Apps
Domingo, 26 mayo 2024
Argentina
Política Provincial
1 de marzo de 2024
VIENTOS DE CAMBIO

Con la lucha de titanes en veremos, el suelo del PRO bonaerense comenzó a trepidar

A la espera del resultado de la disputa entre Mauricio Macri y Patricia Bullrich por el control y el rumbo partidario, los amarillos ya avizoran un escenario de replanteos a nivel provincial. Varios jugadores, acuerdos sobre la mesa y reconfiguración de liderazgos.

Con la lucha de titanes en veremos, el suelo del PRO bonaerense comenzó a trepidarCon la lucha de titanes en veremos, el suelo del PRO bonaerense comenzó a trepidarCon la lucha de titanes en veremos, el suelo del PRO bonaerense comenzó a trepidarCon la lucha de titanes en veremos, el suelo del PRO bonaerense comenzó a trepidarCon la lucha de titanes en veremos, el suelo del PRO bonaerense comenzó a trepidar
Compartir

Pocos son los dirigentes del PRO que dudan en acompañar el proceso de cambio que encarna, sin dudas, el presidente Javier Milei, aunque haya diferencias en torno al lugar desde donde hacerlo.

Reside allí, entre otros matices, la aparente puja que mantienen el expresidente Mauricio Macri y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, una disputa que encierra objetivos diferentes a los que se mencionan cada día.

“No es por la presidencia del PRO, porque está claro que Patricia no puede serlo al ser funcionaria del Gobierno nacional. Es, más bien, por el liderazgo del partido y por definir qué rol juega cada uno en la reconfiguración del espacio que ya está en marcha. En el caso de Patricia, se dice que busca ser jefa de gabinete y, tal vez, eso la catapulte como posible aspirante a 2027 por una nueva fuerza que conjugue a libertarios y sectores del PRO”, aseguró a La Tecla.info un dirigente de peso en la estructura amarilla.



Con la excandidata presidencial de Juntos fuera de carrera, son escasas las voces en condiciones de objetar la necesidad de que Macri retome las riendas, ahora con la conducción partidaria bajo el brazo. 

Ni siquiera el larretismo parece dispuesto a disputar al “viejo líder” su supremacía, y no vería con malos ojos una lista de unidad. Por ahora, las balas de la tropa de Horacio Rodríguez Larreta se dirigen hacia la ministra, reavivada ahora por el conflicto entre la Nación y la provincia de Chubut, generando apoyos y algunas críticas veladas hacia la jugada del joven mandatario Ignacio Torres.
Mientras se define la ubicación del partido en el tablero político, nadie saca los pies del plato y repiten como un mantra lo de “apoyar el cambio” que encarnan los libertarios. Incluso, el diputado nacional Martín Yeza, vinculado a Cristian Ritondo, recordó su desazón cuando se enteró que, de cara a las elecciones de 2023, la alianza opositora perdía por el camino lo del cambio y pasaría a llamarse solo Juntos.

El exministro de Seguridad de María Eugenia Vidal aparece hoy como postulante a presidir la Cámara baja en un eventual apoyo institucional al Ejecutivo, además de ser una “fija” para entrar en la rosca por la distribución de poder en la provincia de Buenos Aires, mencionándoselo como posible reemplazo de Daniela Reich al frente del PRO bonaerense, cargo que hoy ostenta la senadora provincial y esposa del intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela.

Tal vez, algunos de los interrogantes que sobrevuelan el “mundo amarillo” provincial comiencen a esfumarse cuando la pulseada nacional quede encarrilada, dando paso a una reconfiguración en la provincia de Buenos Aires.


Daniela Reich, senadora provincial y titular del PRO bonaerense.


Algunos dirigentes bonaerenses dejan trascender que hacia mediados de este año podría comenzar el replanteo de liderazgos, sin descartar que haya temblores adicionales. “Si se cuestiona la presidencia del partido, también podríamos replantearnos otros cargos. Hacer una renovación de todo”, expresó un referente provincial, recordando que el otro órgano de conducción, la Asamblea, es conducido por Néstor Grindetti.

