ENCUESTA
13/06
¿Respaldo o rechazo? Vicentín, Alberto, Cristina y el fantasma de la 125
La intervención y el proyecto para expropiar la firma Vicentín divide las aguas en el arco político, como también en la sociedad según lo revela el último trabajo realizado por Management & Fit. El rol de CFK; un nuevo conflicto con el campo y el impacto en la negociación de la deuda externa 
La intervención y el proyecto para expropiar la firma cerealera Vicentín divide las aguas en el arco político, como también en la sociedad según lo revela el último trabajo realizado por Management & Fit. El rol de CFK; un nuevo conflicto con el campo y el impacto en la negociación de la deuda externa.

Un estudio realizado sobre 1200 casos generales sin corte, ponderados a nivel total, con un margen de error de +/-2,8%, para un nivel de confianza de 95%, dio cuenta que un 51 por ciento se encuentra al tanto o escuchó el anuncio de intervención y expropiación de la empresa santafecina Vicentín por parte del Gobierno Nacional, mientras que un 37,3 por ciento respondió de manera negativa. 

En este sentido, un 46,6% desaprueba la decisión que ha tomado el Gobierno Nacional de expropiar la empresa, mientras que un 21,4% dio el visto bueno a la decisión del presidente Fernández.

Por otra parte un 68.3% de los encuestados cree que la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner tuvo participación en la decisión del Gobierno Nacional y solamente un 22.6% consideró que fe decisión del presidente Alberto Fernández. 

En virtud de las últimas protestas y ‘cacerolazos’ en algunos puntos del país a raíz de la decisión del gobierno de expropiar la empresa, un 40,9% afirmó que posible augurar una semejanza a las ‘protestas del campo’ luego de la 125 en 2008, en tanto que 19.6% respondió de forma negativa. 

A raíz de la disposición del Gobierno Nacional de intervenir esta empresa, también se interrogó se cree que el gobierno va camino a la expropiación de empresas privadas que se encuentren en una situación similar. Esta pregunta tuvo un 58% de respuestas afirmativas y un 18,9% negativa. 

Para finalizar, no quedó afuera el impacto en la negociación de la deuda externa, donde un 34.5% consideró que puede perjudicar en la negociación, un 21.2% es indiferente y un 12.0% señaló que podría ayudar en la negociación.