DIMES Y DIRETES
14/05
El curioso pedido de Magario, los tapabocas PRO y los senadores hambrientos
En una sesión que resolvió rápidamente la reforma de su reglamento para funcionar de manera virtual, algunos datos de color dieron tela para cortar.

La sesión especial convocada por el Senado provincial, que aprobó la reforma al reglamento para que pueda funcionar de manera mixta (con presencia de algunos legisladores en el recinto y la inmensa mayoría de anera virtual), dejó algunos toques coloridos.

Uno de ellos se produjo mientras se desarrollaba el debate, momento en el que los monitores, que mostraron la imagen de los senadores que participaban online, "pescaron" a varios y varias matando el hambre con alimentos varios. Un primer plano dejó en off side a más de uno, con  primeros planos mientras deglutían alguna vitualla.

Otro hecho saliente fue el pedido realizado a sus pares por la vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario, al finalizar la sesión especial.

La exintendenta de La Matanza pidió a los senadores y senadoras presentes en el recinto que no regresen a sus ciudades, en el caso de aquellos que no residan en La Plata, para evitar la circulación y la posibilidad de contagio.

"Por eso algunos, como Alfredo Fisher, que es vicepresidente primero de la Cámara, no estuvo presente. Muchos no se sumaron al pedido de que se haga con todos presentes porque después se iban a tener que quedar acá (en en la capital), y en el interior no quieren que vayan y vuelvan permanentemente", aseguraron a La Tecla.info.

También hubo tiempo para alguna que otra chicana, como la que lanzó el titular de la bancada oficialista a su par de Cambiemos, Roberto Costa, a propósito del llamativo tapabocas que lució el macrista en el recinto.

"Sin ánimo de polémicas, celebro de verdad los barbijos amarillos", en referencia al tapabocas de Costa, añadiendo que "denotan una identificación partidaria",  por el amarillo del PRO, mientras en los corrillos del cuerpo se rumoreaba que fue la senadora Nidia Moirano la responsable de proveerle el implemento de seguridad al mandamás del bloque y a varios de sus colegas de bancada que participaron de manera virtual.

Otra de las cuestiones de color que dejó la jornada en la Cámara alta fue que Andrés De Leo, de Juntos por el Cambio, se sentó en el sector de bancas del Frente de Todos, para respetar la distancia y no quedar atrás de la pantalla gigante en la que se visibilizaban los legisladores que estaban desde sus casas o despachos.

En tanto, la vicegobernadora Magario, cuando ingresó saludó a todos los presentes con el codo, además de usar barbijos. Dos características que la diferenciaron de lo que realizó Cristina Fernández en el Senado Nacional, que no saludó a los presidentes de los bloques y no utilizó tapabocas. Una vez finalizada la sesión, un senador de la oposición le hizo notar esta diferencia a la propia Magario.