26/04
El plan sanitario contra el pico de contagios
Ante el temor de que la administración de la cuarentena pueda generar mayor contagios, la Provincia guarda bajo la manga una serie de medidas sanitarias. En el tablero aparecen los contagios en el mundo sanitario. Las camas disponibles incrementarían en miles de plazas. Iglesias, Universidades, Polideportivos y viviendas del Procrear se podrían sumar. El detalle en números.

A la espera de las definiciones de la administración nacional de Alberto Fernández, el gobierno bonaerense se prepara para ingresar en la peor época para la pandemia del virus de Covid-19. “Esto va para largo, lo venimos llevando. Pero lo peor todavía no llegó”, señaló a LaTecla.info uno de los hombres del oficialismo que más activo estuvo por los últimos días.

Es que, en la gestión de Axel Kicillof celebran el bajo ritmo de contagios en el territorio bonaerense. Principalmente la barrera que se generó entre Conurbano e interior. El foco de contagios está en el Area Metropolitana y las zonas urbanas con importante actividad productiva de exportación, como Mar del Plata, Bahía Blanca, Zárate.

Por caso, el gobernador lo señaló en varias oportunidades durante los últimos días. “Tenemos municipios donde el virus no ha llegado. Tenemos que tener controles más estrictos para no llegue”, lanzó antes de anunciar las nuevas resoluciones que intensificaron el control en los accesos a las comunas. 

Claro, la realidad de crisis financiera que atraviesa el país, empeoran el escenario. “Estamos en un default virtual”, lo sentenció el Presidente hace poco más de una semana. Por ello, la nueva fase de aislamiento llega con una serie de reaperturas de actividades productivas. Al menos, 28 distritos ya recibieron la aprobación para levantar la cuarentena en diferentes actividades. En total fueron 72 los que pidieron aprobar la administración comunal del aislamiento. Es decir, 20 más de los que no han vivido casos de contagios en sus terruños.

En definitiva, la crisis económica arrincona a una administración que optó por la defensa de la salud. Por ello, la nueva lista de profesiones y oficios exceptuados de la cuarentena levantan la guardia de la gestión provincial.

La ecuación es sencilla, con más gente circulando para cumplir con sus labores y mover las economías regionales, el virus tendrá mayor tasa de movilidad. El temor es que la disminución de los contagios producto del importante cumplimiento de la primera y segunda fase de la cuarentena quede en el olvido y los contagios incrementen justo en la antesala del nuevo pico, proyectado para junio.

De esa manera, LaTecla.info accedió a un documento oficial que detalla la fortaleza que se buscó generar en el sistema sanitario. Por caso, comunas del AMBA y con nexo entre el Conurbano y el interior, vieron ampliada su capacidad de atención. En Cañuelas, se sumaron 72 camas; en Ensenada son 34 las camas; en Mar del Plata llegan al centenar; mientras que en Esteban Echeverría 120 al igual que en Ituzaingó; en La Matanza, con dos dependencias, se llegó a 168 camas. Es decir, 614 camas esparcidas en cinco municipios como punto nodales de atención. Además de las 330 camas que se sumaron a través del convenio con Obra Social de Choferes de Camiones (OSCHOCA), para la utilización del Sanatorio Antártida.

Así, de cara a lo que en el oficialismo califican como “lo peor”, está en agenda la posibilidad de la utilización de iglesias, albergues universitarios y polideportivos, como virtuales hospitales de campaña. A su vez, la cartera que conduce Mara Ruiz Malec, el Ministerio de Trabajo de la Provincia, está en plenas negociaciones para sumar los hoteles sindicales a la fortaleza sanitaria y así lograr otras 4.300 habitaciones y 6.500 plazas. 

Por otro lado, se maneja la posibilidad de que en el Conurbano se disponga de viviendas del programa Procrear. Serían 335 departamentos con 670 dormitorios para camas disponibles en San Martín; 375 departamentos y 772 dormitorios para camas en Merlo; y 404 departamentos y 808 dormitorios para camas en Ezeiza. Es decir, 2.250 camas entre tres distritos.

Mientras avanza en el mapeo de camas hospitalarias, para hacer frente a un eventual pico de contagios, en la Provincia comenzó a sonar con fuerza el malestar de los médicos bonaerenses enrolados en el Colegio de Médicos. Es que, luego de bajar los decibeles por la indumentaria brindada a los profesionales gracias a la llegada de material sanitario desde China, ganó terreno la bronca de especialistas en la Salud por la posibilidad de llegada de profesionales cubanos.

Con el foco centralizado en la incorporación de 200 trabajadores de la isla, el Colegio anunció que se tomarán los recaudos necesarios para proteger a los profesionales argentinos. Claro, la excusa cubana pone el foco en matriculados de Perú, Bolivia, Paraguay y Venezuela.

En ese sentido, el Gobernador tomó como propia la postura del Colegio de Médicos y, con el objetivo de mitigar las diferencias en la pandemia, aseveró que solamente se incorporarán profesionales que “cumplan con los requisitos” establecidos por la colegiatura.

Como si fuera poco, el malestar de los colegiados se acrecentó debido a la importante tasa de contagios de trabajadores sanitarios. Vale recordar el testeo que se debió realizar el propio Kicillof por visitar el Hospital Belgrano en General San Martín. Al momento de la visita, 15 trabajadores mantenían el virus de Covid-19. Así, la situación se extiende en toda la Provincia.

Comentarios
Celeste
Agradezco todo lo que se esta haciendo, espero que no se utilice todo esto
Jeremias
Es importante que todos continuemos en nuestras casas. Tuvimos la suerte de contar con todos los ejemplos internacionales. Seamos conscientes.
Vanesa
Permanezcamos en casa para cuidarnos y a nuestros seres queridos!