NUMEROS
03/08
Cuánto perdieron de copartipación las provincias por el efecto pandemia
El último informe realizado por CEPA indica que la caída por este concepto al conjunto de provincias fue del 14,5% en julio. Cuánto achicaron con las compensaciones de partidas por ATN y préstamos del Fondo Fiduciario
Las medidas sanitarias de aislamiento dispuestas por el Poder Ejecutivo Nacional y acompañadas por distintos niveles del Estado significaron una importante paralización económica en todas las provincias del país. 

En estas circunstancias, la recaudación de los niveles nacionales, provinciales y municipales se ha visto sensiblemente afectada, tanto por la reducción del monto de impuestos y tasas derivado de la inactividad, como por el atraso en el pago de los mismos. Según el último informe elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), la caída en los niveles de coparticipación disminuyó durante en julio comparado con los meses anteriores. 

Una aproximación de dicho impacto a través de la evolución real de las transferencias por Coparticipación (que representan una buena parte de los ingresos provinciales, ya que en promedio, alcanzan el 71,3% del total de ingresos provinciales) indica que:

La caída, en términos reales, de los recursos de Coparticipación para el conjunto de provincias alcanzó, en julio, 14,5%.En la sucesión de meses que van de marzo a mayo es posible observar el efecto in crescendo de la pandemia sobre la recaudación: -11,4% en marzo, -17,9% en abril, -25,8% en mayo. Junio y julio muestran una marcada desaceleración, con una reducción de la caída:-11,6% en junio y 14,5%.

La evolución es similar si se considera el promedio simple de la evolución real de las transferencias para cada provincias (-11,5% en marzo, -18,7% en abril, -26,1% en mayo, -12,3% en junio y -14,6% en julio).

Al considerar la situación provincia por provincia, es posible distinguir que la pérdida en términos reales de las transferencias por Coparticipación tiene en sus extremos a Neuquén, con una caída de 11,8%, nuevamente Santa Fe (tal como el mes anterior), con una contracción de 18,5% y la provincia de Buenos Aires registra un 12,8% en un escenario donde todas las provincias superan el 10% de caída real.

Considerando las transferencias de Coparticipación, la caída de la recaudación por IVA se encuentra en torno al 24,6%. Esto muestra la actividad del mes anterior al de recaudación, atado a la capacidad de pago en el mes de julio. Este dato implica cierta continuidad respecto del mes de junio (-18,5%), y aunque por encima de las estimaciones de marzo (-13,5%) y abril (-16,9%). La evolución del IVA en términos reales resulta un termómetro preciso del desempeño del consumo en dicho mes.

En el caso del Impuesto a las Ganancias, la caída en julio alcanzaría 24,5%, cercano a los guarismos estimado en abril de 2020 (-27,4%) y mayo (24,9%).

El Gobierno Nacional ha impulsado una serie de políticas tendientes a sopesar el impacto negativo de la caída de la recaudación sobre los erarios provinciales. A través del decreto 352/20 se redestinaron recursos para mejorar los aportes del Tesoro a las jurisdicciones provinciales y para fortalecer el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial.

Básicamente,  $60.000 millones se orientaron al Fondo de Aportes del Tesoro Nacional para las Jurisdicciones Provinciales y $60.000 millones, a fortalecer el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial. Esta decisión se pude identificar en la modificación del presupuesto a través del incremento de los Programas Asistencia Financiera a Provincias y Municipios (en el presupuesto refleja sólo un incremento de $50.000 millones), y Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, en Obligaciones a Cargo del Tesoro.

El promedio de la asistencia financiera (incluyendo cajas previsionales y convenios específicos) en relación a recursos de coparticipación asciende al 18% del total de las transferencias del primer semestre de 2020.

Pero además, las medidas para resguardar el empleo y el ingreso de sectores vulnerables han tenido un importante impacto en el sostenimiento de buena parte de la recaudación provincial. Los montos de los Programas de Asistencia al Trabajo y la Producción, el Ingreso Familiar de Emergencia, refuerzos de las tarjetas alimentarias, asignaciones familiares, asignaciones universales por hijo y de los haberes jubilatorios, además de los créditos a tasa cero y tasa del 24% ascienden a $410.276 millones.

Los créditos del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial se concentran en las provincias de Córdoba, Chaco, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Misiones, Santa Fe,  Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz, Tucumán. Para las cinco últimas, las transferencias implican un porcentaje significativo respecto de las transferencias por coparticipación del primer semestre de 2020.