EN PLENA PANDEMIA
17/06
Las hermanas Escudero cerraron su escuela de danzas por la crisis económica
Silvina explicó: "Ya son más de 3 meses que la escuela está cerrada, y la realidad es que Danzas Escudero quebró"
En 2014, las hermanas Silvina y Vanina Escudero fundaron su propia escuela de danzas, en sintonía con otras estrellas de Bailando por un Sueño. Todo marchaba bien, pero como a muchos la cuarentena las ubicó en la difícil posición.

Sin ir más lejos, a comienzos del mes de abril, cuando apenas llevávamos 20 días de confinamiento, Silvina brindó una nota con Tarde pero Temprano, el ciclo que se emite por Net TV y rompió en llanto al hablar de la difícil situación económica: "Las dos primeras semanas estuve muy abocada trabajando para 'Danzas Escudero' para ver cómo poder sobrellevar la parte económica... Lo que pasa es que a veces tengo días más sensibles que otros, pero el mundo está así, y obvio hay personas que la pasan mucho peor. (...) Con Vanina estamos muy preocupadas porque nuestra escuela es muy grande. Los empleados, el alquiler… es un imposible de pagar".

Y hoy, a más de 90 días de cuarentena, Silvina y Vanina se vieron obligadas a concluir su emprendimiento debido a que ya no pueden solventar los gastos.

En diálogo con Confrontados, Silvina contó que decidieron detener las clases desde un primer momento. "Cuando todo esto empezó, Danzas Escudero cerró. Fue el 10 de marzo, si no me equivoco, cuando empezó la cuarentena que no era obligatoria y el presidente dijo 'traten de quedarse en sus casas'", recordó.

"Obviamente, al ser una escuela y tener muchos alumnos juntos sí o sí para las clases, con Vanina decidimos cerrarla. Y estuvimos muy mal el primer mes, tratando de hablar con la locataria del lugar; y la realidad es que no la pudimos sostener. Ya son más de 3 meses que la escuela está cerrada, y la realidad es que Danzas Escudero quebró", agregó.

Sin embargo, Silvina Escudero no pierde la esperanza de que pueda regresar a la enseñanza. "Quiera Dios que cuando esto termine podamos reabrir en el mismo lugar, o en otro. La realidad es que Danzas Escudero tenía un lugar muy espacioso en pleno Martínez, con muchísimas metros cuadrados, y se nos hizo insostenible", concluyó.