CUARENTENA
30/06
Kicillof depositó su confianza en el AMBA y espera "un alto nivel de acatamiento"
Así lo manifestó el Gobernador bonaerense al recorrer un centro de aislamiento de La Matanza junto al intendente Fernando Espinoza. Este miércoles, el Area Metropolitana Buenos Aires ingresa en aislamiento total.
El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, visitó, junto al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, el centro de aislamiento instalado en el polideportivo Juan Domingo Perón de González Catán. El mismo está destinado a casos sospechosos de coronavirus que no cuentan con condiciones para permanecer aislados en sus hogares mientras aguardan el resultado del hisopado.

En ese contexto, Kicillof se refirió a la nueva etapa del aislamiento obligatorio: “En el AMBA esperamos que con estas restricciones más fuertes se empiece a reducir la velocidad de contagio”. “Se ha comenzado a completar la disponibilidad de camas en nuestro sistema de salud y por eso se decidió pedirle a los y las bonaerenses que hagan un mayor esfuerzo y se queden en su casa”, detalló.

Asimismo, el Gobernador subrayó: ”Lo más responsable es tomar las decisiones que no pongan en peligro a otros, porque están en juego la salud y la vida”. En ese sentido, agregó: “No queremos generar miedo, sino conciencia para que todos piensen en el que está al lado. Por eso esperamos un alto nivel de acatamiento de esta nueva etapa de aislamiento, que nos permitirá tomar aire para ir hacia una nueva fase con más permisos”.



Las instalaciones del centro de aislamiento permitirán alojar a los casos sospechosos sin diagnóstico confirmado, que solo permanecen allí mientras esperan el resultado del test. El lugar cuenta con 160 camas y personal médico, que supervisará la evolución de los pacientes. 

Por su parte, Espinoza sostuvo: “Estoy convencido que la gente va a respetar esta nueva etapa de la cuarentena porque los días más difíciles están por llegar y tenemos que estar preparados para bajar la curva de contagios y volver a tener las aperturas que ya tuvimos”.

El Mini Estadio cuenta con todos los servicios, como Wi Fi, calefacción central, cuatro comidas diarias mediante catering individuales, ropa de cama y elementos de higiene personal, atención médica las 24 horas, seguridad, limpieza y la presencia permanente del Voluntariado de La Matanza.

El jefe comunal agradeció la presencia del gobernador Kicillof, así como “su permanente e incondicional apoyo y acompañamiento, como los del presidente Alberto Fernández”

Kicillof coincidió en la necesidad pasar el pico de la curva de contagios “con el sistema sanitario sin estar saturado” y “poder comenzar luego a disminuir los casos para volver a retomar las aperturas que ya hicimos y de las que, como siempre anticipamos, era muy probable que tuviéramos que volver”.

“Este nuevo centro – dijo Espinoza - tiene 161 camas, que se suman a las 2523 camas de aislamiento que ya tenemos en otros 12 centros en el Municipio con capacidades y comodidades parecidas”, y que se agregan a las “más de 12.000 que se están terminando en todo el Conurbano”, completó Kicillof. 

“La verdad -sostuvo- es que la última vez que estuve en La Matanza, Fernando me presentó un sistema para utilizar desde el celular de seguimiento de casos y contactos estrechos, y eso lo venimos haciendo en toda la provincia; y ahora durante la cuarentena más estricta vamos a tener la posibilidad de unificar todos los sistemas que están funcionando en la provincia para poder aplicarlo más quirúrgicamente en la etapa que sigue”.

Espinoza, a su vez, destacó que “La Matanza, en contagios, está muy por debajo de la media del conurbano y de la Capital Federal y que todo esto que hacemos cada día en toda La Matanza es gracias al esfuerzo de nuestra gente y al enorme e incondicional apoyo del presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel. Las decisiones del gobierno nacional han evitado que el coronavirus se propague a mucha más velocidad de lo que ya se ha propagado y, en consecuencia, que se pierdan muchas más vidas de la que tristemente ya se han perdido”.

La Matanza hoy cuenta, además de las camas de aislamiento, con 2056 camas de internación intermedia y 360 camas de terapia intensiva, incluyendo al sector público y al privado, que están ocupadas a un 60 por ciento, la mayoría por casos que no son de COVID-19.