INFORME ESPECIAL
20/07
El juego de los gremios
El aislamiento llegó para quedarse y a pesar de las medidas de flexibilización, todavía queda un sabor amargo en gran parte de la sociedad, como así también en el sector productivo y trabajadores estatales. En este contexto de pandemia los gremios no pusieron en cuarentena sus reclamos y más allá de los protocolos, continúan sus reclamos
El aislamiento llegó para quedarse y a pesar de las medidas de flexibilización, todavía queda un sabor amargo en gran parte de la sociedad, como así también en el sector productivo y trabajadores estatales. En este contexto de pandemia los gremios no pusieron en cuarentena sus reclamos y más allá de los protocolos, continúan sus reclamos.

Distintas fueron las medidas que implicaron avances y retrocesos en el Aislamiento Preventivo, Social y Obligatorio que se dispuso a nivel nacional el pasado 20 de marzo. En consecuencia el sector gremial, también tuvo que adaptarse a canalizar sus reclamos en virtud de la representación de sus afiliados.



Más hostiles se mostraron aquellos que no comulgan, o lo hacen a medias con la administración de Alberto Fernández a nivel nacional y con Axel Kicillof en tierras bonaerenses, ambos del Frente de Todos. En el medio cada organización debió lidiar con posturas encontradas dentro de sus propias filas frente a las medidas que se adoptaron desde el inicio de la cuarentena.

A nivel nacional, fueron pocos los sectores que se mostraron discordantes con las medidas anunciadas por la casa rosada. En su mayoría, el sector sindical dio su respaldo a cada uno de los anuncios presidenciales y se subieron al carro ganador de la buena imagen del mandatario nacional. Como antecedente, fueron las agrupaciones sindicales, que estrecharon su vínculo al respaldar sin condiciones la renegociación de la deuda.

Sin embargo, puertas adentro y con el paso de los meses comenzaron a surgir discrepancias con las medidas adoptadas en cada extensión de la cuarentena.

El primer foco que puso fin a una relación de respaldo fue la decisión nacional de congelar las paritarias, como así también, el pago escalonado de aguinaldos. Rápidamente salieron a mostrar los dientes, los gremios estatales. Los mayoritarios, como ATE y UCPN, que aún siguen al pie del cañón listos para manifestar su descontento con la medida, a pesar de ciertos guiños como el tratamiento de la ley de teletrabajo.  

Para los sindicatos que representan al sector privado, llegó un alivio con la implementación del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

A pesar de ello, los apuros y regaños siguen a la orden del día. En medio de una disputa entre el Sindicato de Camioneros con la firma digital Mercado Libre, fue el propio presidente quien exhortó: "Sé que hay un conflicto y en ese conflicto invito a que las partes se sienten, dialoguen y encuentren una solución. No es hora de conflictos, tenemos demasiados para sumar uno de esos". 

En provincia de Buenos Aires, el panorama se vislumbra algo más complejo que las negociaciones realizadas en Balcarce 50. A pesar de contar con un contundente respaldo, la administración de Axel Kicillof tuvo que sortear distintos embates de sectores amigos en medio del aislamiento.

Mientras todas las medidas se circunscribían al creciente número de casos de coronavirus y  las diferentes medidas adoptadas, la posible armonización del Instituto de Previsión Social bonaerense tensó la relación con la pata gremial. Un convenio con ANSES despertó los viejos fantasmas de la fusión de ambas cajas previsionales significaría un retroceso para el sistema provincial.

Los primeros en salir con los tapones de punta fueron los docentes enrolados en la 
Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), que junto al FUDB, presentaron una nota al presidente del Instituto de Previsión Social (IPS), manifestando su preocupación por la firma del Decreto 261/2020 que establece un convenio bilateral entre la ANSES y dicho Instituto.



“Nosotros venimos luchando históricamente ante los constantes intentos de los diferentes gobiernos de ir por nuestro IPS”, dijo la presidente de la FEB, Mirta Petrocini y agregó que “desde FEB sostenemos inclaudicablemente el sistema de reparto solidario y público”.

