INFORME ESPECIAL
03/08
¿Dónde está el progresismo?
La grieta tiene su vida propia en la disputa del ala socialdemócrata de la política bonaerense. Hubo rupturas y reordenamientos internos. Cada sector plantea su estrategia y se alejan cada vez más.

“¿Te acordás hermano?, que tiempos aquellos”, cantaba Francisco Canaro en el tango “Tiempos viejos” que tuvo varias versiones, quizás la más conocida en la voz de Julio Sosa. La frase arrabalera bien puede trasvasarse a la vida política, más precisamente al derrotero, del progresismo en la provincia de Buenos Aires, que por varios años tuvo al GEN como principal y único representante.

Generación para un Encuentro Nacional es el nombre del partido que se acotó a GEN y tiene a Margarita Stolbizer como principal lideresa. Sin embargo, el espacio que en su último antecedente electoral cerró filas con Roberto Lavagna y el frente Consenso Federal se quebró producto de su propia grieta. Alejado de la discusión central, con el peronismo (Frente de Todos) y Juntos por el Cambio como principales actores, el progresismo vivió su división para generar dos alas que se adjudican la representación de tal sector.

Por un lado, el GEN mantiene su estructura partidaria con Margarita Stolbizer a la cabeza y, según dicen puertas adentro, “los de siempre”. En ese sentido, destacan el avance nacional de la fuerza con representación en todo el país y dirigentes de peso en Santa Fe, Entre Ríos, entre otros distritos. Algo que, sostienen, los diferencia de "un espacio municipal", como califican a Progresistas En Red.

La ex diputada nacional cuenta en su rebaño a dirigentes que llevan años bajo su conducción: Marianela López, pupila predilecta de Margarita; Rubén Grenada; Omar Duclós; Gladis Villalba; Jorge Santiago; Ricardo Vázquez; Horacio Alcuaz; Sandra Yametti; Juan Cocino; Gastón Crespo; y Liliana Piani son algunos de los nombres. Además de dirigentes en el interior provincial como Roberto Ortino; Martín de Bajeneta; Rodolfo de Bajeneta; Claudia Olaeta; Sergio Fulco.

Debajo de Stolbizer aparece el ex legislador bonaerense, Marcelo “Oso” Díaz, como la principal espada política del GEN en el territorio provincial.

En la vereda contraria aparece el sector que decidió pegar el portazo y salir del GEN como respuesta “a las decisiones políticas que se tomaron”. El sector que acuñó el nombre de “Progresistas en Red” lo conduce el ex diputado Juan Carlos Juárez, que  contiene en sus filas a Betina Rolfi; Marcelo Ferreyra; Valeria Crespo; Virginia Linares; Paulo Farías; Federico Ferreyra; Carlos Ortega; Paula Suárez; Fabiana Ríos; Rafael Gentili, entre otros. Cada bando se arroga la representación del progresismo.

Desde el ala de Stolbizer aseguraron a LaTecla.info que en el GEN están “los de siempre, los que nunca coqueteamos con todos y cuando la vaca dejó de dar leche se terminaron yendo”. Así, reconocen las falencias en la estructura partidaria: “somos un partido chico, pero como los 300 espartanos vamos a dar pelea desde nuestro lugar”

En ese sentido, aseguran que “no tener representación legislativa es un dolor, pero estamos organizándonos como la pandemia nos permite, observando el panorama y conversando con todos. Con todos menos con el Gobierno”. En lo llano, la dirigenta que supo ser aliada de Ricardo Alfonsín, de Sergio Massa y de Lavagna en los últimos procesos electorales, hoy en día trabaja con el foco puesto en Juntos por el Cambio y su futuro como alianza. 

“Tenemos buena relación con la UCR de Maxi Abad y también con Gustavo Posse y EVOLUCIÓN Radical. Pero también hablamos con el PRO moderado. Salvo los sectores libertarios, estamos bien con todos”, señalaron y agregaron: “veremos el desarrollo de Juntos por el Cambio, lo que no quiere decir que sea estrategia electoral, es dialogar”. 

Claro está, a principios de año, Stolbizer un tuvo mano a mano con el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, principal figura del ala dialoguista PRO, pero las conversaciones quedaron en una reunión y no hubo sumatoria del GEN en la estructura de CABA. Por el momento, el ala de Margarita es una observadora externa a la vida de la alianza JxC.

En la vereda de enfrente bajan los ánimos a la hora de medir con el “progresometro”. “No vamos a discutir quien es más o menos progresista”, lanzó Juárez a este medio y aseguró que el espacio “Progresistas en Red” (PeR) busca “discutir agenda”. De esa manera, y en diferencia con el ala contraria, sostienen: “no somos parte del Gobierno pero hablamos con todos”.

“El progresismo puede estar solo, pero nunca con la derecha, no podemos estar con el neoliberalismo”, sostienen desde el sector que salió a la cancha a inicios del año con un congreso en Mar del Plata en el que participó Ricardo Alfonsín, la camporista Fernanda Raverta, Silvia Vázquez (Partido Verde), y Antonio Bonfatti.

Sin embargo, una de las últimas actividades que organizó el espacio contó con el aval y la presencia de la Fundación Friedrich Ebert (FES) . La fundación alemana es una suerte de guía mundial del progresismo y en Argentina estuvo siempre vinculada a Stolbizer. Por ello, desde PER celebran el reciente apoyo de la FES y aseveran que “eso marca que vamos por el buen camino”.

En definitiva, las cercanías de cada espacio produjeron un quiebre que acabó por ser el final de la relación. El GEN busca acercarse a sectores de Juntos por el Cambio y se aleja del Gobierno. En cambio, PeR mantiene conversación fluida con el oficialismo y rechaza la convivencia con espacios “neoliberales”.

En el horizonte del progresismo, son nulas las chances de que los bandos vuelvan a transitar un camino único. Por caso, la definición que hace la espada política del GEN, Marcelo “Oso” Díaz, sobre el gobierno de Alberto Fernández, impide aún más la posibilidad de recomponer la relación: “Este Gobierno es de derecha y el que dice que no, desayuna con ginebra”.
 

Margarita Stolbizer: "La política no ha podido expresar al progresismo"

En conversación con LaTecla.info, la lideresa del GEN no dudó en jugar fuerte y referirse a la grieta que vive el progresismo. Así, consideró que “el término ´progresismo´ se ha bastardeado demasiado”. De esa manera, agregó: “también sirve para que algunos tapen con ese rótulo un acercamiento al Gobierno que tiene, como ya sabemos, tantas expresiones progres como otras que van en sentido absolutamente contrario”.

“Si el progresismo es, como nosotros (Partido GEN) pensamos, la búsqueda de la igualdad como horizonte con la decencia como comportamiento que implica honestidad pero también indignación frente a la pobreza y al que sufre, podría decir que no hay progresismo en ninguna de las dos grandes coaliciones que ocupan la mayor parte del escenario político”, reflexionó la ex diputada nacional.

En ese sentido, Stolbizer sostuvo que “quienes nos asumimos como progresistas en lo político, ideológico también desde una perspectiva de los derechos humanos y desde la ética, seguimos estando en la defensa de un conjunto de principios, ideas y valores que los demás no expresan. Pero peleando en un contexto político complejo para expresar esas ideas con una sociedad cada vez más polarizada. Lo importante es no resignar lo que tenemos asumido por convicción”.

“El progresismo, con ese conjunto de ideas y principios, está en la sociedad. Y la política no ha podido expresarlo. El progresismo de las ideas está presente en la sociedad pero en la práctica aparece demasiado confundido y no se encuentra en una representación explícita y concreta”, sentenció Stolbizer.