LEGISLATURA
03/07
La donación de plasma copó la política bonaerense
Después del tratamiento en el Congreso de la Nación, la Legislatura avanzó en la medida que busca hacer frente a la crisis del coronavirus y la convirtió en ley.
En la sesión conjunta de la Cámara de Diputados y el Senado de la provincia de Buenos Aires, que tuvo lugar en la tarde - noche de este jueves, se lograron las adhesiones para aprobar la Ley que establece un plan para la donación y el uso de plasma de personas convalecientes de COVID-19. La normativa llegó con el apoyo y la sanción del Congreso de la Nación hace poco más de una semana.

En ese sentido, la diputada María Laura Ramírez sentenció que “el plasma es un constructor de vidas donde faltaban esperanzas”. La norma, aprobada por unanimidad en la cámara baja y alta, determina la declaración de Interés Provincial de la donación y el uso de plasma de personas convalecientes de COVID-19, establece un Plan Provincial en el marco del Sistema Provincial de Hemoterapia, cuyo órgano rector es el Instituto de Hemoterapia, y crea un registro único de donantes. Los objetivos son aumentar la cantidad de donantes y agilizar los procedimientos.

“Hoy nos hemos convocado para tratar una ley que sabemos que no es la cura, pero sí sabemos que hoy la necesitamos para salvar vidas y sobretodo para que muchos vecinos y vecinas no terminen en una terapia intensiva dependiendo su vida de un respirador”, agregó Ramírez durante la sesión.

La medida fue celebrada en las redes sociales por la dirigencia del Frente de Todos. Entre ellos, el alcalde de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, donde se celebró la primera transfusión de plasma en el marco de la lucha contra el COVID-19.