Con el paso de los días, lejos de calmarse los ánimos se sumaron AECN,AERI, AJB, AMET, AMS Casinos, APOC, ATE, ATRAC, CICOP, FEB, FESIMUBO, FSTMPBA, Luz y Fuerza, MERCEDES, SADOP, Sindicato Gráfico Platense, Sindicato del Personal Mensual del Hipódromo, Sindicato de Prensa bonaerense, SOEME, SOSBA, SSP, SUMA, SUETRA, UDA, UDOCBA, UPC y SUTEBA. A pesar de las explicaciones oficiales, aún continúan las dudas en el arco gremial que tiene en carpeta una serie de medidas para presentar al Ejecutivo provincial.

No obstante, el anuncio del pago del aguinaldo en cuotas terminó por generar malestar en los sectores aliados. Nuevamente los sindicatos estatales, salieron al cruce del anuncio provincial y reclamaron medidas para generar nuevos ingresos, para que no sean los bolsillos de los trabajadores los más castigados en un contexto de emergencia sanitaria y económica. 

Más allá de estos reclamos, otros sectores dejaron entrever su descontento con el Ejecutivo. Así lo demostraron desde la Asociación Judicial Bonaerense, que a comienzos del mes de julio realizó un apagón informático y retiro de los lugares de trabajo en reclamo de medidas de prevención contra el COVID-19 y de convocatoria a paritaria salarial.

En este contexto, los Judiciales exigieron a la Suprema Corte y la Procuración General que se garanticen medidas de protección efectivas de prevención contra el COVID-19, en particular restringiendo al máximo la circulación de personas en las dependencias ubicadas en el Área Metropolitana de Buenos Aires. 

También se reclamaron medidas contra los incumplimientos de las guardias mínimas establecidas en la Resolución 386/20 y la aplicación efectiva del Protocolo de Prevención General en todas las dependencias judiciales.  Por su parte, la AJB reclamó al Ejecutivo provincial la continuidad de la paritaria salarial que debía abrirse a principios del mes de mayo. Desde el gremio destacaron que la demora en el cumplimiento de reapertura de la paritaria ha producido el deterioro de los salarios en lo que va de 2020, ya que la inflación acumulada en los primeros cinco meses del año superó ampliamente el porcentaje de recuperación salarial acordado en el mes de marzo.

Otro de los sectores que metieron presión fueron los gastronómicos, que le insisten a Kicillof para que habilite la reapertura y advirtieron que la situación es “angustiante”, principalmente en el sector que fue el más golpeado desde el inicio de la pandemia.

En medio de este clima de tironeos, fue el propio gobierno que puso paños fríos a las constantes tensiones y convocó a los gremios para que la pandemia impacte lo menos posible en los trabajadores. Según informó la Gobernación, allí expuso que "vamos a trabajar todos juntos para que los efectos económicos y productivos de la pandemia, tengan el menor impacto posible en los trabajadores de la Provincia".

De la videoconferencia participaron: Roberto Baradel (SUTEBA); Verónica Bethancour (CONADU); Juan Vitta (CTA); Antonio Caló (CGT); Francisco Gutiérrez y Abel Furlán (UOM); Hugo Godoy (CTA); Ricardo Peidro (CTAA- AAPM); Claudia Baigorra (CTAA- CONADU Histórica); Héctor Daer (CGT); Sergio Oyamburu (ATSA); Miguel Zubieta (SSP); Néstor Genta (ATSA); Ricardo Romero (ATSA); Héctor Azil (ATSA) y Hugo y Pablo Moyano (Camioneros).

También lo hicieron Miguel Díaz (UDOCBA); Mario Manrique (SMATA); Juan Brey (Aeronáuticos); Pablo Micheli (CTA); Dora Martínez (CTA Autónoma Nacional); Andrea Duarte (CTA); Gerardo Martínez (Construcción); Andrés Rodríguez (UPCN); Carlos Acuña (CGT), y Sergio Palazzo (Bancarios), entre otros.



A pesar de la cordialidad del encuentro, hubo sectores que dejaron entrever su descontento con las autoridades, mientras que otros se alinearon al discurso oficial.
Pero… qué piensan y que piden los diferentes sectores en el marco de la nueva cuarentena intermitente.

