POSTURA RADICAL
09/06
Alfredo Cornejo: “El radicalismo no debe depender de la figura de Vidal en la Provincia”
En una teleconferencia con periodistas bonaerenses el presidente de la UCR dijo que su partido tiene más protagonismo y representación que el Pro en la Provincia, y que es hora de posicionar una figura para encabezar listas bonaerenses. La expropiación de Vicentín, la coparticipación bonaerense y las críticas al manejo de la cuarentena por parte del Gobierno.
El presidente del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo, mantuvo esta tarde una conferencia de prensa, a través de Zoom, con periodistas de distintos medios de la Provincia, y puso en relieve la importancia de su partido en el territorio bonaerense, al punto de reclamar un mayor protagonismo en el corto plazo y considerar que su partido no debe quedar sumido en la conducción unipersonal de la exgobernadora.

“El radicalismo debe tener un rol más protagónico en Juntos por el Cambio. En los cuatro años de acompañamiento de Macri tuvimos una participación menor, con algunas objeciones públicas en algún caso y en otros con bastante acompañamiento al liderazgo de Macri. Y en la oposición creo que estamos llamados a cumplir un papel protagónico, de columna vertebral de esta oposición, porque somos los que tenemos el mejor desarrollo territorial, con algunos dirigentes bien ranqueados como para poder encabezar listas en algunos distritos”.

“En la provincia de Buenos Aires tenemos una estructura un mejor desarrollo territorial que el Pro, sólo que el  Pro tiene algunas figuras que son más conocidas que las nuestras, y estamos teniendo  un protagonismo muy superior con nuestros dirigentes que al protagonismo nacional y provincial que está teniendo el Pro. María Eugenia (Vidal) está participando pero no como un alto perfil. Maxi abad, es un vocero non sólo del radicalismo, sino también de la coalición, no sólo del radicalismo”, dijo el exgobernador mendocino.
 
“El radicalismo tiene una vida interna que no tienen otros partidos políticos: tiene institucionalidad, reglas de juego, tiene que renovar el mandato de Daniel Salvador que vence en breve, es probable que lo posterguemos un poco más, de común acuerdo porque es obvio que no se puede hacer una elección interna en estas condiciones, apuntó. 

Respecto a la interna que viene sostuvo: “El radicalismo lo tiene que superar con elecciones o con acuerdo. Yo tengo una coordinación muy firme con Maxi (abad) y con Daniel (Salvador) como presidente del partido. Con ellos hemos estado coordinando todos los entretelones del presupuesto y de las leyes impositivas de la provincia de Buenos Aires, pero no pierdo vínculo con Posse ni con Lousteau (quienes trabajan en otra alternativa en la disputa interna), trato de que todos estemos y que ellos compitan en una interna, no creo que sea problema. Lo que sí creo es que el radicalismo no debe depender de la figura de María Eugenia Vidal, debe generar nuevas figuras como las de Maxi”.



COPARTICIPACION

Consultado sobre qué opina del reclamo del gobernador Axel Kicillof de una redistribución de la Coparticipación Federal para que Buenos Aires tenga un mayor ingreso de dinero desde las arcas nacionales, el titular de la UCR aseveró que tanto la provincia de Buenos Aires como Mendoza son las que menos reciben en la comparación de la cantidad de habitantes que tienen; “pero dificulto que vaya a haber una modificación a la ley de coparticipación con la Constitución actual. La única forma de redistribuir sería que el Gobierno nacional ponga de disposición más recursos de la masa (no coparticipable) como para que las provincia que pierdan (puntos de coparticipación) se vean compensadas con un mayor monto que debería ceder Nación”, analizó.

“La provincia de Buenos Aires ha sido beneficiada por la distribución de recursos (extra copa), pero hay discriminación hacia el interior de los municipios, y creo que no hay un criterio objetivo al respecto: no se sabe si es por el índice de Copa, o por la cantidad de infectados o de contagios, pero sería importante que los fondos no se distribuyan de manera arbitraria”, disparó después, en una velada crítica al manejo político del actual Gobierno. 

VICENTIN

En la charla, que se extendió por más de una hora, Cornejo apuntó que “toda la coalición opositora está orientada a votar en contra de la estatización” de la empresa Vicentín, anunciada ayer por el presidente Alberto Fernández. 

Para el presidente del radicalismo, “lo de Vicentín es parte del relato, y el Gobierno se está anticipando con lo de Vicentín a la crisis económica. Y como no la puede resolver, porque la agenda económica se va a imponer, lo de esta empresa viene a generar relato. Tiene todos los condimentos: puso plata en la campaña para macri, le prestó el Banco Nación, estaba en concurso de acreedores y no les pagaba a los proveedores”.

“Nuestra posición no es la de salvar a las empresas que tenían dificultades desde antes de la Pandemia. Vicentín estaba en problemas en todo el año 2019, no la puso en problemas la pandemia; ya estaba desarrollando un concurso de acreedores en la Justicia. Si el Estado tiene que salir a rescatar empresas, que rescate las empresas que puso en crisis la cuarentena”, sostuvo. 



Para el presidente del radicalismo “a las empresas que le apagaron la economía, que las sostenga el Estado, no al que estaba en problemas y en concurso de acreedores.  Y si quiere sostener de todas formas a alguna empresa, que no sea quedándosela el Estado, puede darle créditos o buscar otra alternativa”. 

PANDEMIA

El dirigente radical criticó también la manera en que el Gobierno encaró la cuarentena, priorizando sólo la salud por encima de la economía. “A medida que pasa el tiempo, sabiendo que la cuarentena era para ganar tiempo y preparar el sistema sanitario, pero ¿por qué entramos en la cuarentena tan rápido si no sabíamos cuándo iba a ser el pico de la enfermedad?”, se preguntó. Acto seguido aseveró que se buscó esta salida por que “el gobierno no privilegia la gestión de los recursos  y la inteligencia fiscal a la hora de desarrollar una estrategia. Si vos decís, cierro las fronteras y controlo a todos los que llegan a los aeropuertos, es probable que no hubiéramos tenido ningún contagio. Pero eso no se hizo”.

“Pero se prefirió esta estrategia porque la economía no era fácil recuperarla, y no era sólo un problema de deuda. Recuperar la economía requiere un proceso largo, doloroso, muy profesional y muy acordado entre los sindicatos, los empresarios, el Gobierno y la oposición”, adujo. 

Para Cornejo, “al Gobierno le es funcional la cuarentena en su modelo de centralización del poder. En diciembre, unas diez provincias estaban en déficit o superávit, en marzo, cuando entramos a la cuarentena, entre doce y catorce provincias estaban e déficits. Hoy están en déficits los 24 distritos, incluso CABA, y el único que puede financiar es el Estado nacional, entonces ese programa que distribuye parte de los ATN sin ningún criterio objetivo. Es decir que apagar la economía en el plano fiscal fortaleció al Gobierno nacional porque tiene todos los recursos a su disposición”.

En ese sentido agregó que también el Estado tiene la posibilidad de asistir al sector privado, “y se habla de créditos, pero esos créditos son muy pobres y sólo le dan créditos a los que pueden tomarlos cuando el 40 por ciento de la economía argentina está en negro, con lo cual hay un problema tremendo allí. Sólo le pueden dar crédito a los que los tenían en condiciones normales. Es decir que la estrategia lo que hace es fortalecer el poder central del gobierno de Alberto y Cristina”.