Apps
Lunes, 22 julio 2024
Argentina
14 de febrero de 2024
NOTA DE TAPA

Crisis y gestión: los intendentes que sí la ven

Con el filo de la motosierra, Mayra Mendoza, Ramón Lanús, Federico Achával, Esteban Reino, Gustavo Menéndez, Lucas Ghi y Rodrigo Aristimuño aportan su mirada sobre el día a día. Recomendaciones, críticas y soluciones en medio de una coyuntura adversa

Crisis y gestión: los intendentes que sí la ven
Compartir

Por Juan Carvajal y Laura Funes

“No la ven” se transformó en una de las frases emblemáticas del presidente Javier Milei al momento de expresarse contra sus adversarios políticos. En un contexto político y económico adverso, los intendentes se paran del otro lado del mostrador para hacer sus planteos a la gestión nacional y a la provincial. Críticas a la Rosada y elogios a la administración bonaerense (o moderación de los opositores) son el denominador común de los alcaldes, que analizan minuciosamente la actual coyuntura, además de marcar cuál es la solución desde sus respectivos lugares.

Desde el último 10 de diciembre se puso un freno en la forma de hacer política. El ajuste propuesto por la nueva gestión nacional se hizo sentir en todas las áreas. Obras de infraestructura, viviendas, salud, seguridad, subsidios, educación y contención social
son algunas donde la motosierra pasó su filo y tuvo, inevitablemente, sus consecuencias en las políticas provinciales y, principalmente, en las locales, donde tienen que poner la cara frente a los duros cuestionamientos de sus vecinos, además de sobrellevar el día a día con los recursos cada vez más limitados.

Con particularidades diferentes, los intendentes del interior, como también los del Conurbano bonaerense, coincidieron en el diagnóstico crítico, y en este contexto dejaron expuestas las dificultades en cada una de las áreas mencionadas, más allá de la sintonía política con los gobiernos nacional y provincial.

Las obras de infraestructura y los altos costos de los insumos médicos son parte de las cuestiones que más dificultades marcaron.

Con esta complejidad, todos coincidieron en mantenerse cerca de los vecinos y escuchar sus reclamos, además de establecer prioridades con las limitaciones propias de los recortes presupuestarios.

De esta manera, cuidar los recursos y distribuirlos con eficacia son las metas de los alcaldes. En este sentido, el diálogo con las autoridades provinciales es fluido, y los principales funcionarios garantizaron a los intendentes de Juntos por el Cambio la continuidad de obras que implican fondos de las arcas bonaerenses, no así las nacionales, por los tironeos entre ambas administraciones. Sin embargo, la molestia es notoria ante el posicionamiento político de los radicales y los del PRO respecto a las medidas impulsadas por el Ejecutivo
nacional.

Los jefes comunales no son ajenos a la rosca y movimientos de la política. Tras conocerse que el Presidente Milei evalúa darle más lugar al PRO en el Gobierno sentaron su postura.
Al respecto, el merlense Gustavo Menéndez (UxP) afirmó: “Que se responsabilicen después también de la catástrofe, si ellos también ayudaron a que ganen, pero en el medio sufre la gente”. Por su parte, el alcalde de San Isidro, Ramón Lanús, dijo: “Los que fueron parte del problema no van a ser parte de la solución. Y bueno, en ese sentido, yo creo que el PRO tiene muy buenos cuadros técnicos”.

Con las dificultades propias, cómo la ven los intendentes. Cuál es su diagnóstico y qué
recomendaciones hacen a sus pares para surfear el filo de la motosierra y apaciguar las demandas en sus respectivas localidades.


MAYRA MENDOZA (QUILMES - UXP)
“Tenemos que caminar con el pueblo y poder representar ese sentir” 


-¿Qué análisis hace de la actual coyuntura política y económica?
-El escenario político se evalúa en función de cómo está la gente. Como, obviamente, representante del pueblo de Quilmes, lo que veo es que la familia vive cada día peor, con más angustia, con más preocupación día a día; desde la devaluación de diciembre con la pulverización del salario, con la inflación del 30 % más o menos sostenida mes a mes, ahí ya se ve una degradación en la calidad de vida de la gente, y como municipio lo notamos en el incremento de familias que se inscriben para pedir comida en Desarrollo Social. Lo que veo es una degradación día a día de la vida de nuestros habitantes. Nosotros, como intendentes, buscamos la manera de contener e intentamos sostener las gestiones, que es todo un trabajo.

