PANDEMIA
07/07
Internado y con fiebre, intendente aguarda por el resultado del hisopado
Tras los recientes resultados negativos a los intendentes de Cañuelas y Olavarría, las luces de alarma se encendieron en la localidad de Roque Pérez, donde su Jefe comunal, Juan Carlos Gasparini, fue hispoado al presentar un cuadro febril
Tras los recientes resultados negativos a los intendentes de Cañuelas y Olavarría, las luces de alarma se encendieron en la localidad de Roque Pérez, donde su Jefe comunal, Juan Carlos "Chinchu" Gasparini, fue hispoado al presentar un cuadro febril.

Por este motivo, Gasparini, quien es factor de riesgo por su edad y por su complicado estado de salud, se encuentra internado en el hospital Ramón Carrillo de esa ciudad, seguido de cerca por el personal del nosocomio.

El 13 de mayo pasado el mandamás peronista había sido internado en la capital provincial, más precisamente en el Hospital Italiano, debido a la baja de defensas que le produjo un extraño virus al que por el momento no le encuentran solución. 

"Acá estoy, bien, me trajeron para La Plata otra vez, estoy internado desde el domingo", comentaba el referente PJ de la Séptima. "Me bajaron las defensas y estoy bajo de peso", agreaba el popular Chinchu.

Y consultado por cómo se sentía en general, resaltaba que no del todo bien, aunque ni por casualidad tenía pensado bajar los brazos. "Ahí vamos, más o menos, hay que pelearla, no queda otra", subrayó el alcalde desde una habitación del privado nosocomio platense. 

Es importante señalar que el mandamás roqueperense viene renovando su licencia desde hace un buen tiempo (esta vez por 90 días -), y estos últimos meses, por ser factor de riesgo, se encontraba bastante alejado del municipio. 

Volviendo a la salud del mandamás, allá por junio del 2018, tras otro paso por el Italiano de La Plata, el jefe comunal roqueperense regresaba a su pago y anunciaba la primera licencia, al menos por quince días. La idea era descansar un poco y concluir los estudios pertinentes.