MANí Y GARRAPIñADA
29/07
Con menú incluido, dos distritos bonaerenses estrenan autocines
Son alternativas de entretenimiento ante la prohibición de reabrir las salas tradicionales. Se podrá pedir comida y deberán ajustarse a estrictos protocolos sanitarios.

La crisis provocada por la pandemia de coronavirus obliga a generar alternativas en todos los órdenes de la vida, y el entretenimiento no escapa a esta premisa.

Así, algunos distritos bonaerenses ponen en marcha la posibilidad de disfrutar de una película en autocines, a falta de permisos para reabrir las salas tradicionales.

Uno de ellos es Tandil, distrito conducido por el radical Miguel Lunghi, donde se realizó una prueba piloto con la proyección de la película “El plan divino”, dirigida y protagonizada por Victor Laplace.

El autocine tiene una capacidad para 100 vehículos y cuesta $500 pesos por auto, funcionando en un predio de 80 por 260 metros, donde los espectadores reciben el audio por la radio FM del coche.

En tanto, el municipio de San Isidro, que conduce Gustavo Posse (Juntos por el Cambio), realizará hoy una avant premiere, en un ciclo denominado “Cine a orillas”,  ubicado en un predio junto al Río de la Plata con capacidad para 60 autos.


Autocine de Tandil.


La experiencia permitirá pedir comida, con menús gastronómicos que se podrán pedir por Whatsapp desde los números indicados en la pantalla. 

Para ingresar, los espectadores deberán llevar un kit de desinfección y tapabocas, además de circular con las ventanillas abiertas. También deberán haber adquirido sus entradas con antelación, ya que no se venderán en el predio. 

Días atrás, el municipio de Cañuelas anunció la apertura de su primer autocine en agosto, con una capacidad de 300 autos.