-¿Cuál es el plan B del Municipio frente a la ausencia del Estado nacional?
-Creo que, más allá de nuestra responsabilidad como dirigentes políticos, la sociedad, la ciudadanía en su conjunto, tiene que reflexionar sobre esta situación y remitirnos a algún otro momento de la historia argentina que ya lo hemos pasado y hemos salido. Yo creo que cuando uno gobierna tiene que estar pensando cómo generar mejores condiciones para el desarrollo de su comunidad, y esas posibilidades tienen que ver en principio con el cuidado, con sostener lo que está bien, con ir transformando lo que está mal e ir mejorando en todos los aspectos la posibilidad de garantizar derechos desde el Estado. Esa concepción es la que nosotros tenemos, yo como kirchnerista, como peronista; es la que hemos demostrado en los años de gobierno.

-¿En qué áreas se ha dificultado más atender o en cuál se ha recortado o se ha desatendido para darle prioridad a otra?
-Yo tenía pensado construir, bueno, desde un hospital con ayuda de la Nación y Provincia, y
otras obras que son importantes, necesarias, pero que en este contexto, para mí son imposibles. La verdad, entre, lamentablemente, asfaltar nuevas cuadras o hacer bacheo, que es algo que todo el tiempo se necesita en el municipio, y garantizar en algunos casos los alimentos de la población, y voy a tener que hacer eso.

-En su experiencia, ¿qué recomendación o qué aporte les daría a otros intendentes de priorizar y qué atender en esta coyuntura?
-Que estemos más que nunca al lado de la gente. Un intendente siempre tiene este rol. Quienes somos intendentes disfrutamos de todo lo que sucede en nuestra comunidad, los problemas y el camino a solucionarlos. Es muy gratificante cuando logramos construir
una nueva escuela, un jardín e inaugurar un nuevo asfalto, una red de agua, una cloaca; esas cosas que van acercando y que la gente tenga mejores posibilidades.

RAMON LANUS (SAN ISIDRO - PRO)
“Nuestra responsabilidad es tratar de ser austeros y cuidar el mango”


-¿Cuál es el aporte que pueden hacer teniendo en cuenta su trabajo cotidiano y el contexto que estamos atravesando?
-Creo que nuestra primera responsabilidad es tratar de ser austeros, cuidar el mango y
tratar de darles a los vecinos de cada uno de nuestros municipios los mejores servicios, al mejor precio, a mejor costo; y para eso tenemos que ser muy cuidadosos con la plata del vecino, y no se les puede pedir a ellos, que ya están haciendo un ajuste. La segunda tiene que ver con acompañar todo el trabajo social que hace cada uno de los municipios para
las personas que realmente la están pasando mal y que están en situación de pobreza, que
puedan tener la mano del gobierno municipal para lo que se pueda acompañar en ese momento y que sea lo menos traumático para esas familias.

-¿Y cómo están trabajando esta cuestión social, estas demandas?
-Se han incrementado. Nosotros estamos recién ahora haciéndonos cargo del Municipio, después de un gobierno que estuvo bastante tiempo, así que no puedo hacer una comparación muy categórica respecto al año pasado, pero sí vemos mayor demanda social, y estamos trabajando para tratar de cubrirla todo lo que podamos con el gobierno local.

-¿Cómo están llevando adelante las gestiones desde la Comuna ante el corte de las obras
públicas nacionales? ¿Cuál es el plan B del Municipio?

-No tenemos muchas obras nacionales. Hay una que estaba casi terminándose, que es un desagüe pluvial, y después hay tres o cuatro, que estaban un poquito más atrasadas, en
barrios vulnerables; y esas obras, sin el financiamiento de Nación no las vamos a poder hacer.

