Clima
19° C

La Plata, Bs As.
Viernes, 14 diciembre 2018
Revista Num. 810
El senador de UC se candidatea para Gobernador y trabaja junto a Santiago Montoya. Le pega tanto a Cambiemos como al "peronismo desleal", y dice que si su espacio no representa ...
Ver Revista
Revista VOY A SER EL GOBERNADOR DE LOS BONAERENSES
Clima
19° C

Revista Num. 810
Ver Revista
11/10
TAMBOS EN CRISIS
El campo vuelve a la calle con desesperado pedido al Gobierno
Tamberos de la Provincia se manifestarán en las puertas de la fábrica de La Serenísima, para rechazar las medidas adoptadas por la gestión actual que ahogan a los productores.
El campo vuelve a la calle con desesperado pedido al Gobierno
“El Gobierno anterior (Cristina Fernández de Kirchner) nos declaró traidores a la patria, con todo lo que eso significa. En el campo, en las asociaciones y las confederaciones, no hubo una sola persona que no haya votado por Cambiemos. Todos, todos votamos por Cambiemos”, dijo hace algunas semanas a La Tecla Andrea Passerini, directora de la comisión de lechería de Carbap.

De esa manera, la productora tambera oriunda de Carlos Casares dejó ver el malestar que existe en el sector para con las políticas tomadas por Mauricio Macri. “Nosotros teníamos una vara alta, pero por lo que ellos prometieron, y hoy tenemos retenciones a la leche. Es una cosa de locos”, indicó.

En ese marco señaló que “hay cosas que duelen más cuando vienen de la mano del amigo”. Conforme a lo expresado por Passerini, “hoy, un tambo es insostenible. En 2017 cerraron el 2 por ciento de los tambos, este año lleva 5,3 por ciento; pero dicen que es mentira que hay tambos que cierren. El bendito relato llegó a la lechería”.

“La realidad es que no estamos contenidos, por nadie. Por acción u omisión están buscando que los tambos cierren”, sentenció la especialista. Por último advirtió que “ni esta administración ni la anterior hicieron algo para que el tambero deje de ser un esclavo”.

En este contexto y cansados por la falta de respuestas, CARBAP llevará adelante una medida de protesta que protagonizarán tamberos de la Provincia en las puertas de la fábrica de La Serenísima, para rechazar las medidas adoptadas por el Gobierno actual que ahogan a los productores.

Se tratará de una asamblea, con el objetivo de avanzar en medidas concretas y en un plan Lácteo Nacional para que el sector productivo logre sortear la grave crisis y los constantes cierres de tambos.


Comunicado de CARBAP

Es la industria quien fija precios y plazo. Quien además define e informa al productor, la calidad higiénica sanitaria y composicional de su producto, no existiendo posibilidad legal de contrastarlo en una instancia arbitral, siendo el productor de leche cruda el más vulnerable de los eslabones de la cadena, ya que su producto es perecedero y no puede retenerlo ni estoquearlo, y se ve obligado a "aceptar".

Las asimetrías que existen dentro de la cadena láctea, en la que el estado, el comercio y la industria ejercen de manera ostensible un poder dominante sobre el de la producción primaria, se ven acentuadas hoy por el contexto económico, en el que sobresale la devaluación del último trimestre (y más de 100% en lo que va de este año) y tasas de interés de referencia del orden del 60% que tornan imposible financiar el capital de trabajo necesario para encarar siembras y compra de insumos. Esto en un negocio en el que en promedio, entre el 70 y el 85% de los costos del tambo están dolarizados. El contraste con la industria, cuyo principal insumo es la leche, que cayó un 23,2% en dólares.

El Estado ejerce una presión impositiva que en promedio supera el 40% en el producto final que adquiere el consumidor, el comercio y la industria ajustan precios de compra y venta según necesiten, pero el tambero sólo recibe unos pocos pesos de lo pagado en góndola. Es clara la necesidad de construir un mercado institucionalizado de leche cruda, que cuente con estandarización y diferenciación del producto y un verdadero precio de referencia en base a sólidos, con el objetivo es terminar con esta inequidad en la cadena láctea.

La aceleración del cierre de establecimientos y el achicamiento progresivo de quienes aún intentan sobrevivir se traduce en una liquidación de vientres alarmante; el aumento de la venta de vacas en producción a frigorífico es la antesala de la final decisión de salirse del negocio definitivamente.

Y ese final se traduce en la pérdida de décadas de inversión, historias de vida ligadas al trabajo en el tambo y familias en busca de un nuevo destino hoy más incierto que nunca.

Hasta que las autoridades competentes no asuman esta realidad, no habrá diagnóstico preciso ni solución real a este problema que en estas horas se torna dramático. Y el argumento falaz de que "se trabaja para el largo plazo" no debe confundirnos. Hoy la denominada "coyuntura" refleja el hecho de que no existe la voluntad política para abordar las estructurales asimetrías manifiestas de la cadena láctea.

Desde CARBAP, que representa a miles de productores lecheros de las cuencas bonaerenses del oeste, abasto, mar y sierras y del este pampeano, lamentamos el triste transcurrir de políticas que poco y nada han generado para encarar las soluciones que imperiosamente necesita el sector.

Es hora de empezar a cambiar en serio, si es que de verdad interesa la lechería y su futuro, propiciando medidas concretas y urgentes para detener el cierre de tambos y terminar con esta falta de respaldo a una producción tan importante para el país.
 
COMENTARIOS
  • Genéricos