Argentina
Miércoles, 17 agosto 2022
EXCLUSIVO LA TECLA
27 de abril de 2018

Bárbara Bernardi: “Desde chica quería probar suerte como actriz en Estados Unidos”

Instalada en Estados Unidos, la actriz nos cuenta su experiencia de trabajar en otro país y con grandes actores. Aquí la nota completa.

Bárbara Bernardi: “Desde chica quería probar suerte como actriz en Estados Unidos” - La Tecla
Bárbara Bernardi: “Desde chica quería probar suerte como actriz en Estados Unidos” - La Tecla
Bárbara Bernardi: “Desde chica quería probar suerte como actriz en Estados Unidos” - La Tecla
Bárbara Bernardi: “Desde chica quería probar suerte como actriz en Estados Unidos” - La Tecla

1. ¿Cómo es tu vida allá, en relación a tu carrera como actriz?

Hay muchas oportunidades para actores en Nueva York. Hay una enorme industria de teatro, cine y televisión. Es verdad que las grandes productoras tienen base en Los Ángeles, pero cada vez más hay filmaciones en la ciudad, y las mismas productoras están trabajando en ambas costas del país. Si uno tiene un agente, es más fácil conseguir audiciones para las cadenas importantes de tv y cine, pero no hay que bajar los brazos. Las productoras están, andan buscando talento nuevo, y lo hacen por medio de la página web Backstage, la cual uso para aplicar a audiciones. Hay semanas que me invitan a 4 audiciones, y por ahí pasan dos sin ninguna respuesta. Todo cae en tu video reel, curriculum, y, generalmente, foto. Tu Headshot es clave para conseguir una audición o no. Muchas veces, las compañías de casting ya tienen en mente como el personaje luce, y si no encajas en las características, no hay mucho que puedas hacer.

Desde que me mude he trabajado, más que nada, en teatro, pero tuve el agrado de participar en una serie web de un VJ de MTV, y participé en un comercial de la marca de cerveza Bud Light.


2. ¿Cómo es audicionar en Nueva York. Cómo surgió la idea de irse a vivir a Estados Unidos? ¿Tiene que ver con tu carrera, o más bien una opción personal?

Desde chica que sentía que quería probar mi suerte como actriz en Estados Unidos. Los actores que admiro, y el tipo de cine y tv que amo es de acá. Hice actuación en Buenos Aires. Fui casteada en la compañía teatral PEST, que hace obras en inglés con subtítulos en español. Pisar el escenario con ellos, y participar en tres producciones me dieron la confianza de venir a perseguir mis sueños de ser actriz en Nueva York. Un día charlando con una amiga de la compañía, me comento que buscaba el mismo rumbo, y me compartió información de los conservatorios de actuación que pensaba audicionar. Uno de ellos era The American Academy Of Dramatic Arts. Cuando vi el alumnado que posee (Grace Kelly, Jessica Chastain, Lauren Bacall, Paul Raud, entre otros), y el prestigio del lugar, no dude que quería audicionar para entrenar como actriz ahí. Me prepare por varios meses con la directora de PEST, Alicia Vidal, para la audición. Una vez que me sentí lista, mi hermano me ayudó a filmar los monólogos que por semanas practique, y envié mi video con esperanzas de ser considerada. A la semana me mandaron un email diciendo que querían que formase parte de su programa intensivo; estaba sumamente feliz.

3. ¿Cómo es formar parte de American Academy of Dramatic Arts?

Fui al conservatorio sin expectativas, o ideas de como sería. Mi amiga ya venía cursando un par de meses, asi que sabia algunas materias que iba a atender, y ella me había separado sus libros. Sin embargo, cada persona posee una diferente experiencia, y lo que yo viví fue diferente a lo que ella pasó. La Academia se basa en el entrenamiento que se llama Meisner, el cual nunca había escuchado. Todos hablan de Stella Adler o Stanislavski, pero no de Meisner. Encontré su teoría de actuación sumamente intrigante e interesante. Todo se basa en la repetición, observando a tu compañero de escena; en lo que la otra persona te brinda, y cómo te afecta. Uno comienza trabajando en el otro, para luego hacer una mirada hacia dentro, y aún así, uno llega a esa parte muchísimo después.

Cada profesor que tuve, trabajó en el medio, sea actuando, como entrenador vocal, director, productor, incluso, algunos son agentes de casting. Participar en un lugar así abre muchas puertas, y uno conoce a muchas personas, que si se mantiene una buena relación, puedo decir por experiencia propia, esos son los contactos que brindan oportunidades de trabajo, como de audiciones.
4. Actualmente ¿qué estas realizando en cuanto a tu carrera?

En este momento estoy en un musical que se llama Faux-Bia! The Musical, el cual es una comedia que mezcla a todas las tragedias griegas, desde Medea a Lysistrata. Los productores poseen grandes ambiciones para la puesta, y uno de sus patrocinadores es la UNESCO de Grecia. Planean presentar esta aspirante producción en Septiembre en uno de los teatros más prestigiosos de Nueva York.

Además, he escrito mi propio obra, llamada “This is me”. Trata de un grupo de mujeres que se encuentran esperando a entrar a un grupo de autoayuda a como ser “una mujer perfecta”. Comencé a escribirla luego de la primera marcha de mujeres en Nueva York, y una vez que las historias sobre Harvey Weinstein, y la industria del cine en general respecto al trato con las mujeres, me encontré inspirada aún más, con ganas de compartir mis historias, como de amigas y familiares. Aplique la obra para que sea parte en el Festival Fringe de Nueva York, uno de los más reconocidos de la ciudad. Mediados de Mayo me darán noticias por sí o no, y espero, con dedos cruzados, que sea la primer opción.

5. ¿Cómo ves hoy la carrera del actor en Argentina, desde el exterior?

Siempre admire la valentía de cada actor que vi en cine, tv, o el escenario. Cuando vivía en Argentina lo veía muy difícil, muy distante. No sabia donde empezar para audicionar, donde ir a clases, me encontraba perdida. Siempre asumí que todos eran conocidos de, hijos de, modelos que terminan en una novela… Entonces me desmotivaba a intentar. Admito que hoy en día hay gran accesibilidad de enterarse de trabajos y audiciones más rápido que antes gracias a la internet. Estoy segura que si tengo que volver a Argentina, con las herramientas que tengo acá, que aprendí gracias a La Academia, estaría un poco perdida, pero con una idea de por dónde empezar. La oportunidad de comunicación que se posee ahora, abre puertas para coproducciones de todas partes del mundo, y cuando veo materiales de acá que se llevan a Argentina, como mismo cuando veo proyecciones de cine Argentino en Nueva York, me emociona mucho.

Siempre sentí que mi lugar en el mundo era otro, y estoy feliz de saber que lo encontré. No es un camino fácil, pero estoy dispuesta a luchar y lograr mi sueño.