-¿Y el tema sanitario?
-Hay más demanda del sistema de salud pública, que es fruto también de la crisis económica que sufren todos los sanisidrenses y todos los argentinos. Incluso más de la que había hace un año o un par de años.

-¿Y eso ustedes lo están sosteniendo de alguna forma?
-Tenemos los hospitales públicos municipales que están dando las mismas prestaciones que dan a todos los vecinos, también a los que antes tenían un sistema de obra social o de prepaga y que hoy caen al sistema de salud público.

GUSTAVO MENENDEZ (MERLO - UXP)
“Los municipios ya no son más alumbrado, barrido y limpieza”


-¿Cómo ve al país?
-Veo un país que ha profundizado todos sus males. Desde el 10 de diciembre a la fecha no encuentro un solo índice que haya mejorado. No solamente por lo que sucede en materia económica, en materia social, en materia de cuidado, sino también porque hay una degradación del trato y de las formas políticas. Todo se ha vuelto más rudimentario. Nos están haciendo creer que los acuerdos están mal, que las fuerzas políticas se sienten a conversar para encontrar un punto intermedio entre las miradas de todos está mal.
Esto le hace muy mal a la política en general y, también, a la gestión de este nuevo Gobierno nacional: los amigos de hoy son los traidores de mañana. Esta gestión asumió con una gran expectativa y esperanza, pero la falta de pericia, la falta de tacto, la falta de interlocutores
hace que, rápidamente, todo ese poder que implica la esperanza se vaya deteriorando muy rápidamente.

-En este contexto, ¿qué aporte pueden hacer ustedes como intendentes para paliar un poco la situación?
-Las grandes herramientas para transformar la realidad general de los argentinos están en manos del Poder Ejecutivo Nacional, y la verdad es que esas herramientas no están siendo utilizadas en beneficio de los argentinos. Entonces nos queda estar muy cerca de nuestra población, que está sufriendo. Los municipios ya no son más alumbrado, barrido y limpieza; los municipios tenemos participación en la salud, aunque no es nuestra responsabilidad; tenemos participación e inversión en la seguridad, aunque no es nuestra responsabilidad.
A través del deporte intentamos alejar a los jóvenes de los centros de atracción negativa, como pueden ser el alcohol y la droga. Ese será el costo con estas políticas.

-¿Cuál es la respuesta local a la creciente demanda social?
-Hay muchísima gente pidiendo alimentos. Subió un 19 % la asistencia alimentaria. Entonces, con esta situación va a terminar siendo muy similar a la demanda que hubo en pandemia. Estamos proponiendo volver al esquema de ollas populares, porque los alimentos procesados rinden más que los alimentos crudos. Pero eso requiere también de una ingeniería superior, y ahí es donde se transforman en importantes todas las organizaciones de base. Estamos planteando arrancar con 450 ollas populares, pero rápidamente vamos a
llegar a las 1.000 si esto sigue así.

FEDERICO ACHAVAL (PILAR - UXP)
“Tenemos la necesidad de una presencia permanente”


-¿Cuál es el aporte que pueden hacer los intendentes, teniendo en cuenta su trabajo cotidiano en el contexto que estamos atravesando?
-En principio, lo que vemos es un aceleramiento de la descomposición social producto de las medidas y las decisiones que está tomando este Gobierno, que, lejos de resolver la situación económica y social para la cual el pueblo lo votó, tomó decisiones que han acelerado y complejizado esa situación. Frente a ese panorama, lo que vemos, fundamentalmente, es un Estado nacional que mira para otro lado y que, lejos de representar al pueblo, justamente
toma medidas que les están complicando la vida diaria a muchos argentinos. También vemos a un gobierno de la provincia de Buenos Aires que busca organizarse, en la representación de los distintos sectores que se van viendo afectados por las medidas de este Gobierno. Además, la decisión del gobernador Axel Kicillof de llevar adelante las distintas multisectoriales que después se replicaron en los distintos territorios, dando la discusión frente a las políticas públicas que plantea la gestión de La Libertad Avanza. Mientras tanto nosotros, en los municipios tenemos como primera ventanilla del Estado la necesidad de una presencia permanente y tratar de resolver los problemas de la dinámica diaria de la gente, y, fundamentalmente, llevar adelante políticas públicas de acompañamiento, que hoy son las que vemos como prioridad.

