CORONAVIRUS
11/07
Los intendentes ya presionan para la salida de la Fase 1 de aislamiento
Los jefes comunales del primer y segundo cordón del Conurbano ya buscan marcarle la cancha a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y reclaman una salida lineal. Promesa de reunión entre las partes.
El lunes, el Area Metropolitana Buenos Aires (AMBA) ingresa en la última semana del aislamiento social preventivo y obligatorio en fase 1. Al menos, en los papeles, el confinamiento se mantendrá hasta el 18 de julio y desde allí se evaluará la nueva fase para la región que componen distritos bonaerenses y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En ese sentido, los jefes comunales del primer y segundo cordón del Conurbano ya levantaron la voz para marcarle la cancha al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta. Vale recordar que, esta semana, Larreta se reunirá con el gobernador Axel Kicillof para definir un trabajo articulado.

Con dicho escenario, el titular del Partido Justicialista bonaerense e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, lanzó este sábado que "sería un gran error que la ciudad de Buenos Aires y la provincia tengan estrategias distintas" respecto a la lucha contra el coronavirus y las medidas para frenar los contagios.

"Hay que hacer el máximo esfuerzo para unificar esta acción y la estrategia porque ambos territorios están atados a una tremenda inmigración diaria”, dijo el jefe comunal. "Hay mucha gente que vive en el Conurbano que trabaja en Capital y no solo hablamos de trabajadores no esenciales sino también de médicos y policías, por lo que debemos cuidar al máximo la utilización del transporte público y no generar una circulación masiva que sea un foco de contagio", señaló Menéndez.

Por su parte, Fernando Gray, alcalde de Esteban Echeverría, sostuvo que el aislamiento "pierde eficacia si la Ciudad y la provincia de Buenos Aires no tienen una postura única porque la circulación entre distritos es muy intensa y eso genera mayor circulación del virus".

"Si la Ciudad flexibiliza, vamos a perder todo el esfuerzo que hicimos porque los casos van a aumentar peligrosamente en el conurbano, pero después eso va a generar un efecto regresivo también en Capital porque se van a incrementar los contagios allí y luego se convierte en un espiral ascendente muy complejo de frenar", advirtió Gray.

A su vez, Juan Zabaleta, mandamás de Hurlingham, sostuvo: "Hacemos una apuesta a la coordinación antes de pensar que vamos a tener estrategias diferentes con la Ciudad, porque a los que están hace 115 días en sus casas hay que primero mostrarle que existen acuerdos y un trabajo en armonía, ya que cuando no lo hacemos es cuando nos equivocamos".

En ese sentido, continuó: "La expectativa de la gente es que Kicillof y Larreta trabajen en conjunto esta situación, que claramente está muy complicada. Esperamos que haya una coordinación clara entre Ciudad y Provincia".