PROPUESTA
03/06
Kicillof ratificó su pretensión de que Buenos Aires sea una provincia petrolera
El gobernador bonaerense participó junto al Presidente de la inauguración de una planta de producción de diésel Premium en Campana. Con ella, el país se autoabastecerá de ese combustible.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, ratificó hoy la aspiración de la Provincia para convertirse en provincia petrolera, al participar junto al presidente de la Nación, Alberto Fernández, de la inauguración de la primera planta de producción de diésel premium del país, ubicada en el partido de Campana.

“Hoy tenemos la posibilidad, en plena pandemia, de inaugurar una planta que va a representar un salto más en la capacidad productiva de Argentina”, aseguró el Gobernador, y señaló que el 80% de los derivados del petróleo que se hacen en el país se elaboran en la provincia de Buenos Aires.

Tras señalar que esta planta permitirá que Argentina pueda autoabastecerse de ese producto, el mandatario expresó que "cierra el ciclo, convierte la materia prima en el último eslabón de la cadena de elaboración del producto”.

 Kicillof y Fernández recorrieron la nueva planta hidrotratadora de diésel (DHT) que tiene una capacidad de producción equivalente a la suma de todo el diésel premium que se vende en el país. 



En este sentido, el Gobernador recordó cómo fue la concepción y puesta en marcha de esta iniciativa: “Me tocó vivirlo cuando con Carlos Bulgheroni, a quien hoy vamos a homenajear, veíamos el proyecto original y desde el punto de vista del Ministerio de Economía, de la Nación, era clave, porque era la oportunidad de usar la materia prima local, procesarla y consumirla locamente y generar una nueva capacidad exportadora de valor agregado”.
“Esto permite generar riqueza en la provincia de Buenos Aires y en la Argentina que es el objetivo que tenemos, el país debe aspirar a la capacidad de transformar, manufacturar, producir y agregar valor sobre la enorme riqueza natural que dispone”, indicó y agregó: 

“Queremos ser una provincia petrolera que aporte a la industrialización de la Argentina”, dijo Kicillo, remarcando que la planta "sirve para sustituir otras importaciones, como el coque para la producción de acero. Es un modelo virtuoso de desarrollo, no alcanza con tener la riqueza natural, hay que tener la capacidad de agregarle inversión, trabajo, conocimiento y tecnología. Ese es el modelo que queremos llevar adelante en Argentina”.

Por su parte el presidente aseguró que “es un día feliz porque inauguramos una destilería que va a hacer el eurodiésel que la Argentina hoy importa, y esto es muy importante para dar funcionamiento a la economía, para darle la energía que necesita, son dólares que dejan de irse de nuestro país”.



“Quiero destacar que esto se hizo con industriales, con empresarios, con ingenieros, con trabajadores argentinos que asumieron el desafío de hacer algo que no sé si se hizo alguna vez. Y eso habla de lo que somos capaces de hacer los argentinos cuando nos decidimos a hacerlo”, concluyó.

En el acto estuvieron presentes, además el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas; y el subsecretario de Energía bonaerense, Gastón Ghioni, además del intendente de Campana, Sebastián Abella; el CEO de Pan American Energy, Marcos Bulgheroni; y el presidente de Pan American Energy, Alejandro Bulgheroni,

La obra requirió una inversión de más de 1500 millones de dólares y logró incrementar en un 60% su capacidad de producción de gasoil y 50% de naftas, además de mejorar su calidad. Se trata de la inversión más grande en el sector de refinación en la Argentina de los últimos 30 años. 

Para producir combustibles más limpios, reduciendo en 99% las emisiones de dióxido de azufre de la planta. También se incorporó una nueva sala de control totalmente equipada con última tecnología, una nueva unidad de coqueo, una planta de tratamiento de efluentes líquidos y otra de producción de hidrógeno.