-Frente a este escenario, ¿cuál es su recomendación, teniendo en cuenta su experiencia en la gestión, a los demás jefes comunales?
-No podemos dejar de ser lo que somos. Nosotros somos un proyecto político que tiene una mirada social, que entiende las características de nuestras comunidades, que cree en la presencia del Estado para resolver inequidades, que tiene una mirada humana de la realidad, y, fundamentalmente, no podemos caer en el facilismo de entender o de creer que el Estado tiene que retirarse donde es necesario garantizar derechos. Frente a eso creemos que hay
cosas para mejorar, que hay cosas que corregir, que los tiempos son dinámicos y que la comunidad va planteando distintas necesidades. Pero hay que mantenerse firmes y vinculados con nuestras convicciones, porque también nos han elegido nuestros pueblos y nuestras localidades para eso; y entiendo que, además, no hay que hacerlo de manera aislada, sino que hay que hacerlo vinculándonos entre los municipios, en coordinación con la provincia de Buenos Aires, regionalmente, para poder mirar para adelante entre todos y
todas y salir de esta situación que está viviendo nuestro pueblo; pero fundamentalmente
siendo coherentes con lo que decimos y lo que hacemos todos los días en el territorio.

RODRIGO ARISTIMUÑO (CORONEL ROSALES - UXP)
“Hay que sostener el pago de salarios”


-¿Cómo se encuentran trabajando en el Municipio para hacer frente a la actual crisis?
-Estamos trabajando mancomunadamente con la Provincia, que se ha comprometido a la
continuidad de la obra pública, en el marco de un Gobierno nacional que anuncia su eliminación. Por eso valoramos la decisión del Gobernador de poder seguir con una política que motoriza la economía, como las obras, sobre todo en un distrito como el nuestro, que es Estadodependiente. También estamos sufriendo las consecuencias de eliminar los subsidios al transporte, pero en marzo-abril vamos a ver si seguimos teniendo transporte público.

-¿Cómo están haciendo para tapar esos baches?
-Gracias a la Provincia, recibimos un anticipo de coparticipación y pudimos resolver la pauta salarial del 2023. Les explicamos a los trabajadores municipales que en la Argentina, a partir del 10 de diciembre, tuvimos que aumentar un 160 % las tasas, con un ajuste bimestral, en función de un índice que es regional. Pero estamos sufriendo, porque somos un municipio que depende mucho de la coparticipación. En un 75 %, nuestros ingresos dependen del envío de fondos.

-¿Qué es lo que ustedes pueden aportar en esta coyuntura?
-Creo que lo primero, y se lo dijimos en una reunión que tuvimos con el Gobernador,
es defender lo que votaron los bonaerenses. Además de sostener, en el caso nuestro, el pago de salarios de los trabajadores, como así también la prestación de los servicios básicos.

ESTEBAN REINO (BALCARCE - UCR)
“En mi municipio somos ordenados”


-¿Cómo ve la situación actual de la Provincia y el país?
-Estamos viviendo una de las crisis más profundas que ha tenido la Argentina. Todos somos conscientes de que hay que parar la inflación, que la manera es gastando lo que tenemos y no gastando de más; pero también es cierto que cuando venimos de una inercia inflacionaria como la que tenemos, con salarios atrasados y a la baja, y con problemas sociales y económicos muy profundos, querer hacer en 30 días lo que no se hizo en 20 años es muy
riesgoso. No creo que tenga buenos resultados. Nadie discute que hay que hacer ciertas cosas para bajar el nivel de subsidio, pero de ahí a querer corregirlo en un minuto me parece que es una barbaridad.

