfield y lo único que hicieron fueron un corte y pegue de otras partes del mundo que no se aplican a nuestra idiosincrasia. De hecho, la reforma que hicimos en 1994 terminó en eso, con Institutos que son muy difícil de llevar a la práctica".

"Una de las cuestiones que hay que debatir e instrumentar no sólo en el ámbito penal, y no solo en todos los fueros es un sistema de oralidad plena y de despapelización de toda la Justicia, esto tiene que ser con el objeto de la rapidez, porque no puede ser que una sucesión dure entre 5 y 10 años, que un juicio laboral se diluya en la eternidad y más en la Provincia de Buenos Aires que la Corte decretó una modificación que hicimos para mantener un beneficio de los trabajadores como pasa en Nación" concluyó.

Maximiliano Abad  (Presidente bloque Juntos por el Cambio)
“Las reformas se producen con consenso y no con leyes que salen de la noche a la mañana"

El diputado provincial y titular de la bancada opositora en la Cámara Baja expresó a La Tecla: “Siempre es importante un proceso de reforma, en el cual la Justicia está deslegitimada. El problema, es cómo se llevan adelante reformas institucionales que ameritan generar consenso y ese es el camino”.



En esta línea apuntó: “Las reformas se producen con consenso y no con leyes que salen de la noche a la mañana y no como está ocurriendo ahora en el Congreso de la Nación, donde no hubo ningún punto de acuerdo con los trabajadores, con las organizaciones, ni con los partidos políticos. Es una ley que parece más para buscar impunidad, que para producir una profunda renovación de la Justicia. En esta línea, el legislador recalcó: “Siempre es necesaria y hubo muchos planteos de reforma”.

Susana González (Presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Justicia)
"Resulta imprescindible separar la defensa de la acusación"


Sobre la necesidad de reformar la Justicia en la Provincia, la legisladora bonaerense habló con La Tecla y expresó: “No sólo creo que es necesario, sino que además resulta imprescindible separar la defensa de la acusación, ambas en cabeza del Procurador”.
En referencia al proyecto que quedó en la anterior administración señaló: “Hay que tener presente que cuando (María Eugenia) Vidal era gobernadora expresó la necesidad de una reforma judicial, pero lo hizo con títulos rimbombantes, de hecho, avanzó sobre la ley de Jury y la reforma al código procesal laboral, que nunca pudo llevarse a cabo”.


Omar Plaini (Integrante de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Acuerdos)
"Lo de la provincia va en mano con la nación"


El senador bonaerense, Omar Plaini, dialogó con La Tecla y dio su punto sobre la modificación y puntualizó: "Creo que hay que hacer una reforma judicial y yo estoy trabajando con la ley de procedimiento laboral que quedó derogada la anterior y la actual está suspendida. Creo que el tema de la Justicia hay que abordarlo porque es uno de los sectores más cuestionados por el conjunto de la sociedad y particularmente, en la actuación de los jueces y fiscales. Estoy convencido que hay que resolver ese tema, primero adecuando una ley que permita que la Justicia sea más transparente".

"Todos los ciudadanos que habitamos este suelo estamos en manos de la Justicia y en Argentina hace muchos parece que no existe la presunción de inocencia, sino la presunción de culpabilidad que no está en la Constitución, ni en ningún código penal. Lamentablemente no está funcionando bien la Justicia y hay que trabajar fuertemente sobre eso y llegar a un acuerdo y tener leyes que permitan que la Justicia tenga una autonomía y hay un sector que va de la mano en función del gobierno de turno. Eso no puede ser, como tampoco durar un juicio 20 o 25 años, entonces muchos jueces y fiscales tienen cosas que explicar y hoy la Justicia no funciona como un Poder independiente" recalcó.

En referencia a los puntos que son necesarios abordar en territorio bonaerense, el legislador puntualizó: "Eso se tiene que abordar, pero creo que lo de la provincia va en mano con la nación, porque necesitamos una Justicia con transparencia. Necesitamos un Justicia que sea equidistante del Gobierno de turno. Hay que ver cuáles son los proyectos y en ese sentido generar una discusión y evaluación minuciosa, donde participen juristas que son los especialistas en eso. Nosotros que tenemos una responsabilidad política, miraremos y daremos nuestra opinión".

Sobre los puntos pendientes del proyecto que se abordó en la gestión de María Eugenia Vidal, el legislador apuntó: "No creo en algún tipo de absolutismo, seguramente en ese proyecto debe haber puntos que son rescatables y otros que no. Quienes tenemos la posibilidad de legislar, tenemos que sentarnos y buscar la solución más conveniente".

Federico Thea (Secretario general de Gobierno)
"Seguro hay ajustes para hacer"


En recientes declaraciones a La Tecla, el secretario general de Gobierno, Federico Thea, señaló: “Hay cosas que modificar, no sé si el título es “reforma”, pero seguro hay ajustes para hacer. La Corte ha avanzado muchísimo en el proceso de digitalización. Desde el Consejo de la Magistratura estamos en un procedimiento similar. Uno de los principales problemas son los tiempos, otro la calidad del producto que sale de ahí, pero que también está vinculado con los tiempos porque al no estar objetivizado el procedimiento se embarra en discusiones políticas que no son propias del Consejo de la Magistratura y no cumple lo que debería”. 



En esta línea agregó: “Esa discusión política se tiene que dar en la elección del Gobernador de los tres mejores que manda el Consejo y después conseguir los acuerdos en el Senado. El funcionamiento del Consejo debería ser un relojito, con un perfil conceptual sobre qué jueces o juezas queremos para la Provincia. Nos parece que el reglamento del Consejo y las distintas instancias o procedimientos no reflejan un perfil de juez o jueza, que para nosotros tiene que tener ciertas características”.

También añadió: “Se privilegia mucho la procedencia por la mera antigüedad en el Poder Judicial, pero no se valoran otros antecedentes que para nosotros son muy valiosos como el ejercicio de la profesión de litigante, de abogado, la experiencia académica. Hay otras procedencias que están subvaloradas en el procedimiento de selección de los aspirantes  y no está focalizado en elegir jueces o juezas que conozcan en profundidad el territorio y con esto nos referimos a los hechos de la provincia de Buenos Aires, a las características de su población, las vulnerabilidades, cuestiones estructurales como agua, cloacas, informalidad en el trabajo, violencias, hasta cuestiones de derecho que deberían tener un fuerte énfasis en cuestiones básicas de DDHH en cualquier juez o jueza que vayamos a elegir en un procedimiento que, la idea, es que lleguen los tres mejores, con perspectiva de género que aseguren diversidad en la terna”. 

“La discusión política se tiene que dar en el marco de la Legislatura. Pero no antes. Hay mucho para trabajar, incluso a nivel reglamentario y es en la senda en la que venimos trabajando y que queremos profundizar. Puede haber sectores que se opongan, pero hay que dar argumentos. Quizás hay sectores que se sienten más cómodos con la discrecionalidad en el marco del Consejo. Nosotros queremos plantear una política que nos trascienda a nosotros como funcionarios que estamos ocasionalmente en sus cargos. Es una discusión difícil y la mejor manera de darla es públicamente, y que cada uno y cada una sepa qué modelo de jueces, juezas o procedimiento de selección quieren privilegiar. Si el que está sometido a una absoluta discrecionalidad o procedimientos más objetivos con perfil de jueces que necesita la Provincia” concluyó.