INTERNAS
22/07
Un afiche de Máximo 2023 revivió la polémica y la grieta
En las redes sociales, el diputado nacional del PRO, Fernando Iglesias, compartió una presunta fórmula de Máximo Kirchner y Mayra Mendoza para los comicios 2023. Rápida desmentida desde el kirchnerismo y acusación de intenciones violentas.
"Máximo 2023. Por una Argentina igualitaria, pero sobre todo por una soberanía alimentaria asegurada. Mayra Mendoza vicepresidente", señala el afiche que compartió en las redes sociales el diputado macrista Fernando Iglesias. La foto, con imágenes del líder de La Cámpora y la intendenta de Quilmes, tiene los logos del Instituto Patria, el Frente Patria Grande, y de Montoneros.

Justamente, la aparición del logo de Montoneros fue el que utilizó Iglesias para apuntalar la presunta fórmula del kirchnerismo para los próximos comicios presidenciales. "Me confirman si el logo abajo a la derecha de MAXIMO 2023 es el de Montoneros e incluye un fusil, mensajeros de la paz y la concordia nacional? Gracias", escribió.
Rapídamente, desde los espacios involucrados en la presunta jugada electoral, desmintieron al referente macrista y cuestionaron que busca sembrar violencia. "No le alcanza a Fernando Iglesias con el odio que vomita todos los días con su palabra. Ahora le agrega afiches falsos para seguir envalentonando a la minoría violenta que lo apoya", sentenció el presidente del Frente Patria Grande, Itaí Hagman.



"Es bastante claro que es trucho", liquidaron desde el kirchnerismo para callar las suspicacias sembradas por el dirigente que llegó a la Cámara de Diputados de la Nación en los comicios de medio término pasados.

No obstante, el afiche de Iglesias no generó el revuelo esperado por el diputado sino que acabó por ser un arma de doble filo. Es que, si bien en las filas del camporismo se proyecta al hijo de Néstor y Cristina Fernández como un dirigente fundamental de cara a los años venideros, nadie se anima por hacerlo de manera pública. En ese sentido, Iglesias instaló el nombre.

Vale recordar un viejo mantra de la disputa política: "no importa si es buena o mala publicidad, importa la publicidad". De esa manera, la campaña de Iglesias en las redes sociales buscó agitar la grieta, pero no causó el revuelo buscado. Claro está, en los últimos años, Máximo junto a Eduardo "Wado" de Pedro mostró una impronta dialoguista y sumó peronismo al camporismo. Dicho punto, fue crucial para dar que la jugada de Iglesia pase con pena y sin gloria.