Con tijeras afiladas, las grandes ciudades del ... - La Tecla

La Plata, Bs As.
Viernes, 13 diciembre 2019
Revista Num. 861
Los ministros que confirmó el Gobernador para el comienzo de su gestión. El currículum de cada uno, los desafíos que tendrán en cada área del gobierno bonaerense y cómo llegaron...
Ver Revista
Revista EL EQUIPO DE KICILLOF
Descarga la App desde Google Play Descarga la App desde App Store

Revista Num. 861
Ver Revista
12/08
ESCENARIOS

Con tijeras afiladas, las grandes ciudades del interior le dieron la espalda al Gobierno

Las comunas que en 2015 y 2017 fueron clave para que el oficialismo revierta el desempeño electoral del Conurbano, no tuvieron el impacto esperado y la diferencia se acotó a unos pocos votos. En muchos casos, la variable entre la papeleta provincial y la local es notable.

Con tijeras afiladas, las grandes ciudades del interior le dieron la espalda al Gobierno

Las grandes ciudades del interior bonaerense supieron ser claves para garantizar victorias del gobierno de María Eugenia Vidal. En 2015 y en 2017, las comunas de mayor caudal electoral fueron centrales para revertir el buen desempeño del peronismo en el Conurbano. Sin embargo, el desempeño en las PASO de este domingo no alcanzó para equilibrar la balanza.

En Azul, el oficialismo tuvo una de las pocas victorias. Por caso, el intendente Hernán Bertellys se impuso en la interna contra Omar Duclós, y Juntos por el Cambio cosechó 55,87 puntos a nivel local. Claro, a la hora de debatir por el sillón de Dardo Rocha, la gobernadora María Eugenia Vidal fue víctima de las tijeras y llegó a 44,81 por ciento.

En una de las comunas claves para el oficialismo en los comicios de 2015 y 2017, Bahía Blanca, la histórica diferencia con el peronismo quedó en un leve recuerdo. Es que, el intendente macrista Héctor Gay pelea cabeza a cabeza con el kirchnerista Federico Susbielles. El alcalde llega a 39,52 por ciento y el actual senador bonaerense a 37,08 por ciento. En la comuna más grande de la Sexta sección de hubo corte de boleta en contra del alcalde. Es que, Vidal llegó a 45,47 por ciento y Kicillof a 34,01 por ciento.

En General Pueyrredon (Mar del Plata – Batán), con dos candidatos (Guillermo Montenegro y Vilma Baragiola) la interna de Juntos por el Cambio resultó la más votada con 35,03 por ciento. Sin embargo, la candidata con mayor acompañamiento fue la kirchnerista Fernanda Raverta, con más de cien mil votos y 27,63 por ciento. En la órbita bonaerense, Vidal sumó 40,48 por ciento y apenas superó a Kicillof (39 por ciento) por cinco mil votos.

En Junín, la comuna que corta el bacalao en la Cuarta Sección electoral, el peronismo unido se consolidó como la fuerza más votada gracias a dos candidatos (Mario Meoni y Victoria Muffarotto) que sumaron 48,63 por ciento contra 37,66 por ciento del macrista Pablo Petrecca. En tanto, Vidal también cayó derrotada ante Kicillof y 42,96 por ciento contra 40,48 por ciento.

Por su parte, la capital bonaerense se convirtió en un dolor de cabeza para Vidal y compañía. El intendente Julio Garro sumó 35,34 por ciento y los cinco candidatos de Todos, con Florencia Saintout a la cabeza, se ubicaron en 45,25 por ciento. En tanto, Axel Kicillof llegó a 44,13 por ciento y Vidal a 37,50 por ciento.

La historia en la disputa de Olavarría quedó en una victoria para el oficialismo, pero con un margen más que acotado y sin posibilidad de hacer la plancha en octubre. El intendente Ezequiel Galli llegó a 36,35 por ciento contra 32,69 de Federico Aguilera. Mientras que en el mano a mano por la gobernación el margen es mucho menor y Vidal sumó 39,33 por ciento y Kicillof a 38,11 por ciento.

En la Segunda Sección, Pergamino se convirtió en uno de los pocos distritos que el Gobierno puede respirar con tranquilidad gracias a los diez puntos de ventaja sobre Todos. El intendente Javier Martínez llegó a 43,50 por ciento y los cuatro peronistas de la interna a 34,92. En la disputa bonaerense, Vidal 45,70 por ciento y Kicillof 36,30 por ciento.

Asimismo, en Tandil, el jefe comunal Miguel Lunghi ganó con comodidad la interna y Juntos por el Cambio se instaló en 52,43 por ciento sobre los 35,53 por ciento del candidato de Todos, Rogelio Iparaguirre. Las tijeras estuvieron más afiladas que nunca y Vidal cayó casi diez puntos respecto al alcalde radical, 44,93 por ciento. Allí, Kicillof llegó a 37,40.

COMENTARIOS
  • Genéricos
OTRAS NOTICIAS
Logo
s