Miguel Díaz (secretario General UDOCBA)
“Tenemos que pensar un país y una provincia distintas”


En diálogo con La Tecla, el secretario General de UDOCBA, Miguel Díaz, aseguró: "Para él (Axel Kicillof) era muy importante convocarnos, comenzar a escucharnos y para empezar a hablar para ver como se sale de la pandemia. En ese sentido, es auspicioso, pero esperamos ese momento para discutir como debe ser la vida pospandemia y para mi tendría que se un país mas justo que el que estamos viviendo, con una distribución mas justa de la riqueza y estamos muy interesados de comenzar a discutir eso y que la vida cambie".

Sobre los puntos a avanzar, el dirigente gremial señaló: "Este gobierno no pudo ordenarse por las actuales circunstancias. Creo que es bueno que sufrida la pandemia y nosotros adecuándonos tenemos que pensar un país y una provincia distintas, porque en el territorio bonaerense hay mucha injusticia y tiene que cambiar".

Oscar de Isasi (Secretario General de ATE)
“Es un buen momento para comenzar a discutir un aumento salarial”


El secretario General de ATE, Oscar de Isasi, dialogó con La Tecla y expuso su punto de vista respecto al manejo de la pandemia por parte del gobierno: "Me parece muy importante el recorrido en materia sanitaria que tuvo el gobierno en relación a la pandemia. Creo que el Aislamiento Preventivo y Obligatorio fue un acierto que es bueno valorar, pero eso tiene que ir acompañado de medidas económicas que apunten a proteger a los sectores más vulnerables y también a los trabajadores y trabajadoras". 

Sobre los puntos necesarios para los trabajadores estatales recalcó: "Nosotros tenemos como prioridad recomponer salarios porque no pudimos hacerlo en estos meses en función de la pandemia y nos parece que es un buen momento para comenzar a discutir un aumento salarial para todos los estatales y abordar a aquellos sectores que están muy atrasados como auxiliares de la educación, niñez, desarrollo social y patronato. Hay que darle una vuelta de tuerca a la regularización de 15 mil trabajadores e ir por los que faltan para avanzar decididamente en lo que tiene que ver con el trabajo irregular; también en la construcción de una carrera administrativa y en la construcción de un convenio colectivo que jerarquice al trabajador".

En esta línea puntualizó: "Obviamente, para alcanzar todo esto se necesitan recursos y para nosotros el camino no es desdoblar aguinaldo, sino una reforma tributaria que permita gravar los sectores más grandes de la economía. Por eso hay que hay fondo en dicha reforma, que fue la que planteó el gobierno y quedó la deriva. Esta reforma tiene que generar recursos por parte de los grupos más concentrados y hay que reactivar el impuesto a las grandes fortunas". 

También consideró: "Nosotros vamos a hacer una propuesta que implica iniciativas impositivas para generar recursos para el Estado de los sectores concentrados, pero no se necesita modificar la coparticipación, porque eso requiere un debate político muy largo, sino medidas que pueden tener impacto y se las vamos a presentar al gobernador".

Mirta Petrocini (Federación de Educadores Bonaerenses)
“Las condiciones tienen que estar garantizadas”


La secretaria general de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, dialogó con La Tecla, sobre las propuestas de su sector, como tambien los reclamos al gobierno. En este contexto dijo: "Tenemos que pensar en los docentes cuando se habla de las condiciones para ingresar a los establecimientos educativos, por ejemplo, en las medidas sanitarias cuando se tome la fiebre o se informe cuando alumnos o el personal docente y no docente presente síntomas y también en la sobrecarga laboral y eso es lo que vamos a plantear, por eso nos preguntamos si los docentes vamos a ser agentes sanitaristas"

Asimismo agregó: "Todo es discutible y las condiciones tienen que estar garantizadas, con todos los elementos, los resguardos y las inspecciones. Después vamos a ir viendo como volvemos de forma paulatina y en este contexto vemos que muchas familias están temerosas y creer que el 3 de agosto vamos a volver a las escuelas es inimaginable”.

Sobre los reclamos salariales Petrocini señaló: "Tuvimos la comisión técnica salarial el 8 de julio y allí se planteó la situación actual y que se debe reconocer a los docentes el gasto en dispositivos, la conectividad y todos los insumos que se puso con el compromiso y eso es algo que el gobierno tiene que asumir".