AMPARO JUDICIAL
19/05
Alberto le vuelve a poner trabas al negocio inmobiliario de Larreta
La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) presentó una medida cautelar para frenar la posibilidad de que la Ciudad ponga en venta un terreno de casi 6 mil metros cuadrados, cuya sesión por parte de la gestión de Mauricio Macri está en revisión.

Se trata de normas que modifican la zonificación catastral para permitir edificaciones y creación de espacios públicos en inmuebles hoy en desuso que la Nación, durante la gestión de Mauricio Macri, traspasó al dominio de la Ciudad.

En un caso, son fracciones de terreno donde estaba la estación Villa Crespo o Parador Chacarita del Ferrocarril San Martín, ahora liberadas porque el tren pasa elevado por un viaducto. A ambos lados de esa nueva estación ferroviaria en altura se permitiría levantar emprendimientos inmobiliarios y desarrollar espacios de uso público.

Ahora, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) presentó una medida cautelar para frenar la posibilidad de que la Ciudad ponga en venta un terreno de casi 6 mil metros cuadrados.



La decisión de la presentación judicial de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), conducida por Martín Consentino se dio ante el avance en la legislatura porteña de la aprobación de un despacho de mayoría sobre la zonificación.

Esta recategorización de las tierras ubicadas frente al espacio ferial de Costa Salguero que pasa a ser zona urbanizada "A" Puerto Nuevo, es la que permite poner a la venta este terreno mientras se abrió un concurso para rediseñar la zona de Punta Carrasco y Costa Salguero, dos predios que saldrían a la venta en los próximos meses. 
 

Entre los argumentos de la presentación que realizó la Agencia de Bienes del Estado, se destaca que el Decreto N° 149/2020, firmado Alberto Fernández,  instruyó a la AABE a “revisar la legalidad de los procesos que derivaron en la disposición, cesión, enajenación, transferencia, desafectación, asignación en uso o dación en pago, de inmuebles del Estado Nacional a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires desde el 10 de diciembre de 2015 hasta el 10 de diciembre de 2019, a fin de que en caso de detectarse vicios que puedan implicar su nulidad así como eventuales hechos o actos ilícitos, se proceda a deslindar las correspondientes responsabilidades administrativas, civiles y/o penales”, según pudo consignar Perfil. 

En la denuncia se detalla que en el informe que prepara la AABE ordenado por el decreto de Fernández (que aún se encuentra en proceso de elaboración), "dará cuenta de todas las irregularidades” de la cesión de este terreno.

Al asumir, Cosentino inició una auditoria para conocer la “legitimidad” del traspaso de 31 escrituras entre las que se encuentran playas ferroviarias, terrenos en Caballito, Belgrano y Liniers, la concesión de los espacios debajo de dos viaductos, el Mitre y el San Martín, además del convenio Paseo del Bajo en noviembre de 2018 en donde se encuentra este espacio por el que hoy lunes 18 de mayo se iniciaron acciones legales.

De acuerdo al expediente la medida cautelar de no innovar sobre este terreno “es a los efectos de que se mantenga el estado de cosas actual en cuanto al Inmueble hasta tanto se dilucide la legalidad del proceso que permitió la transferencia del mismo desde el Estado Nacional a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. Y agrega: “Resulta indispensable disponer la medida atento evitar que el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires comprometa con terceros al Inmueble”.

EL texto hace mención sobre un  “riesgo cierto e inminente de sufrir perjuicios se ve palpable y cierto en cuanto a la clara intención del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de enajenar el inmueble”. 

La revisión de la transferencia de terrenos durante la presidencia de Mauricio Macri al Gobierno de Larreta formó parte de una de las disputas entre la administración Nacional del Frente de Todos y la del Juntos por el Cambio en la Ciudad. Se dio entre enero y febrero cuando también la gestión de Fernández puso en discusión los montos de dinero que Capital Federal recibe por la coparticipación. El avance del coronavirus en la Argentina hizo que estas peleas fueran dejadas de lado para coordinar tareas sanitarias conjuntas. La tregua duró hasta hoy.

Costa Salguero

El proyecto denominado "Triángulo Salguero", busca habilitar la urbanización y edificación de un terreno de más de media manzana (unos 5.800 m²). Hoy es una especie de plazoleta central entre calles, a la altura de la avenida Jerónimo Salguero, una arteria sin nombre y una bajada prevista pero no utilizada de la Autopista Illia (lado Norte), en el deslinde de los barrios Palermo y Recoleta.

Una iniciativa fugaz

En la última sesión de 2019 que duró más de 12 horas, el gobierno porteño envió un proyecto a la Legislatura mientras los legisladores estaban en el recinto para poner en venta los predios de Costa Salguero y Punta Carrasco, lugar que donde el macrismo ha sabido festejar los triunfos y sobrellevar sus derrotas políticas,  para generar emprendimientos inmobiliarios de gran valor (aunque por ley debe destinar una parte en espacio público).

La norma se aprobó en menos de 5 minutos sufrió fuertes críticas por parte de la oposición que consideró que se trata de "un pijama party de venta de tierras" y una "tomada de pelo" por introducir proyectos sensibles de la Ciudad". Además señalaron que los legisladores oficialistas "a esta altura ya dicen sarasa y cualquier cosa sobre estos proyectos".

Asimismo se preguntaron "¿Cuál fue el propósito y el apuro para tratar este tipo de norma? son tablas ilegibles, con temas totalmente irregulares. ¿Qué intereses están detrás para votar de este modo tan poco trasparente la venta de tierras?

La normativa autoriza la venta del terreno que tendrá uso residencial. "Siendo que la zona de Costanera Norte es considerada tradicionalmente como lugar de esparcimiento y recreación es que se propone se destine el 65% de la superficie del conjunto ‘Costa Salguero - Punta Carrasco' a uso y utilidad pública, afectándose preferentemente dicha superficie a la generación de espacios verdes parquizados", explica el proyecto.

"El producido de la disposición tendrá como destino el financiamiento de obras de infraestructura de salud y educación, transporte y servicios, equipamiento social, espacios públicos, soluciones hidráulicas, vivienda social, promoción del alquiler social y reurbanización de barrios vulnerables", señalan los fundamentos.

Cabe recordar que el marido de Carmen Polledo, diputada nacional por la Ciudad del núcleo duro del PRO, integraba el directorio de la empresa que tuvo la concesión del predio durante el menemismo.