-¿Qué se puede hacer desde el Municipio?
-Somos ordenados, no gastamos más de lo que tenemos. El que gasta más de lo que tiene
no puede pagar salarios. Me tocó asumir en un período de crisis total del Municipio, con un mes y aguinaldo sin pagar. Hice lo que dice él (por Javier Milei): ando en mi auto, tengo mi celular, no tengo viáticos. Cuando viajo solo me pagan el hotel si me quedo a dormir, la nafta, el peaje y el estacionamiento; punto. Para mí no es nuevo. ¿Pero eso mueve el amperímetro en el gasto, como quiere hacer creer el Presidente? No, es insignificante, pero es un gesto.

-Frente a este recorte de la obra pública, ¿qué plan B se puede llevar adelante?
-Para nosotros es muy difícil. Tenemos una buena Dirección de Registración Dominial, que hemos hecho muchos loteos con servicios y le quedan al Municipio, y ahí podemos seguir haciendo una obra importante que tenemos en el hospital, que no la pienso parar. Después tenemos una obra muy importante que solamente se puede hacer con capitales de la Provincia, que siguen llegando, que es el autódromo.

-¿Cuál es el aporte local para sostener las demandas sociales?
-Notamos, en principio, que ha bajado el consumo, cerca de un 40 %. Muchísimo. El tema es que también entramos en una escala inflacionaria que tenemos en las tasas. Tratamos de no subirlas en 200 %, pero progresivamente van a llegar. Hacemos un fino equilibrio. Nos
hemos transformado en equilibristas para pagar sueldos y ver qué poquita cosa podemos
hacer.


LUCAS GHI (MORON - UXP)
“Nuestro aporte es cumplir con los compromisos”


-¿ Cómo están trabajando desde la Municipalidad para sostener lo que se recorta de más arriba?
-Estoy trabajando apostando a sostener y terminar todas las obras que están en marcha. Venimos teniendo diálogos con el Gobierno provincial y con autoridades nacionales para,
finalmente, tener algún nivel de certeza y previsibilidad en relación al rumbo de las obras en curso.

-¿Cuál sería el plan B para resolver la quita de obras públicas nacionales?
-Consideramos un paso atrás eliminar la obra pública, por lo que impacta en las comunidades, por lo que significa a la hora de dinamizar el mercado interno, por la generación de puestos de trabajo. No obstante, si efectivamente eso se concreta, seguiremos trabajando con recursos propios, articulando con la Provincia y apostando también a canalizar parte de la inversión privada que redunda en el desarrollo de nuestra comunidad.

-En lo sanitario, ¿por dónde debería encarar el Gobierno la continuidad de las prestaciones?
-Seguimos trabajando en relación a las prestaciones con el conjunto de las organizaciones sociales, religiosas, sindicales; todas aquellas que tienen una mirada sensible y solidaria con
relación al territorio y articulando muy decididamente con el Gobierno de Axel Kicillof, quien no está dispuesto a resignar su programa de gobierno, sobre todo en lo que hace a la justicia social. Hay que profundizar todo lo que tiene que ver con la prevención y la promoción de la salud. Establecer controles, una mirada atenta desde la infraestructura sanitaria; la provisión de agua, cloacas, una alimentación saludable, un ambiente en condiciones hacia la salud. Y después, en todo caso, con las enfermedades, fortalecer el equipamiento, la tecnología, para que la detección precoz de esas enfermedades pueda ser resuelta con las prestaciones más eficientes. Siempre articulamos de ese modo entre los tres niveles de la administración pública. Veremos ahora si podemos sostener esa modalidad de trabajo.

-¿Cuál es el aporte que haría a las actuales crisis nacional y provincial?
-Nuestro principal aporte es cumplir con los compromisos que asumimos con los vecinos
y vecinas de Morón. Ese es un mandato al que nosotros tenemos que ceñirnos rigurosamente, y es lo que estamos haciendo desde el mismo 10 de diciembre, que nos tocó relanzar este proceso


OTRAS NOTAS

MIRADAS ENFRENTADAS

Pese al traspié con Francia, Villarruel supera en aceptación a los hermanos Milei

Una nueva medición de Zuban Córdoba arrojó datos que prometen tensionar aún más la relación entre Javier y Karina Milei con Victoria Villarruel. Además, un 70% cree que la pobreza está aumentando.

Copyright 2024
La Tecla
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET