ACUSACIONES CRUZADAS
17/05
La muerte de Ramona y un capítulo más de la grieta: los k contra Larreta, los Pro contra Nación
El fallecimiento de la reconocida dirigente social de la Villa 31 en la ciudad de Buenos Aires como consecuencia del coronavirus, despertó duros cuestionamientos y acusaciones cruzadas entre nación, CABA y la provincia
El fallecimiento de Ramona Medina, reconocida dirigente social de la Villa 31 en la ciudad de Buenos Aires, como consecuencia del coronavirus despertó duros cuestionamientos y acusaciones cruzadas entre los seguidores de los principales actores de la política argentina, o sea las administraciones de la CABA, la Provincia y la Nación.

La referente social falleció por el virus COVID-19. Se encontraba internada en el hospital Muñiz después de haber contraído la enfermedad en momentos en los que su barrio llevaba días sin agua potable. Y ese fue el quid de la cuestión, la falta de agua. Los K, le apuntaron con todo a Rodríguez Larreta; los M a Nación y particularmente a Aysa.

Como para poner un poco de paños fríos al asunto, el diputado de Juntos por el Cambio, Daniel Lipovetzky, hombre proveniente del peronismo, resaltó que la muerte de Ramona "muestra la vulnerabilidad de los barrios populares frente a la pandemia" y recalcó que "también es lamentable los que hacen politiquería con su muerte". "Hoy es la 31 y mañana puede ser cualquiera de los 1656 asentamientos de PBA", completó. 
 

Anteriormente, también había posteado la intendenta de Moreno, Mariel Fernández, entre otros dirigentes. Echando mano al hashtag #Basta de Silencio, afirmó que "en las villas de Capital Federal son más de 1000 los contagiados por COVID-19. Hoy falleció Ramona, la Referente de la Garganta Poderosa de la Villa 31. Junto a su familia habían pasado 10 días sin agua".

Y algo similar realizó el diputado nacional kirchnerista y Secretario General de la CTA (Central de Trabajadores Argentina), Hugo Yasky, quien expresaba: "hace 2 semanas Ramona Medina grababa este desesperado grito al gobierno de la ciudad. A Ramona la mató la desidia, el abandono del Gobierno de Larreta", puntualizó el gremialista, junto a las imágenes a las que hizo referencia en el escrito. 

Por su parte, Delfina Rossi, Directora del Banco Ciudad, afirmó: "Recibimos la triste noticia del fallecimiento de Ramona, compañera de la @gargantapodero. Reclamó por la falta de agua dentro del barrio frente a la inacción y desidia del gobierno porteño. Mi apoyo a su familia y a las compañeras de La Garganta que la siguen peleando", aseveró la hija del ministro de Defensa, Agustín Rossi.

A su turno, la joven legisladora kirchnerista, Ofelia Fernández, sostuvo, también a través de las redes, que "hace semanas el barrio y Ramona pedían que los cuiden, sin agua y con un virus empezando rápidamente a propagarse pidieron que los salven, y ahora vemos que para todo fue tarde". "El abandono es tragedia, y el gobierno de la ciudad es responsable. Fuerza", cerró su publicación.

También dijo lo suyo, el titular de Suteba, Roberto Baradel, hombre vinculado al Justicialismo. "Ramona gritó. Y quienes gastan millones de dólares en consultorías para urbanizar la 31 nuevamente hicieron caso omiso. Ramona no se murió por el COVID-19,  la mataron el abandono, el descuido y la falta de prevención de quienes deberían haberla cuidado", enfatizó el gremialista docente.
 
 
 
 
 
 
 
 
 


Ramona Medina, la vocera de la Garganta Poderosa que era insulinodependiente y había contraído coronavirus en el Barrio 31 de Retiro después de 12 días sin agua, murió hoy en un hospital de la Ciudad a los 42 años tras permanecer tres días internada y con toda su familia contagiada, entre ellos una hija con discapacidad múltiple, según informó la organización.

Coordinadora de Salud de la Casa de la Mujer en el Barrio 31, Ramona Medina había salido en varios programas de televisión las últimas semanas clamando por el restablecimiento del servicio de agua potable que ponía en riesgo de contraer Covid a todo el barrio pero también a ella y a los integrantes de su familia.

Con la confirmación de 113 nuevos casos positivos en las últimas 24 horas, los diagnósticos de coronavirus ascendieron a 1.201 en esos barrios, de los cuales 141 ya se recuperaron, según informó esta mañana la administración de Horacio Rodríguez Larreta.