CORONAVIRUS
28/04
Alak se metió en la polémica por la liberación de presos y negó que exista un plan provincial
El ministro de Justicia de la provincia salió al cruce de las versiones que hablan de un plan para liberar detenidos en las cárceles."Niego categóricamente que en la Provincia de Buenos Aires exista un plan para liberar detenidos. La Constitución y las leyes solo facultan al Poder Judicial a detener, liberar o conceder prisiones domiciliarias”, disparó
En los últimos días, se instaló la polémica en el país respecto de cuál debe ser el protocolo de lucha contra el coronavirus en las cárceles, donde no se cumplen las condiciones mínimas sanitarias para evitar el contagio del covid-19. 

Una de las posturas que más revuelo causó fue la de sacar reclusos de las prisiones y enviarlos con reclusión domiciliaria. Esto encendió el debate en el seno de la dirigencia política, así como también en la población general del país.

Incluso con diferencias internas en el oficialismo. Recientemente, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, avaló de cierta forma la liberación de aquellos en riesgo, y cuyas penas aún ni siquiera están firmes. No obstante, el ministro de seguridad bonaerense, Sergio Berni, lo contradijo: "Por suerte para los presos su libertad no depende de mi opinión, porque si fuera por mí no sale ninguno".

En las últimas horas surgió una información periodística de un medio nacional que afirmaba que existe un plan para liberar a 6 mil presos de las cárceles para poner en su lugar camas para poder realizar atenciones masivas si se propaga masivamente el virus puertas adentro de las prisiones.

En este sentido, el ministro de Seguridad bonaerense, Julio Alak realizó un descargo a través de su cuenta de Twitter: “niego categóricamente que en la Provincia de Buenos Aires exista un plan para liberar detenidos. La Constitución y las leyes solo facultan al Poder Judicial a detener, liberar o conceder prisiones domiciliarias”.
 

En la misma sintonía, el ministro explicó que “los pedidos de prisiones domiciliarias son solicitados mayoritariamente por los defensores públicos que dependen de la Procuración General del Poder Judicial. Asimismo de este órgano dependen  los fiscales que están habilitados para consentir o apelar las resoluciones judiciales”

Por último, sentenció: “el Poder Ejecutivo provincial no está facultado para peticionar o decidir sobre libertades o morigeraciones de pena de los privados de libertad”.


La iniciativa causó malestar en la oposición, puntualmente en los referentes de Juntos por el Cambio, que manifestaron su desencanto y preocupación a través de las redes sociales.