CORONAVIRUS
04/07
Mejor prevenir que curar: distrito invicto de la Quinta endurece medidas
Se trata del municipio de Tordillo, donde no se registran casos de Covid-19 desde el inicio de la pandemia. Para seguir libres del virus, el intendente Héctor Olivera anunció restricciones hasta el 10 de julio. Sin embargo, no retrocederán de Fase 5
A medida que aumentan los casos de coronavirus en la provincia de Buenos Aires, crece el temor de los intendentes bonaerenses y no solo de aquellos que gobiernan en el AMBA, la zona más problemática de la pandemia en el país. Incluso en aquellos municipios libres de Covid-19, ponen manos a la obra para evitar que llegue el virus.

En este caso, un distrito de la Quinta ajustó el cinturón y anunció medidas restrictivas. Se trata del municipio de Tordillo, donde no se registran casos de Covid-19 desde el inicio de la pandemia. Para seguir libres del virus, el intendente Héctor Olivera anunció restricciones hasta el 10 de julio. Sin embargo, no retrocederán de Fase 5.

"Sé de lo antipático que es volver atrás estas libertades, pero espero que los vecinos entiendan que es de suma importancia seguir siendo solidarios en esta pelea", manifestó el jefe comunal.

En este sentido, Olivera lanzó una "serie de medidas restrictivas de la circulación intermunicipal". Según informó, "el propósito de hacer todo lo posible por evitar que el coronavirus, que no ha llegado a nuestro distrito tras estos más de cien días de aislamiento, no llegue o lo haga sin causar mayores daños".

En la práctica, el intendente dispuso un control estricto de los ingresos y egresos de personas al municipio y la prohibición de ingresar a camiones proveedores de mercancías al interior del distrito.

Además, al retornar a Tordillo, el personal esencial que realice funciones en otros distritos deberá observar las medidas de aislamiento social obligatorias para garantizar la salud y la seguridad de nuestra comunidad.

También se dictaminó la restricción de la atención médica a emergencias y urgencias y a atención pediátrica o materno-infantil y suspensión de las reuniones sociales o familiares hasta el viernes 10 de julio inclusive.

"Sé de lo antipático que es volver atrás estas libertades, pero espero que los vecinos entiendan que es de suma importancia seguir siendo solidarios en esta pelea, que tanto esfuerzo nos ha demandado y con tan buenos resultados hasta el día de la fecha. He decidido con pesar tomar estas medidas, pero entiendo que son de extrema necesidad porque como intendente, soy responsable de llevar adelante todas las medidas que considere necesarias para cuidar a nuestra gente", sentenció.