QUEDATE EN CASA
24/07
La Provincia le puso fecha y números máximos al regreso del aislamiento total en el AMBA
El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, reconoció que cuando la ocupación de camas de terapias intensivas llegue al 75 por ciento, se dará marcha atrás con la cuarentena. El 2 de agosto se anunciaría.
En el equipo del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, despertó la luz de alerta el incremento de los casos positivos de coronavirus en las últimas horas. En ese sentido, y a una semana de finalizar la nueva extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio para el Area Metropolitana Buenos Aires, los especialistas sanitarios ponen la mirada en otro cierre severo de actividades.

En ese sentido, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, apuntó que "el virus va a intentar reproducirse siempre; lo único que uno puede hacer si no se tiene una vacuna, es cortar la progresión en los contactos para mitigar el nivel de contagios". De esa manera, detalló que "por eso, se hace la cuarentena y, entonces, el virus avanza más lentamente. Deseábamos que el endurecimiento de la cuarentena hubiese impactado en detener más el crecimiento de la curva, pero no ha sido así".

Así, Gollan aseguró que el principal objetivo en la provincia "es no saturar el sistema sanitario y frenar la cantidad de contagios. Si vemos que se empieza a acelerar en forma preocupante la ocupación de camas de terapia, va a ser indicador para que tomemos una medida".

En ese marco, sentenció: "no podemos esperar a que llegue al 90%, porque después hay un efecto inercial que dura un mes. Hay que cortar cuando se vea que estamos en un tope que estamos definiendo y que seguramente no va a ser superior al 75 por ciento".

Incluso, le puso fecha al regreso a la Fase 1 y planteó que "es probable que la decisión de endurecer la cuarentena pueda tomarse hacia el 2 de agosto". "Al día de hoy tenemos una semana para seguir de cerca esta evolución y cortar porque todavía estamos lejos del 75% de las camas ocupadas", subrayó Gollan.

Vale destacar que, en las últimas horas el ex ministro de Salud nacional advirtió: "Casi con seguridad vamos a tener que ir a otra etapa del aislamiento". De esa manera, adelantó que "en el AMBA no vamos a esperar a tener un 90 por ciento de ocupación de camas, con una cifra bastante menor vamos a volver a las restricciones".

Hoy en día, la ocupación de camas en el AMBA es del 60 por ciento con oscilaciones hasta el 62 por ciento. En tanto, en el interior bonaerense la ocupación llega a 35 por ciento.

La postura de Gollan no es la única en el equipo sanitario que escucha a diario Kicillof, sino que el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, coincidió con el número uno de la cartera. Así, el funcionario señaló que si la curva de contagios "sigue en aumento" y desde el Gobierno advierten "un riesgo de colapso" del sistema sanitario, se volverá para atrás en cuanto al aislamiento social, preventivo y obligatorio.

En declaraciones radiales, Kreplak aseveró que "en los últimos dos días hubo un aumento significativo de contagios". "El aumento nunca dejó de estar desde que comenzó el brote en Villa 31. Lo que hubo es períodos de más o menos velocidad. A fines de junio y principios de julio, se redujo la velocidad; pero estos días nos hacen pensar que volvió a aumentar la velocidad del contagio", explicó.

Kreplak afirmó que si esa tendencia "se consolida" y si se detecta "una sobrecarga en el sistema de salud, tendremos que pensar en volver a fases más estrictas". Aclaró que, no obstante, ello no se decidirá en base a información de sólo dos días, sino que se realizará un análisis.

"Si la curva sigue en aumento y vemos un riesgo de colapso, volveremos para atrás", sentenció el viceministro que adelantó la posibilidad de la utilización de camas de internación pediátricas para adultos.

"Antes del 30 tendremos que hacer los números para ver qué hacemos después del 2 pero, como vemos que viene la cosa, pensamos que es muy probable que tengamos que dar marcha atrás", analizó.