LEGISLATURA
16/07
Desde el Frente de Todos no le quieren perder pisada a la causa de espionaje
La senadora oficialista Agustina Propato presentó un proyecto de Ley que busca conformar una comisión bicameral para el seguimiento de las causas de espionaje en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires.
Desde hace semanas, la aparente tregua entre oficialismo y oposición llegó a su fin. El desgaste provocado por el aislamiento social, preventivo y obligatorio a causa de la pandemia del coronavirus, reavivó el fuego de la tan mentada grieta. Así, los referentes de Juntos por el Cambio endurecieron su postura y atacaron de manera directa al gobierno nacional pero también al provincial. Y la respuesta no tardó en llegar.


A comienzos de mes y luego de las críticas de Elisa Carrió y varios dirigentes de Juntos por el Cambio hacia la gestión de Axel Kicillof, los intendentes y legisladores provinciales del Frente de Todos firmaron un comunicado repudiando la postura de la oposición a la que pidió preocuparse “por el escándalo de espionaje ilegal ejercido durante la gestión de la ex gobernadora María Eugenia Vidal sobre referentes políticos y sociales”.

“Exigimos a los integrantes de la oposición prudencia y solidaridad, que dejen de poner palos en la rueda a la gestión provincial y se preocupen por el escándalo de espionaje ilegal ejercido durante la gestión de la ex gobernadora María Eugenia Vidal sobre referentes políticos y sociales”, expresaban en el comunicado, con la firma de los diputados y senadores provinciales, así como también los intendentes del Frente de Todos. 

Ahora, la senadora Agustina Propato presento un proyecto de ley con la intención de conformar una comisión bicameral, para el seguimiento de las causas de espionaje en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires.

La iniciativa propone un cuerpo constituido por 4 representantes del Senado y la misma cantidad de diputados, quienes serán designados por los presidentes de cada cámara legislativa.

Entre sus funciones, se destacan: realizar un informe del estado de las actuaciones judiciales relativas a la investigación; solicitar informes a los funcionarios. La comisión permanecerá en funciones por el término de dos años. Al término, brindará un informe final.



Vale recordar que, la investigación ya cuenta con los procesamientos de dos ex funcionarios del gobierno de María Eugenia Vidal. Uno de ellos el titular de Asuntos Internos, Guillermo Berra; y la restante su pareja, María Sardiña, quien fuera titular de Auditoría Patrimoniales del área que conducía Berra.

De esa manera, la fiscal Cortfield investiga un presunto sistema montado por la Auditoría de Asuntos Internos que dependía del ministerio de Seguridad y que habría seguido los pasos de las personas que aportaron a la campaña electoral del sector liderado por Cristina Fernández de Kirchner. Conforme el estudio inicial de la fiscalía, además se investigó a intendentes, al ex gobernador Daniel Scioli, a la Cámara de Diputados y al Senado bonaerense. 

En ese sentido, desde el oficialismo explicaron a LaTecla.info que “es lógico, Berra y Sardiña figuraban como tercera línea, no pueden hacer contrataciones por el RAFAM. Lo tenía que disponer el ministro”. Sin embargo, según pudo saber este medio, la relación entre Berra y Ritondo era inexistente. "Berra respondía directamente a Vidal", sentenciaron.

Según pudo saber este medio, la fiscal trabaja cotejando pruebas con medio equipo de investigación producto de las labores restringidas por la pandemia de COVID-19. Por caso, de los casi 47 mil informes que manejaba Asuntos Internos, se estudiaron casi 1.500 donde ya se comprobaron que se espió a dirigentes y empresarios, por ello el llamado a indagatoria de Berra y Sardiña.