LEGISLATURA
03/07
Además de los cargos, la oposición pide precisiones para acompañar el endeudamiento
La ley que mandó el Ejecutivo no tomó ayer estado parlamentario, y mientras en Juntos por el Cambio exigen, además de la negociación de directores en distintos organismos, que se especifiquen algunas cuestiones en el texto, también circula la versión de que Kicillof no tiene apuro.
Como publicó La Tecla a principios de esta semana,  María Eugenia Vidal tomó las riendas de la estrategia de negociación y comunicó su decisión en una teleconferencia que mantuvo con los titulares de los bloques en el Senado y diputados,  Roberto Costa y  Maximiliano Abad, respectivamente, y con los exministros de Economía bonaerense, Hernán Lacunza y Damián Bonari. 

Allí se convino que antes de sentarse para aprobar el endeudamiento de 500 millones de dólares, 20.000 millones de pesos y la extensión de 8.000 millones de las Letras de Tesorería, debían activarse las negociaciones por las vacantes en los organismos como el directorio del Banco Provincia y del Grupo BAPRO, además de resolverse cuestiones referidas a los recursos de los legisladores. 

Como la invitación de para negociar esos cargos no llega por parte del gobierno provincial, desde Juntos por el Cambio comienzan a sembrar las dudas acerca del apuro que el Axel Kicillof tendría para que el endeudamiento sea aprobado. “Tengo la sensación de que ellos mandan el proyecto pero no tienen necesidad de sacarlo ahora”, le dijo a este medio un referente de la oposición, quien remarcó que “el ejecutivo no está falto de recursos ahora, porque nación le ha enviado 81.000 millones de pesos extra desde que empezó la pandemia”.

En este marco, el proyecto de Ley reenviado por Kicillof (ya se había mandado el pedido de endeudamiento en la ley ómnibus de mayo, pero finalmente fue retirado), sigue en un limbo debido a que no tomó estado parlamentario en la sesión que la Cámara de Diputados realizó este jueves. 

Por otra parte, en Juntos por el Cambio no niegan que la principal traba esté centrada en la negociación de las sillas que le corresponden a la oposición en distintos directorios, pero también aducen algunas cuestiones referidas al texto del proyecto, que piden modificar.

“Si ellos generan las condiciones, el endeudamiento sale, pero antes hay que corregir el texto. Mandaron una ley que está incompleta, que no explican en qué van a gastar los recursos”, aseveró un legislador amarillo, mientras apuntó que también piden ciertas precisiones acerca de cuándo el Ejecutivo va a enviar al Parlamento provincial el presupuesto de este año.