Ambas conducciones podrían quedar bajo serios cuestionamientos luego de la derrota electoral de 2023, lo que impulsó a muchos a avanzar en una rediscusión de los liderazgos, con el dilema libertario como pieza relevante.

Como en el Hamlet de Shakespeare, para el sello creado por Mauricio Macri, entre otros, la cuestión es “ser o no ser”, dar un salto hacia adelante manteniendo su denominación o lanzarse a la aventura de conformar otro espacio junto a los libertarios.

No pareciera haber demasiado consenso en dejar enterrado al PRO, señalan desde varios sectores, aunque sí iniciar un proceso de análisis para decidir si seguir abrazados a sus viejos socios, la UCR y la Coalición Cívica, con quienes comparten cada vez menos posiciones políticas e ideológicas.

Hasta el momento, los tres espacios comparten un débil acuerdo en la Legislatura, que les ha permitido, por ejemplo, arrancarle al gobernador Axel Kicillof un fondo de $ 116.000 millones para los municipios, a cambio de aprobarle el Endeudamiento y la Ley Fiscal Impositiva.


Agustín Forchieri, espada santillista en la Legislatura.


Lo hacen como una especie de interbloque, funcionando así de hecho ya que no existe ese formato en el parlamento provincial. En él conviven los amarillos, encabezados por el santillista Agustín Forchieri, con los radicales de Maximiliano Abad (su presidente es el marplatense Diego Garciarena) y los “lilitos”, con Maricel Etchecoin a la cabeza.

También en los territorios algo comenzó a moverse, con frecuentes encuentros virtuales entre los intendentes amarillos, casi una veintena de ellos que repasan cada tanto la situación nacional, provincial y local.

“Los radicales han hecho algunos foros presenciales, pero ellos la tienen más fácil porque casi todos manejan distritos en el interior. Para nosotros es más complicado hacerlo personalmente, porque algunos están en el Conurbano y otros en Pergamino, Junín y otras zonas de la Provincia”, explicó un alcalde amarillo.

La tropa intendentista también sufre hoy de la falta de un liderazgo claro, sin siquiera contar con un presidente del Foro de jefes comunales (el rauchense Maximiliano Suescun lidera el de los boina blanca) desde hace ya un tiempo.

Sin querer apurar los tiempos (“ahora hay que pensar en los problemas de la gente, no en las internas de los partidos”, es el leit motiv), los alcaldes del PRO ya miran de reojo el nuevo escenario que se abre a nivel bonaerense.

Mientras orejean y analizan el juego, avizoran que no será un lecho de rosas el desembarco de Ritondo como mandamás del partido a nivel provincial, a menos que baje la directiva de cerrar filas y acordar la unidad aunque duela.


Soledad Martínez, intendenta de Vicente López y alfil de Jorge Macri.

No sería extraño que el propio Valenzuela levante la mano y aspire a conducir, avalado por su ratificación electoral en el corazón del voto peronista, el Conurbano. Lo mismo podría suceder con Soledad Martínez, de Vicente López, o el juninense Pablo Petrecca, que revalidó títulos en la Cuarta Sección, ambos bajo el ala del jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri.

Otro que busca su espacio en el nido amarillo es el marplatense Guillermo Montenegro, quien jugó libre durante este tiempo, aunque algunos lo observan con cierta cercanía al primo del expresidente.

“Tampoco descarten al Colo (Diego Santilli) en el escenario que viene”, dijeron a este medio, dejando trascender que el diputado nacional y exprecandidato a Gobernador provincial volvió a “patear” el territorio para recomponer y afianzar lazos con sus referentes locales.
 

OTRAS NOTAS

ECONOMIA

Pese al gran margen de caída, las exportaciones pyme crecieron 2%

Según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, las exportaciones alcanzaron los u$s2.157 millones. 9 de los 16 rubros analizados presentaron caídas.

Copyright 2024
La Tecla
Todos los derechos reservados
Serga.NET